Deportes

Fórmula 1. Todo a Charles Leclerc: el “Niño de los milagros” y la fuerte interna dentro de Ferrari

Trofeo en la mano y gesto esperanzador, el mensaje de Charles Lecler después de lograr el segundo puesto en el Gran Premio de Austria; el talento del monegasco disimuló las falencias de Ferrari en la apertura del calendario Fuente: Reuters – Crédito: Mark Thompson

Alberto Cantore Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 7 de julio de 2020 • 08:00

La escudería más emblemática de la Fórmula 1 , la misma que exhibe con orgullo 992 Grandes Premios y 16 títulos de Constructores, se aferra al talento de un piloto de 22 años para disimular sus desaciertos. Ferrari quedó atada a la pericia y a la suerte de Charles Leclerc en el Gran Premio de Austria, apertura de la temporada 2020. El monegasco exprimió su manejo para firmar un segundo puesto que en condiciones normales se ofrecería como un resultado alentador, aunque la realidad señala que se trata de un espejismo.

Fórmula 1: el finlandés Valtteri Bottas ganó el Gran Premio de Austria y Lewis Hamilton quedó fuera del podio

La presentación de la Scuderia en el Red Bull Ring demostró falencias de potencia del motor , una histórica virtud con la que el Cavallino Rampante atemorizaba rivales en los años dorados; la SF1000 ofrece un paquete aerodinámico menos eficiente que el modelo anterior , y una llamativa ausencia de liderazgo con las declaraciones del incómodo Sebastian Vettel y un desbordado jefe de equipo, Mattia Binotto. Solo Leclerc rindió en la pista, sin vacilar para tomar máximo rédito de las oportunidades que depararon las 71 vueltas; también bajó un mensaje para que la escuadra evite nuevas implosiones y descubra el rumbo. Desde el viernes, en el mismo escenario de Spielberg, Ferrari presentará un paquete de actualizaciones para el GP de Estiria. La segunda parada del calendario se convertirá en un doble desafío entre resultados y competitividad.

El Niño de los Milagros lo llamó la prensa italiana a Leclerc y no le faltaron razones. La clasificación no alimentaba demasiadas esperanzas para la casa de Maranello. El monegasco partió desde el 7mo. lugar de la grilla, se defendió con inteligencia y en el desenlace de la carrera practicó movimientos de adelantamiento sobre Lando Norris (McLaren) y Sergio Checo Pérez (Racing Point) para aparecer, tras la penalización de Lewis Hamilton, por detrás del finés Valtteri Bottas (Mercedes) en el clasificador. Una posición insospechada: el desarrollo y los tiempos ubicaban a los pilotos de Ferrari distantes del ritmo que marcaban Mercedes y Red Bull Racing. "Está claro que no estamos donde queríamos, creo que va a ser un año muy exigente para nosotros: definitivamente, no será nada fácil. Estoy 99% seguro que vamos a sufrir más que el año pasado", aventuró el jueves pasado, con los autos sin rodar.

Charles Leclerc sacó rédito de los abandonos y penalizaciones para firmar un insospechado segundo puesto en Austria; el modelo SF1000 ofreció pocas esperanzas para batallar contra Mercedes y Red Bull Racing, las escuderías que marcaron el rumbo
Charles Leclerc sacó rédito de los abandonos y penalizaciones para firmar un insospechado segundo puesto en Austria; el modelo SF1000 ofreció pocas esperanzas para batallar contra Mercedes y Red Bull Racing, las escuderías que marcaron el rumbo Fuente: Reuters – Crédito: Darko Bandic

Los pronósticos de Leclerc no mentían ni escondían sorpresas y no dudó en ratificar sus pensamientos. "Está genial empezar la temporada con un podio, pero no podemos ignorar que nos falta rendimiento. Este fin de semana tuvimos suerte, pero de esta manera no esperamos pelear por victorias. Seguiré motivado, porque ese es el espíritu que debemos tener para mejorar como equipo: precisamos tiempo y tener una mentalidad fuerte. El camino es largo y todo es posible", analizó el monegasco, que el sábado a punto estuvo de quedar eliminado en la Q2, situación que vivió Vettel.

Los mensajes de Vettel

La media sonrisa del joven maravilla, con el que los tifosi aspiran a recuperar el cetro, ese que un piloto de Ferrari disfrutó por última vez en 2008, con Kimi Räikkönen, cambia a rostro agrio cuando entra en escena Vettel. El alemán no disimula el fastidio por no continuar en la Scuderia en 2021 y desde que arribó a Spielberg no reparó en hacerlo notar. "Fue una sorpresa para mí cuando recibí la llamada de Mattia [Binotto] y me dijo que el equipo no tenía la intención de que yo siguiera. Nunca tuvimos conversaciones, nunca hubo una oferta sobre la mesa y, por lo tanto, no hubo ningún problema", estableció en la rueda de prensa el tetracampeón con RBR y que el viernes último cumplió 33 años. Esas coronas le abrieron las puertas en Ferrari, aunque jamás tuvo los mejores argumentos ni brilló su destreza como para repetir un título: "Creo que nunca pudimos armar el paquete lo suficientemente bueno para pelear por el campeonato. No fuimos lo suficientemente rápidos, nuestro auto no fue lo suficientemente bueno y, como equipo, no fuimos tan fuertes como Mercedes", relató el germano, que no tiene butaca para 2021.

Sebastian Vettel se enseñó incómodo desde que se instaló en el Red Bull Ring: reprobó la falta de una oferta para renovar el contrato, en la clasificación no superó el segundo corte y en la carrera hizo un trompo e ironizó con el desequilibrio que presentó el auto
Sebastian Vettel se enseñó incómodo desde que se instaló en el Red Bull Ring: reprobó la falta de una oferta para renovar el contrato, en la clasificación no superó el segundo corte y en la carrera hizo un trompo e ironizó con el desequilibrio que presentó el auto Fuente: Reuters – Crédito: Leonhard Foeger

Su última temporada en la Scuderia tuvo un inicio de espanto, desde la qualy a la carrera: largó 11mo. y solo un auto -el Williams del debutante Nicholás Latifi- arribó por detrás entre los 11 que completaron los 71 giros. Y a punto estuvo de protagonizar un accidente que hubiera encendido el paddock, cuando en la vuelta 31 y después de que Leclerc superara a Carlos Sainz -el español que tomará la butaca de Vettel el año próximo en Ferrari- hizo un trompo, una maniobra con la que hasta pudo perjudicar a su compañero de garaje. "Estoy contento de haber hecho un solo trompo", declaró con ironía, para establecer los déficits del auto. "Una carrera decepcionante, aunque sabía que sería así antes de empezar. Me costaba mantener el auto en la pista, era muy difícil de manejar: sin estabilidad en los frenajes , en particular perdía la parte trasera. No parecía el mismo auto que tuvimos el viernes".

La sentencia de Vettel apuró un mensaje de Binotto, que aceptó a medias las críticas y no reparó en recriminarle un compromiso escaso. "El trompo y el toque no fueron una gran acción de su parte y creo que es consciente de eso. Es una pena, porque podríamos haber sumado puntos importantes, en particular porque nuestros rivales directos no sumaron demasiados. No estaba cómodo con la configuración del auto y cuando maneja en esas condiciones no está dando lo mejor", aseveró el jefe de Ferrari a Sky.

Las falencias de la SF1000

El repaso deja vacío al modelo SF1000. Las pocas ilusiones que estableció Ferrari en los ensayos de febrero, antes de la pandemia mundial de Covid-19, se confirmaron en Austria, donde el paquete aerodinámico, el motor y la falta de balance desnudaron la pobreza de un auto inferior al del año pasado y del que solo se destacó la fiabilidad para arribar a la meta. En la Q3, la clasificación que determina la grilla para los diez mejores, Leclerc fue 9 décimas más lento respecto a la pole que marcó en el Red Bull Ring en 2019; una pérdida de 6km/h en speed trap. Binotto intentó explicar la falta de velocidad debido a la configuración aerodinámica, aunque no contaba con el ataque de Toto Wolff -el jefe de Mercedes-: "Ya se dijo todo y no demostraron un gran rendimiento. Queremos que sean competitivos y que compitan con nosotros bajo las mismas reglas. Me gustaría animar a toda la gente de Ferrari, porque es una empresa fantástica y con gente increíble, pero no tengo ningún motivo para animar a Mattia", se despachó el hombre que aglutinó a los mejores elementos en Mercedes para que las Flechas de Plata dominen desde 2014 y que no evitó enrostrar las sospechas de fraude del motor de la Scuderia en 2019, una investigación que la FIA salvó con un leve castigo y de la que no se conocieron los detalles y las razones de la trampa.

