Latinoamerica

Militares estadounidenses desembarcan en Colombia para combatir el narcotráfico


Fuerzas militares norteamericanas llegarán la semana próxima a Colombia para "ayudar" a combatir el narcotráfico, un hecho que reafirma el compromiso de Estados Unidos con su aliado en la región, informaron hoy fuentes de ambos países.

La unidad especializada del Ejército llegará a Colombia a principios de junio para asesorar y ayudar en operaciones de lucha contra el narcotráfico, dijo la embajada estadounidense sin especificar el número de efectivos militares que la conforman.
"La Embajada de Estados Unidos y el Ministerio de Defensa Nacional de Colombia, informan la llegada al país de una brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad (SFAB por sus siglas en inglés), que viene para ayudar a Colombia en su lucha contra narcóticos", indicó un comunicado conjunto de la sede diplomática estadounidense y la cartera colombiana.
"La SFAB es una unidad especializada del Ejército de los Estados Unidos formada para asesorar y ayudar operaciones en naciones aliadas. Su misión en Colombia comenzará a principios de junio y tendrá una duración de varios meses, durante los cuales centrará sus esfuerzos principalmente en las Zonas Futuro delimitadas por el Gobierno Nacional", continuó el reporte.
Esas zonas están ubicadas en el Bajo Cauca, sur de Córdoba, Catatumbo, Arauca, Pacífico nariñense y los parques nacionales naturales de Chiribiquete, Sierra de La Macarena, Catatumbo Barí, Nudo de Paramillo y Sanquianga, puntualizó el diario El Tiempo.
Colombia, con una posición estratégica por estar rodeada por dos océanos, es considerada uno de los mayores productores mundiales de cocaína y su principal destino es Estados Unidos.
El país sudamericano es presionado Washington para reducir el cultivo de coca.
Colombia terminó el 2019 con 212.000 hectáreas de hoja de coca, un ligero aumento desde las 208.000 hectáreas en el año previo, mientras que su capacidad para producir cocaína aumentó a 951 toneladas, desde las 879 en 2018, según la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca.
El presidente colombiano, Iván Duque, estableció una meta para erradicar en 2020 130.000 hectáreas de hoja de coca, desde las 100.000 el año pasado, incluyendo la posibilidad de restablecer las fumigaciones aéreas.
En 2015, Colombia cerró la fumigación aérea con glifosato acogiendo una recomendación de la Organización Mundial de Salud (OMS), que considera el herbicida como potencialmente cancerígeno y nocivo para la salud y el medio ambiente.
La misión de SFAB en Colombia es una oportunidad de mostrar nuestro compromiso mutuo contra el narcotráfico y el apoyo a la paz regional, el respeto de la soberanía y a la promesa duradera de defender los ideales y valores compartidos", dijo en un comunicado el almirante Craig Faller, comandante en jefe del Comando Sur de los Estados Unidos.
El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, y el comandante general de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, señalaron que para el gobierno de Duque la lucha contra el narcotráfico es una prioridad compartida con Estados Unidos, ya que "este flagelo es uno de los motores principales de la violencia que afecta a las comunidades, a los líderes sociales".
Entre las primeras reacciones políticas, la senadora por el uribista Centro Democrático Paola Holguín, integrante de la Comisión Segunda del Senado, encargada de temas de seguridad nacional, quien dijo que es un "espaldarazo" de Washington a la lucha contra el narcotráfico.
La congresista dijo que "es muy importante aclarar que no son tropas desplegadas para operar, sino que vienen con la misión de asesoramiento".
Desde la oposición, el senador Antonio Sanguino, del Polo Democrático Alternativo (izquierda) afirmó que "es el momento más inoportuno" para la llegada de esta ayuda de Estados Unidos, debido a la pandemia que se está viviendo en el mundo y que "está golpeando tan duro" al país del norte.
"No sabemos aún si está relacionada con la pretensión de Estados Unidos de seguir aplicando acciones hostiles contra países vecinos y contra Venezuela, y eso incentiva la crisis diplomática y de conflicto que hemos tenido con Venezuela", dijo.
En tanto, León Valencia Agudelo , ex guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN), politólogo y analista, calificó en declaraciones a Télam de "preocupante" la llega de militares estadounidenses a Colombia.
"Se oscurece el ambiente en Colombia y sus vecindades: primero el envío de naves militares al Caribe, luego la incursión de mercenarios en la Guaira y ahora llega al país una Brigada de seguridad de la Fuerza de Asistencia -SFAB- de Estados Unidos", señaló.
Y advirtió que "el problema con la presencia de tropas de Estados Unidos en Colombia y la militarización del Caribe es que estamos en un lío geoestrategico y en caso de conflicto armado vamos a quedar enfrentados a potencias como China y Rusia".
Por su parte, el partido político FARC aseguró hoy que la próxima llegada a Colombia de la brigada estadounidense es parte de un plan para desestabilizar la paz regional y agredir militarmente a Venezuela.
La FARC, partido en que se convirtió la antigua guerrilla tras su desmovilización, consideró que con esto se puso en marcha "un plan de desestabilización de la paz del continente" y vinculó la llegada de la SFAB con un supuesto plan militar del presidente estadounidense, Donald Trump, contra el gobierno de Nicolás Maduro en la vecina Venezuela.
Fuente de la noticia (Telam)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar