Miguel Cané, presidente de Argentrigo

03:24 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Precios internacionales, retenciones al trigo y coronavirus. De todos estos factores habló Miguel Cané, presidente de Argentrigo.

"Todos sabemos que el sector agropecuario está en un momento difícil en cuanto a los problemas internos que son significativos dentro de la Argentina. Además, a esto se le agrega el coronavirus y el impacto en los mercados. No sabemos hasta dónde va a afectar y cuándo va a terminar, es decir, los dos contextos son amenazantes para el sector", dijo el empresario a LA NACION en Expoagro edición YPF Agro.

De cara a la próxima siembra de trigo, que se inicia en mayo, Cané opinó: "El año anterior fue bueno para el trigo, en líneas generales, menos bueno de lo que se preveía que iba a llegar a ser por alguna sequía que afectó el cultivo, pero también fue menos malo de lo que creíamos que iba a ser por el impacto de esa sequía".

Sostuvo que hasta hace pocos días "teníamos la incertidumbre de dónde terminaban las retenciones para los distintos cultivos" y que ahora, despejada esa duda, "sólo nos queda manejar y jugar un poco con los números que quedan para los otros cultivos".

"Lo que veremos es hasta dónde el productor va a sembrar trigo y si éste va a repetir la superficie del año pasado en caso de que los números proyectados anteriormente vayan a tener alguna influencia después de la suba de las alícuotas en los granos de exportación", dijo.

"Lo único que hay que tener con certeza es que los números van a ser los peores en todos los cultivos. Vamos a ver qué tanto afecta a unos y qué tanto afecta a los otros", agregó.

ADEMÁS

Alivio por el repunte del precio de los granos en la Bolsa de Chicago

El valor de los granos tuvo un repunte parcial en la Bolsa de Chicago

El precio del maíz cayó otro 2,6% en Chicago y ya está en el peor nivel en 19 meses

El derrumbe del petróleo pone en riesgo al maíz, que cayó otro 3% en la Bolsa de Chicago

Fuente de la noticia (La Nacion)