Fórmula 1: por qué algunos pilotos no se arrodillaron contra el racismo durante el himno antes del Gran Premio de Austria

Ferrari perdió casi un segundo respecto a los tiempos de 2019 y sin posibilidades de actualizar el motor -un acuerdo para no generar costos que se adoptó durante el receso por el coronavirus-, la solución se reduce al paquete aerodinámico, aunque el avance es más lento y la Scuderia necesita resultados. "Perdemos 0,3 segundos en las curvas. Podemos hacer mucho con la resistencia aerodinámica, pero no planeamos hacerlo rápidamente", señaló Binotto, al que le faltaría recortar 0,7 segundos en la recta para igualar el rendimiento de la SF90. Una señal del despiste que sobrelleva el equipo.

Un fin de semana oscuro para Mattia Binotto, el jefe de Ferrari: la Scuderia presentará mejoras para la carrera del domingo, aunque difícilmente sean suficientes para batallar por una victoria; las internas de Maranello, otro foco de posible conflictos si el equipo no ofrece rápidos resultados
Un fin de semana oscuro para Mattia Binotto, el jefe de Ferrari: la Scuderia presentará mejoras para la carrera del domingo, aunque difícilmente sean suficientes para batallar por una victoria; las internas de Maranello, otro foco de posible conflictos si el equipo no ofrece rápidos resultados Crédito: dpa

Las críticas por el rendimiento sacudieron a Maranello y el CEO, Louis Camillieri, aventuró que las mejores que se iban a presentar en Hungría, el 19 de julio, se adelantarán para el próximo fin de semana. "No esperamos a que cerraremos las diferencias con los líderes de la grilla, pero progresaremos en el tiempo de vuelta y los pilotos podrán demostrar su talento. También servirá para comprobar si acertamos en la dirección del desarrollo y observar si es posible realizar mejores en carreras consecutivas", declaró Camillieri, que reforzó la figura de Binotto, que en enero de 2019 reemplazó en el cargo a Maurizio Arrivabene.

Los mecánicos de Ferrari alistan el auto de Vettel antes de la largada del Gran Premio de Austria; un motor sin potencia y un paquete aerodinámico deficiente generan escasas esperanzas
Los mecánicos de Ferrari alistan el auto de Vettel antes de la largada del Gran Premio de Austria; un motor sin potencia y un paquete aerodinámico deficiente generan escasas esperanzas Fuente: Reuters – Crédito: Joe Klamar

De no descubrir rápidas mejoras, el rendimiento de la Ferrari demostró que el talento de Leclerc puede conducir a alguna sonrisa antes de despedirse de batallar con los equipos top como Mercedes y RBR. Sin soluciones, la Scuderia tendrá que contentarse con liderar el grupo medio de la grilla, esa feroz pelea que desatan McLaren, Racing Point y Renault. Sin resultados, en la temporada 2019 se generarán turbulencias que pondrán en riesgo el proyecto Binotto, una mecánica repetida y que exhibe las profundas internas que dominan en Maranello.

Por: Alberto Cantore ADEMÁS

Bernie Ecclestone fue padre a los 89 años y ya piensa en tener otro hijo

Lewis Hamilton y Alexander Albon volvieron a cruzarse en pista: la polémica y los memes en las redes

Fórmula 1. Bottas, la bandera que exhibió Mercedes en la batalla con Red Bull Racing en el Gran Premio de Austria

Fórmula 1: el finlandés Valtteri Bottas ganó el Gran Premio de Austria y Lewis Hamilton quedó fuera del podio

Ferrari Charles LeclercFuente de la noticia (La Nacion)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar