Una entidad que los agrupa solicitó que se reanuden las actividades en las fábricas para que puedan dinamizar las ventas en sus establecimientos Fuente: LA NACION

Con las fábricas cerradas desde el 20 de marzo pasado, los cigarrillos comenzaron a escasear. Al menos eso es lo que advierte la Unión de Kioskeros (UKRA), que dice que este producto representa el 50% de los ingresos de los establecimientos y que el faltante afecta directamente al negocio, que está eximido de cumplir con la cuarentena total por el coronavirus.

En un comunicado, la asociación habla de "preocupación" ante el faltante de un producto esencial para los comercios. "Esto atenta no solo contra el objetivo deseado de aislamiento social, porque unos ocho millones de fumadores circulan por distintos kioscos en busca del producto, sino que, adicionalmente, y desde un punto de vista económico, esta escasez perjudica el buen funcionamiento de todos los comercios de cercanía", señala el texto.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 7 de abril

Los cigarrillos dinamizan las ventas de los 100.000 kioscos del país porque atraen otras ventas, y además representan la mitad de los ingresos, explica la UKRA, y pide que se garanticen "los medios para el normal abastecimiento".

Los cigarrillos dinamizan las ventas de los 100.000 kioscos del país porque atraen otras ventas, dice la UKRA
Los cigarrillos dinamizan las ventas de los 100.000 kioscos del país porque atraen otras ventas, dice la UKRA Fuente: Archivo

"Como es de público conocimiento, las fábricas de cigarrillos han frenado su producción el 20 de marzo pasado. De prolongarse esta situación, se profundizará el desabastecimiento del producto y, sin dudas, muchos negocios se verán forzados a cerrar", señala el comunicado.

"Solicitamos que se garanticen los medios para el normal abastecimiento de cigarrillos a los puntos de venta para evitar las consecuencias devastadoras que generaría el total desabastecimiento de dicho producto en los kioscos", concluye.

Kioscos al límite

El miércoles pasado, la Cámara de Kiosqueros Unidos (CKU) le envió una carta al Presidente en la que detalló que solo el 40% de los kioscos continúa trabajando y que, en los que están abiertos, las ventas cayeron un 60%.

La venta diaria, señaló la entidad, se divide entre un 85% de cigarrillos y un 15% de "varios". Sobre los establecimientos que siguen abiertos, la CKU explicó que "al no tener los medios como para poder cerrar su negocio y subsistir sin trabajar durante la cuarentena impuesta se exponen por necesidad absoluta por una ganancia paupérrima".

Los que se vieron obligados a cerrar lo hicieron porque no hay público para atender en sus comercios, como los que están en zona de oficinas que en este momento cesaron sus funciones.

En esa carta, la entidad pidió una rebaja del 50% del alquiler; suspensión de pago de impuestos como IVA e Ingresos Brutos; reducción del 50% de los pagos de servicios como la luz y el gas y créditos a tasa cero para poner en marcha los negocios, comprar mercadería y pagar salarios.

ADEMÁS

Cómo funciona la herramienta clave para que los intendentes controlen precios

Pago Fácil y Rapipago. Por qué están cerrados los lugares para pagar facturas

Alfredo Coto, tras la clausura de un supermercado suyo: "No quise hacer política ni pelearme con nadie"

Coronavirus. Indefinición en la AFIP sobre la postergación o no de impuestos

Coronavirus en la ArgentinaFuente de la noticia (La Nacion)