Tecnologia

LG G8S: probamos el teléfono de alta gama, que ya se vende en la Argentina

El LG G8S tiene una pantalla de 6,2 pulgadas, 6 GB de RAM, un chip Snapdragon 855 y 128 GB de almacenamiento

Franco Rivero

La historia de la línea G de LG arrastra una herencia que ha tenido vaivenes de adopción por parte de los usuarios. Lejos quedó aquel G5, un teléfono disruptivo con el que LG se jugó con un importante cambio de usabilidad (con una batería removible por la parte de abajo y el agregado de módulos) para volver a centrar su mirada en el desarrollo de celulares más convencionales.

Hoy nos toca hablar del LG G8S , un móvil que la compañía lanzó en el mercado nacional a fin de 2019 para competir en la alta gama con Samsung. Y es que, si bien hay muchas empresas fabricantes de smartphones con una nutrida oferta de modelos en nuestro país, pocas son las empresas que se animan a lanzar dispositivos premium; el mercado argentino responde mucho mejor a modelos de gama media.

En este caso puntual, el G8S corre con desventaja: si bien recién acaba de llegar al país, lo hace tardíamente, dado que se trata de un teléfono de una generación anterior y compararlo, por ejemplo, con el Galaxy S20 (que llegaría en breve a nuestro país), seria injusto. El G8S es un celular que podemos contrastarlo con un S10, un modelo que Samsung comercializa en la Argentina desde mediados de 2019.

Sin embargo, esta apuesta de LG también tiene aristas interesantes, en un libre mercado, es importante que el usuario pueda tener varios exponentes en una gama para poder compararlos y luego quedarse con la opción que mejor le resulte.

¿Por qué G8S?

No es algo nuevo. LG ha apelado en el pasado a lanzar celulares con características recortadas, sumándole alguna letra o nomenclatura al nombre original del producto. Con el G8S, la empresa surcoreana vuelve a hacer lo mismo dado que el G8 ThinQ tiene mayor resolución de pantalla (1440 x 3120 pixeles) y mayor densidad de pixeles, contra un G8S que ofrece una pantalla de 6,2" (1080 x 2248 pixeles) que tampoco esta nada mal.

Las otras características técnicas son, en su mayoría, iguales que su hermano mayor. Monta un procesador Snapdragon 855 que esta acompañado por 6 GB de memoria RAM y por 128 GB de almacenamiento interno; esto le permite estar a la altura de las circunstancias.

La muesca en el borde superior de la pantalla del LG G8S, y la triple cámara trasera
La muesca en el borde superior de la pantalla del LG G8S, y la triple cámara trasera

Pulgares arriba

En los 15 días que tuvimos a prueba el celular, el teléfono se desenvolvió sin problemas en todas las tareas que realizamos. Puede encarar sobradamente los requisitos cotidianos de los usuarios (redes sociales, fotografía, contenido multimedia, etc).

El G8S presenta un elegante acabado. En sus espaldas luce un vidrio que sienta muy bien al diseño general del móvil; además reubica las cámaras (que en esta ocasión son tres) de forma horizontal, un cambio beneficioso con respecto al G7 que las disponía de forma vertical.

Debajo de las cámaras principales encontramos el tradicional lector de huellas dactilares; en este caso, la empresa también se ahorra algunos dólares al no colocar un lector embebido en la pantalla.

Volviendo a las cámaras principales (una de 13 megapixeles, y dos sensores de 12 megapixeles), el G8S está a la altura de los requerimientos actuales: cámara con gran angular y otra con teleobjetivo.

La cámara para selfies permite tomar capturas en 80º y tiene un sensor de 8 MP (f/1.9).

Otro dato interesante, nos fue de mucha utilidad que (como en la versión anterior) que se pueda abrir el asistente de Google con un botón físico ubicado en el teléfono. Esto demuestra la intención de la empresa de que sus smartphones sean parte de su ecosistema de IA llamado ThinQ (y que incluye decenas de dispositivos).

La IA en el G8S se complementa también con Google Lens, el sistema de realidad aumentada que puede ser activado desde la cámara principal.

Venas y gestos

Otra novedad es la tecnología Air Motion que permite controlar la terminal mediante gestos . Luego de activar la opción, permite manejar la reproducción de contenidos multimedia con la mano colocándola frente al sensor frontal. Algunos gestos como el de flexionar los dedos y girar la mano permiten subir y bajar el volumen, pausar, avanzar y retroceder canciones o videos de YouTube. Esta tecnología también permite atender llamadas y controlar la alarma, pero debemos decir que, para estas tareas, la opción de control táctil prevaleció sobre los gestos.

Otra novedad es el desbloqueo Hand ID mediante el sensor frontal. Luego de habilitar la opción, deberemos colocar la palma de la mano de frente al sensor para desbloquear el celular. ¿Cómo funciona? El sensor reconoce las venas de la mano para lograr el desbloqueo. Los resultados obtenidos con este desbloqueo fueron muy buenos; lo utilizamos, sobre todo, cuando estábamos trabajando con la PC y el celular reposaba sobre el escritorio boca arriba y necesitábamos acceder al mismo sin levantarlo. Punto a favor.

Las características del LG G8S se completan con una excelente calidad de sonido (DTS-X 3D) y protección IP68, una batería de 3550 mAh (con una autonomía razonable para todo el día) y un conector USB-C.

Pulgares abajo

Puede que resulte reiterativo, pero la llegada tardía de este celular a nuestro mercado debe ser destacada en este apartado.

A decir verdad pocas cosas son las que no nos gustaron en el G8S, pero todas tuvieron que ver con la pantalla. Quizás lo mas importante para quien escribe sea el notch gigante al estilo iPhone que, a estas alturas, ha quedado algo algo anticuado. Luego de ver otros tipos de estas pestañas, se siente como si se desperdiciara mucha pantalla con esta opción.

Otra cosa respecto a la pantalla, y acá sí contrastándolo con el Galaxy S10, su principal competidor, es que si bien la empresa lo anuncia con su tecnología Full Vision, no se aprovecha todo el frente del dispositivo: se ven demasiados bordes sobre todo en la parte inferior y en los laterales.

En conclusión

Como decíamos al principio, la llegada del G8S es una buena noticia que nos brinda más opciones a la hora de elegir. Es una excelente terminal con algunos detalles que se podrían haber cuidado un poco mas, pero sale airoso de esta reseña. El LG G8S se consigue a un valor oficial de $ 69.999 en las cadenas de retails.

Por: Franco Rivero ADEMÁS

Smart Tek Ava Mini, una aspiradora robótica confiable y accesible

Fuente de la noticia (La Nacion)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar