Perú cumple este lunes una semana en aislamiento social y toque de queda con el objeto de combatir la propagación del coronavirus, que ya infectó a 395 personas y causó la muerte de cinco en el país.

El presidente Martín Vizcarra informó en conferencia de prensa la cantidad de casos y detalló que 17 personas estaban internadas, siete de ellas en terapia intensiva con ventilación mecánica.
El mandatario dijo además que se tomaron 7.486 pruebas, de las cuales 822 aún estaban procesándose, y que de los 395 casos confirmados, 307 están en Lima, según las agencias de noticias Andina y EFE.
Agregó que fuera de la capital, “un número importante” de casos se registra en los departamentos norteños Piura, Lambayeque y La Libertad, en los que “se muestra más resistencia al cumplimiento estricto de las medidas” preventivas.
Indicó que están haciéndose 500 exámenes diarios y el objetivo es poder realizar 5.000 cada día una vez que lleguen al país esta semana los 1,6 millones de kits que compró el gobierno.

Asimismo, reveló que hasta el momento regresaron 3.000 peruanos que estaban en el exterior y hay otros 20.000 que desean hacerlo, pero advirtió: “No podemos repatriar a tantos compatriotas, cada uno de ellos también es una posibilidad de contagio”.
Vizcarra -que hoy cumplió dos años al frente del gobierno- afirmó que el Ejecutivo está permanentemente “reevaluando las medidas” para enfrentar la pandemia.
Por otra parte, aseguró que hoy comenzó a entregarse un subsidio equivalente a unos 108 dólares a 2,75 millones de hogares vulnerables y que luego ampliará esa ayuda a medio millón de trabajadores autónomos.
Fuente de la noticia (Telam)