Algunos líderes también parecen estar aprovechando la pandemia para sus propios fines políticos. Fuente: Reuters

Ishaan Tharoor Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 23 de marzo de 2020 • 17:08

WASHINGTON.- En un mundo vapuleado por la pandemia de coronavirus , el número de bajas aumenta y los confinamientos se expanden . Durante el fin de semana, el número de muertos en España se disparó y en las redes sociales circulaban las estremecedoras grabaciones de hospitales saturados en Italia como consecuencia del avance del brote. Ahora hay más de 9000 casos confirmados solo en la Ciudad de Nueva York . Y el domingo, funcionarios sirios confirmaron el primer caso positivo en ese país arrasado por la guerra.

En las filas de los infectados ahora hay un cantante de ópera de prestigio internacional, un senador estadounidense y un médico que estuvo en contacto directo con la canciller alemana Angela Merkel . Los gobiernos de todas partes del mundo luchan por encontrar la manera de contener la propagación del virus y se preparan para una crítica escasez de suministros médicos y de camas de hospitales . También implementaron protocolos de emergencia para restringir los desplazamientos y aprobar medidas de alivio. En épocas de crisis, esas acciones son vitales. Pero algunos líderes también parecen estar aprovechando la pandemia para sus propios fines políticos .

Varias monarquías y autocracias árabes, incluidas algunas que enfrentan serias tensiones políticas, invocaron imperativos de salud pública para asegurarse la suspensión de masivas protestas. El gobierno interino de Bolivia, ampliamente criticado, pospuso las elecciones programadas para mayo como parte de un conjunto de medidas de emergencia, incluida una cuarentena nacional de 14 días. Desde Hong Kong hasta India, pasando por Rusia, las autoridades recurrieron al riesgo de la propagación del coronavirus como motivo para dispersar protestas antigubernamentales y prohibir grandes aglomeraciones públicas .

El gobierno interino de Bolivia pospuso las elecciones programadas para mayo como parte de un conjunto de medidas de emergencia, incluida una cuarentena nacional de 14 días.
El gobierno interino de Bolivia pospuso las elecciones programadas para mayo como parte de un conjunto de medidas de emergencia, incluida una cuarentena nacional de 14 días. Crédito: REUTERS

El manejo de las crisis, como la guerra, es hacer política por otros medios. El ejemplo más patente de esto tal vez se encuentre ahora mismo en Israel. La semana pasada, el primer ministro Benjamin Netanyahu logró que el dócil Ministerio de Justicia pospusiera la lectura de los cargos en su contra, y a pesar de las elecciones celebradas este mes, la parálisis inducida por el coronavirus frenó la formación del nuevo gobierno de Israel . La ausencia de un gobierno en funciones evitó que el nuevo parlamento elegido del país aprobara leyes que podrían evitar que un político procesado como Netanyahu pueda ocupar el cargo de primer ministro.

Mientras tanto, Netanyahu exagera su papel de comandante en jefe y organiza a diario sesiones informativas de seguridad nacional junto con sus aliados. " Si el objetivo de Trump es cerrar filas entre sus votantes para las próximas elecciones, el de Netanyahu es hacer que los votantes de la oposición se olviden de los resultados de las últimas elecciones ", escribió Bernard Avishai en la revista The New Yorker .

"Crisis management, like war, is politics by other means." An important piece on corona-fueled authoritarianism by @ishaantharoor in the @washingtonpost . https://t.co/2IfVva6WSu &- Adam Shatz (@adamshatz) March 23, 2020

"Netanyahu, quien en los últimos años redujo drásticamente el financiamiento de los hospitales, los salarios de los médicos y la educación médica logró escapar a esas críticas jactándose de su dominio de las rigurosas directrices impuestas por la burocracia de la salud ", agregó Avishai.

Hasta ahora, las negociaciones para crear un gobierno de unidad están estancadas. El primer ministro y sus colegas " cerraron el parlamento, promulgaron medidas de 'seguridad' extremas sin supervisión del legislativo y cajonearon los procesos judiciales justo cuando Netanyahu estaba por ir a juicio por corrupción ", escribió el comentarista israelí Gershom Gorenberg en The Washington Post . "No uso la palabra 'golpe de Estado' a la ligera. Pero cualquier descripción más leve del asalto de Netanyahu contra la democracia israelí es una negativa a absorber e informar la verdad".

