River igualó sin goles ayer ante Racing, en el duelo de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores. El conjunto de Marcelo Gallardo jugó con un hombre menos todo el segundo tiempo por la expulsión de Leonardo Ponzio, quien vio la roja en la última jugada de la primera parte.

Fue Javier Pinola, el marcador central del millonario, el sostén de un equipo que dedicó todo el segundo tiempo a defenderse. Apostó a golpear de contra, sin embargo la soledad de Lucas Pratto en ataque reflejó la impotencia del millonario.

No fue sólo Pinola una pieza fundamental. Franco Armani volvió a ser un jugador clave para el conjunto de Núñez. Con apariciones claves y grandes atajadas -sobre todo la del segundo tiempo al cabezazo de Cristaldo- el uno de River se volvió a vestir de héroe.

En el podio del equipo millonario, el último es Exequiel Palacios. El volante juvenil fue de mayor a menor. Con mucha participación en los primeros minutos del partido, su trabajo se fue desdibujando para el final de la primera parte. Sin embargo en el segundo tiempo, con el equipo en plena defensa, marcó y corrió mucho.

Fuente de la noticia

Comentarios