Por el momento, aunque hubo un aumento, el sistema soportó la carga; pero todavía falta lo peor Crédito: SHUTTERSTOCK

Débora Slotnisky

La pandemia del coronavirus está llevando a que muchas empresas envíen a sus colaboradores a trabajar desde sus hogares para evitar la circulación de personas con el objetivo de disminuir la propagación del virus. Distanciamiento social, se llama, y está bien.

De la misma manera, millones de alumnos están accediendo a contenidos digitales de forma remota para continuar con el proceso de aprendizaje, ya que las clases presenciales han sido suspendidas en los tres niveles educativos.

Esta medida ya ha sido adoptada por otros países, y rápidamente varias compañías tecnológicas lanzaron beneficios para el trabajo a distancia.

Por ejemplo, Google ofrece el acceso gratuito a sus soluciones de videoconferencia de Hangouts Meet para todos los clientes de G Suite. Microsoft liberó el uso de Teams, que es una herramienta incluida en la suite Office 365 que está diseñada para el trabajo a distancia y colaborativo que, entre otros detalles, permite realizar reuniones en video para hasta 250 participantes, y de Live Events para hasta 10 mil, grabación y compartir pantalla.

A propósito, en una charla TED de 2015 el cofundador de Microsoft, Bill Gates, predijo la posibilidad de que la próxima gran amenaza de la humanidad no fuera una guerra sino una pandemia, y alertó sobre la imposibilidad de los sistemas sanitarios y científicos para hacerle frente.

Pero ¿está preparada la infraestructura de comunicaciones de Argentina para que más empleados teletrabajen frente a esta emergencia, siendo que persisten baches de señal para hablar por teléfono celular y la velocidad de conexión es baja respecto a otros países?

Actualmente, la penetración a Internet fija es del 62%, mientras que el 80% de las personas se comunica a través de smartphones, según dice a la nacion Enrique Carrier, de la consultora Carrier & Asociados. Esta última cifra es relevante, ya que los dispositivos móviles son herramientas laborales.

"La infraestructura en nuestro país está bien. De hecho, el consumo en promedio se ha incrementado en un 25% durante esta semana sin que se registraran inconvenientes en la provisión del servicio. Este aumento se da por las noches, es decir, que está más orientado al entretenimiento. Teniendo en cuenta esto, y que una hora de video en HD consume mucho más que usar herramientas de teletrabajo, es evidente que la red está preparada para los teletrabajadores -explica Ariel Graizer, presidente de la Cámara Argentina de Internet (Cabase), y agrega:- si un usuario puede ver un film en Netflix o utilizar videojuegos, tranquilamente puede utilizar sus herramientas de productividad ya que, por ejemplo, acceder a un escritorio remoto consume 255 Kbps, que no es nada comparado con el HD".

En tanto, desde Telecom informaron a la nacion que en el período de aislamiento y distanciamiento social notan cambios en el comportamiento habitual del tráfico de datos. "En estos primeros días los valores de la red móvil y fija se asemejan al tráfico de un fin de semana, con una leve variación del 7% aproximadamente. Lo disruptivo es el cambio de tendencia sobre el uso de herramientas para home office".

Según la misma fuente, sólo en el primer día hubo un 7% de crecimiento del consumo móvil respecto a los niveles promedio mensuales. Al mismo tiempo, en herramientas de mensajería observan que el uso del WhatsApp creció un 62por ciento. "Durante los primeros 2 días hubo un crecimiento acelerado en el uso de la herramienta de reuniones a distancia. El uso de de video conferencia se incrementó un 110 por ciento, mientras que la modalidad de tráfico remoto también intensificó el tráfico de las VPN (redes privadas virtuales) en un 31 por ciento". Respecto a la velocidad de conexión, un reciente reporte de la Worldwide Broadband Speed League 2019 determinó que la Argentina ocupa el puesto 149. Taiwan, Singapur, Suecia, Dinamarca y Japón lideran el ranking.

De todas maneras, para Graizer la velocidad nacional no es un problema ya que "si una persona puede ver una película significa que toda su familia puede trabajar, excepto que todos realicen videoconferencia en simultáneo" De todos modos, apuntó que muchos proveedores están avanzando con el tendido de fibra óptica y se encuentran con que municipios, provincias y organizaciones varias no entregan los permisos para que se continúe con este trabajo, que es crucial para mejorar la calidad de la conectividad". A la fecha, esta tecnología pasa por la puerta de unos 2 millones de hogares, y se está trabajando en ampliar esta red en más de 400 localidades del país.

Respecto a las comunicaciones móviles, según el directivo de Cabase, en el contexto de teletrabajo la calidad no afecta porque al trabajar desde sus hogares los empleados utilizan internet fija, y el número de hogares conectados es cada vez mayor. Además, explica que prácticamente la totalidad del país cuenta con algún proveedor de internet.

Carrier agrega que alrededor del 80% de los usuarios móviles tienen acceso a la red 4G, y que con 3G basta para mantener conversaciones telefónicas.

Uso responsable de los datos

Al ser consultados, desde la operadora Claro respondieron: "Consideramos que es muy prematuro dar información respecto al tema. La compañía está monitoreando continuamente la situación para mantener la operatividad de la red y cuidar a sus colaboradores".

Si bien por el momento las redes están funcionando con normalidad, dado que el consumo de datos durante estos momentos tiene una mayor demanda que lo habitual, los proveedores de telefonía móvil recomiendan a la población hacer un uso responsable de esta tecnología.

En este contexto, desde Movistar aconsejan tener conectado a la red solo los dispositivos necesarios y en el momento que son utilizados y apelar a las redes para aquellas cuestiones de primera necesidad como comunicarse, estudiar y trabajar. Por ende, hay que evitar la descarga de contenidos extensos que puedan estresar la red y no son de primera necesidad. "En el caso de querer descargar contenidos de entretenimiento u otra necesidad, recomendamos hacerlo por la madrugada, donde el tráfico se ve más aliviado y no se perjudica a otro cliente. Además, hay que canalizar las comunicaciones de voz a través de las redes fijas, en caso de contar con ese servicio".

Más allá de las características de la infraestructura de las comunicaciones en el país, está en claro que para facilitar tareas laborales y de aprendizaje de las millones de personas que hoy están activas desde sus hogares, cada uno de los usuarios debe hacer un uso responsable del servicio ya que, aunque por el momento las redes funcionan normalmente, Carrier concluye que "todavía es difícil predecir cuáles serán los patrones de consumo durante los próximos días".

Por: Débora Slotnisky ADEMÁS

Coronavirus. Qué se necesita para cobrar el ingreso familiar de emergencia

Coronavirus hoy en Argentina: cuántos casos se registran al 24 de Marzo

Cuarentena: el entrenamiento que Florencia Peña consideró "no apto para menores"

Coronavirus hoy en Venezuela: cuántos casos se registran al 24 de Marzo

Fuente de la noticia (La Nacion)