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, logró que el dócil Ministerio de Justicia pospusiera la lectura de los cargos en su contra, y a pesar de las elecciones celebradas este mes, la parálisis inducida por el coronavirus frenó la formación del nuevo gobierno.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, logró que el dócil Ministerio de Justicia pospusiera la lectura de los cargos en su contra, y a pesar de las elecciones celebradas este mes, la parálisis inducida por el coronavirus frenó la formación del nuevo gobierno. Crédito: The New York Times

El primer ministro húngaro Viktor Orban, un aliado iliberal del líder israelí, también ejerce nuevos poderes facilitados por el coronavirus. Tras pasar días vinculando el contagio con la inmigración ilegal, Orban y su gobierno nacionalista extendieron una ley de emergencia con nuevas disposiciones que podrían utilizarse para criminalizar a la prensa crítica . "Según el borrador de ley publicado en el sitio web del parlamento a última hora del viernes, Orbán estaría autorizado a anunciar medidas para contener la pandemia a través de decretos, hasta que su gobierno no lo considere necesario", informó Bloomberg News. "Promover falsa información que entorpezca los esfuerzos de las autoridades podría significar una condena de hasta cinco años de prisión".

Los críticos señalaron que esta es apenas la última subversión del sistema democrático realizada por el gobierno de Orban, que ya lleva una década en el poder. "Medida tras medida, la mayoría que gobierna acabó con la autonomía profesional, organizativa y financiera de las instituciones públicas, y puso esos mecanismos de control bajo la órbita del primer ministro en todas las áreas políticas significativas ", escribió David Vig, director de Amnesty Internacional en Hungría.

How convenient for Hungary's PM Viktor Orban that the coronavirus came along. He's using it to seek a state of emergency that will allow him to sentence journalists to five years in prison for "spreading false information." Guess who decides what's false. https://t.co/RFHxGGjb18 pic.twitter.com/AhSSBb4b4d &- Kenneth Roth (@KenRoth) March 22, 2020

Tampoco Estados Unidos está inmune. El Departamento de Justicia del presidente Donald Trump estaría buscando expandir los poderes de emergencia , incluida una disposición para que los jueces tengan el poder de detener a las personas por tiempo indefinido . Es poco probable que sea aceptada por el Congreso.

Aunque los problemas de salud pública siguen siendo prioritarios, los analistas advierten cada vez más sobre el riesgo de deterioro del Estado de derecho. " Estas crisis son riesgosas ante que nada para las democracias ", escribió la politóloga Erica Frantz en el diario británico The Independent . "Veo que estas crisis son una oportunidad para que los gobiernos apliquen mano dura. Tenemos que prestar mucha atención a las crisis porque pueden ser utilizadas para frustrar las transiciones democráticas ".

En una carta publicada la semana pasada, un grupo de expertos y reporteros especiales de derechos humanos de la ONU les recordó a los gobiernos que "cualquier respuesta de emergencia ante el coronavirus debe ser proporcionada, necesaria y no discriminatoria". " Las declaraciones de emergencia a partir de los brotes de coronavirus no deben utilizarse como criterio para apuntar contra determinados grupos, minorías o individuos ", señaló el comunicado. " No deberían funcionar para cubrir acciones represivas bajo el disfraz de la protección de la salud ni para silenciar el trabajo de los defensores de derechos humanos ".

The Washington Post (Traducción de Ignacio Mackinze)

Por: Ishaan Tharoor ADEMÁS

Coronavirus hoy en Argentina: cuántos casos se registran al 23 de Marzo

Coronavirus. Metalúrgicos desarrollan un sistema para aumentar la cantidad de respiradores

Coronavirus hoy en Venezuela: cuántos casos se registran al 23 de Marzo

Coronavirus hoy en Perú: cuántos casos se registran al 23 de Marzo

ActualidadFuente de la noticia (La Nacion)