Fuente: AFP

Sebastián Torok

Por primera vez desde la cancelación por la Segunda Guerra Mundial, esta temporada no se jugará Wimbledon , el torneo más prestigioso del mundo del tenis. "La cancelación de The Championships es la mejor decisión en interés de la salud pública", comunicó el torneo. La crisis global por el brote de coronavirus representa, también, un golpe para el Grand Slam que se disputa desde 1877. Sin embargo, a diferencia de la gran mayoría de los certámenes, Wimbledon está protegido y sus dificultades económicas no serán tan profundas . El torneo londinense, que ya fue programado del 28 de junio al 11 de julio de 2021, está blindado con un seguro contra diversos riesgos, uno de ellos, aunque parezca increíble y premonitorio, las pandemias. Esa póliza ayudará a cubrir los aproximadamente US$ 315.000.000 que factura anualmente "The Championships".

Ver esta publicación en Instagram

Read the full AELTC statement on wimbledon.com…

Una publicación compartida de Wimbledon (@wimbledon) el

Será inevitable que Wimbledon tenga un impacto financiero negativo por la cancelación de la competencia, la primera desde 1945, teniendo en cuenta la caída de la comercialización, la venta de alimentos/bebidas y merchandising, el reembolso por las entradas y los derechos de la TV. De todos modos, una muy buena porción de esos ingresos serán cubiertos con el seguro. El Subcomité de Riesgos y Finanzas del All England Club insistió desde hace mucho tiempo en contar con una cláusula que cubriera las epidemias y hoy, esa decisión, cobra muchísimo valor. El seguro, además, cubre otros escenarios de interrupción como los actos de terrorismo y la muerte de la Reina de Inglaterra, con el posterior período de duelo nacional.

Gran Bretaña superó los 2300 muertos y los 29.000 infectados en total por el coronavirus. Después de días de resistencia, el primer ministro, Boris Johnson, anunció el confinamiento de toda la población, consciente de que no hay otra manera de detener la propagación del virus. Paradójicamente, Johnson se convirtió en el primer líder mundial contagiado de coronavirus. A aquellos que compraron entradas para Wimbledon (estaba programado del 29 de junio al 12 de julio), asimismo, se les reembolsará el dinero o se les ofrecerá la oportunidad de obtener localidades para la misma jornada y cancha para "The Championships 2021".

Un recuerdo doloroso. En 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, la fuerza aérea alemana lanzó bombas sobre Wimbledon.
Un recuerdo doloroso. En 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, la fuerza aérea alemana lanzó bombas sobre Wimbledon.

Tras la cancelación de Wimbledon, la ATP y la WTA anunciaron en forma conjunta la continuidad de la suspensión del circuito hasta, al menos, el 13 de julio. De esta manera queda suspendida toda la gira sobre césped, no sólo Wimbledon. Los torneos que quedan afectados son 's-Hertogenbosch, Stuttgart, Queen's, Halle, Eastbourne y Mallorca, de la ATP, así como los eventos de 's-Hertogenbosch, Nottingham, Birmingham, Berlín, Eastbourne y Bad Homburg, de WTA. La suspensión, además, involucra a todas las categorías profesionales, incluido el Challenger Tour, el ITF World Tennis Tour y el circuito de tenis adaptado.

I'm Shooked https://t.co/dS0cNcCdm0 &- Serena Williams (@serenawilliams) April 1, 2020

La suspensión de Wimbledon es un golpe al bolsillo de los jugadores que tenían planeado competir en el All England. En 2019, el torneo londinense repartió premios económicos por 38 millones de libras, unos 47 millones de dólares al cambio actual. Jugar la primera ronda del cuadro convencional de singles le representó a cada jugador un premio de 45.000 libras, unos 55.000 dólares, la misma cifra, por ejemplo, por alcanzar la última final del ATP 250 de Buenos Aires. Ian Hewitt, presidente de All England Lawn Tennis Club, comentó: "Esta es una decisión que no hemos tomado a la ligera, y lo hemos hecho con el mayor respeto por la salud pública y el bienestar de todos los que se unen para hacer que Wimbledon suceda". David Haggerty, presidente de la Federación Internacional de Tenis, aportó: "Nuestro deporte se encuentra en un territorio desconocido, pero estamos comprometidos a adoptar un enfoque proactivo para enfrentar los desafíos que enfrentamos".

Quién sí saldrá dañado económicamente si este año no se disputa será Roland Garros. El jefe de finanzas de la Federación Francesa de Tenis, Lionel Maltese, explicó, en una entrevista en el diario L'Equipe, por qué decidieron en forma unilateral -y antipática para el resto del tour- trasladar el evento para el 20 de septiembre, pocos días después del Abierto de los Estados Unidos. Según aseveró el dirigente, la cancelación del Abierto de Francia sería una catástrofe financiera que afectaría directamente los distintos planes de desarrollo de la federación y que hasta podrían sufrir pérdidas por unos 260.000.000 de euros.

Devastated https://t.co/Fg2c1EuTQY pic.twitter.com/cm1wE2VwIp &- Roger Federer (@rogerfederer) April 1, 2020

Australia, pese a los incendios forestales y el humo que invadió Melbourne y otras ciudades del país, se completó. El Abierto de Estados Unidos, normalmente el último Grand Slam de la temporada, sigue programado del 24 de agosto al 13 de septiembre, pero los organizadores también están evaluando la posibilidad del aplazamiento. Nueva York es uno de los centros más golpeados por el Covid-19 y las instalaciones de Flushing Meadows se convirtieron, en las últimas horas, en un hospital de campaña para asistir a los infectados.

El tenis es, sin dudas, uno de los deportes más globalizados y esa característica, precisamente, provocará que sea una de las últimas actividades en regresar a la normalidad. Algunas voces con autoridad en el circuito ya empezaron a pensar que la posibilidad de que no haya competencia en todo 2020 puede ser factible, aunque, como le explicó el brasileño Bruno Soares, miembro del Consejo de Jugadores de la ATP a LA NACIÓN, "no hay apuro" para tomar esa decisión y si en octubre, por ejemplo, el mundo tiene controlado el Covid-19, se intentará aprovechar hasta fin de año para jugar. "Creo que el regreso del tenis este año va a ser difícil. Se basa en los viajes globales y por eso es probablemente el último deporte que volverá. Los deportes que tienen un enfoque nacional están en una posición más sólida y los que tienen un enfoque global, están más desafiados", opinó, hace unos días, el director de Tennis Australia, Craig Tiley.

"Devastado", escribió Roger Federer en redes sociales. Con una palabra alcanza y sobra para entender su estado de ánimo. En agosto cumplirá 39 años y con la cancelación de Wimbledon, indefectiblemente, se diluye una de sus últimas oportunidades de ganar otro Grand Slam. Con ocho títulos y cuatro finales, nadie ha dominado el césped del All England como el suizo.

La francesa Amelie Mauresmo, ex número 1 del mundo y campeona de Australia y Wimbledon en 2006, publicó, en Twitter, un razonamiento que muchos acompañan, con pena y realidad: "Sin vacuna = sin tenis".

Por: Sebastián Torok ADEMÁS

"Devastado": la reacción de Roger Federer ante la suspensión de Wimbledon

Coronavirus. Wimbledon, un paso adelante: el seguro para escapar de las dificultades económicas

Roger Federer volvió a jugar luego de la operación: así se lo vio divirtiéndose en medio de una nevada suiza

Coronavirus. ¿Cancelan Wimbledon? La temporada de césped estaría a punto de caer por los efectos de la pandemia

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: | Deportes | Tenis

| Wimbledon CoronavirusFuente de la noticia (La Nacion)