Sociedad

Coronavirus en la Argentina. Advierten que hay demoras en la entrega de los resultados de los tests

Los retrasos en los diagnósticos pueden dañar la estrategia de contención del coronavirus en la zona de alta circulación del AMBA Fuente: Archivo – Crédito: Ignacio Sánchez

Martín De Ambrosio

Liliana González cuida a una señora mayor. El jueves 18 de junio se sintió mal, con dolores de cabeza y de garganta, pero sin fiebre. Fue a la clínica de la ciudad de Buenos Aires que le indicó su prepaga, donde tuvo que pasar por la zona "posible Covid" y le hicieron una tomografía y análisis de sangre. Enseguida le practicaron el hisopado porque tenía alto el número de glóbulos blancos. Ese día durmió en la clínica y el viernes la mandaron a un hotel en Palermo Hollywood donde, dice, la trataron muy bien. Pero el resultado del análisis recién estuvo el domingo por la tarde: justo 72 horas después del hisopado.

Ese tipo de retrasos pueden dañar la estrategia de contención del coronavirus en la zona de alta circulación del área metropolitana de Buenos Aires, donde desde el primero de julio se volvió a una cuarentena más estricta anunciada hasta el viernes 17. La técnica usada por ahora para los análisis de diagnóstico es la conocida como PCR que se hace, según fuentes oficiales, en más de 300 laboratorios de todo el país, pero requiere técnicos especializados que hace meses vienen con mucho trabajo y, ahora, intensificado.

El caso de González no es el único. A Marcos P., un profesor de educación física de City Bell, también con síntomas y con su esposa médica con un diagnóstico positivo de coronavirus, no le querían hacer el análisis a él ni a sus dos hijas (de 1 y 9 años). "No querían aceptarme como sospechoso. Tuve que insistir un rato largo, con muchas preguntas personales, además de preguntas del formulario. Estuve como una hora insistiendo hasta que lo logré. Me dijeron que el resultado mío iba a tardar 48 horas y el de las nenas iba a tardar entre cinco y seis días", contó, todavía a la espera.

Juana Giménez -pidió no dar su verdadero nombre- es una médica clínica y trabaja en un hospital de la zona de La Plata, donde se dedica a hisopar en la guardia. Cuenta que pasaron de hacer siete u ocho hisopados diarios a 25 por día, lo que hace que como mínimo se demoren los resultados tres o cuatro días y hasta siete. "No están dando abasto en los laboratorios", cuenta.

"Nos pidieron que ingresáramos de manera diferenciada a los internados, el personal de salud, Fuerzas Armadas y funcionarios, de los ambulatorios, que son los últimos en analizarse", agrega Juana. De todas maneras, sí se hacen seguimientos a los casos -la otra parte de la estrategia de minimización de contagios-, según explicó: a la cuidadora de su abuela la llaman con frecuencia y a ella misma desde que se hisopó la contactaron desde el municipio de Ensenada, donde vive, para corroborar datos y comprobar estado de salud.

"Además, para que el personal de los laboratorios no pierda tiempo en el llenado de planillas, nos piden a nosotros cada vez más datos; pero a su vez nosotros tenemos que hisopar más y no nos sobra el tiempo, por eso están tratando de que una parte del trabajo lo puedan hacer residentes", completó.

Cecilia Cabral, personal de salud de un sanatorio porteño, contó que su marido tenía dolor de cabeza y 37,6º de temperatura. "Entonces llamó al 148 [número de la Provincia de Buenos Aires], contó los síntomas y dijo que yo era personal de salud. Le preguntó si tenía pérdida de olfato y gusto: no. Ahí le dijeron que por ahora no entraba en el protocolo, que esperara y que si tenía más síntomas avisara", contó a LA NACION. Todo mientras la propia Cecilia esperaba el resultado de su hisopado que tardó tres días en conocer.

Retraso en la entrega

Desde el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires admiten el retraso en la entrega de resultados. "Los laboratorios están al máximo", señalaron fuentes del ministerio. "Se pasó de testear 1500 muestras por día a unas 3500 y se hace un cuello de botella, por eso cuesta dar la respuesta de un día para el otro. Se está tratando de ampliar la capacidad, pero al día de hoy están trabajando al máximo", agregan. En cambio, desde la ciudad de Buenos Aires marcan que los resultados siguen entregándose en 24 horas, "más allá de algún caso puntual".

Que los laboratorios no den abasto implica un problema porque impide un adecuado rastreo de los contactos de los confirmados (se pierden horas vitales). Y además pueden ser una de las razones por las cuales hay gente que llega a terapia intensiva por covid y sin un test confirmatorio: entre el 66% y el 70% de los pacientes internados en esas unidades lo reciben uno o dos días después del ingreso.

En España e Italia (28.385 y 34.861 fallecidos, respectivamente), hubo un momento en que se decidió directamente no pasar por los laboratorios y tratar a todos los casos como efectivamente positivos. "En caso de síntomas, por defecto, consideramos que es coronavirus y cuando pasen los síntomas haremos las pruebas para determinar si se ha negativizado", detalló Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid, en declaraciones recogidas por el diario El País , de Madrid, el 15 de marzo pasado. Una hoja de ruta que por ahora la Argentina no sigue.

"Lo que vemos en los números es que hay una demora grande en que aparezcan los resultados de hisopados", dice Jorge Aliaga, ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, y uno de los expertos no médicos que sigue y analiza los datos de la pandemia.

"Por el porcentaje de positividad de cerca del 40% en AMBA (N. de la R.: debería ser cercano al 10%) puede ser que los laboratorios no den abasto. Hace 20 días se pidieron voluntarios y becarios para la parte más tediosa que es la extracción del ARN del virus que necesita protección de bioseguridad alta", dijo, y agregó que por eso era importante buscar un método alternativo a la PCR como el propuesto y desarrollado por investigadores de la Universidad de San Martín.

Hay algo claro, redondea Aliaga, hoy secretario de planeamiento de la Universidad de Hurlingham (donde pronto un grupo de 120 estudiantes comenzará a trabajar en el rastreo de casos locales): "Si en efecto está saturado, hay que asumir que todos los sospechosos son Covid y listo. Estamos yendo al precipicio lentamente; en algunos lugares de Europa fue tan rápido que no lo advirtieron, pero nosotros sí podemos verlo. Si duplicás los casos cada 15 días en algún momento se te acaban los recursos por más que los hayas expandido. No hay más respiradores, ni operadores de PCR que alcancen. En un momento hay que elegir dónde colocar los recursos", graficó.

Otro problema que se fue acumulando durante estas semanas de incremento sostenido de casos tiene que ver con el ingreso de datos en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina (SISA). Una estudiante de medicina que trabaja en el área contó que tuvieron un momento de saturación, aunque ahora ya está normalizado. "Al principio los resultados estaban a más tardar al día siguiente. Cuando crecieron los casos tardaban un par de días más, pero se hicieron modificaciones que le dieron más dinamismo al proceso", contó.

Por: Martín De Ambrosio ADEMÁS

Coronavirus en Argentina hoy: mapa de casos y estadísticas al 5 de julio

Coronavirus: Brasil superó la barrera de los 1,6 millones de casos

Coronavirus hoy en Venezuela: cuántos casos se registran al 5 de Julio

Coronavirus hoy en Perú: cuántos casos se registran al 5 de Julio

Fuente de la noticia (La Nacion)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar