En entrevistas con una docena de expertos mundiales en lucha contra las epidemias hay amplio consenso sobre los pasos que hay que dar de inmediato. Fuente: AFP

Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 23 de marzo de 2020 • 16:34

NUEVA YORK.- Por aterrador que sea el coronavirus, puede ser frenado. China, Corea del Sur, Singapur y Taiwán han demostrado que con esfuerzos implacables, el contagio puede ser sometido . Lo que todavía no sabemos es si esos esfuerzos pueden mantenerlo contenido a largo plazo . Pero para repetir el éxito de esos países son necesarios extraordinarios niveles de coordinación y de financiamiento de parte de los líderes políticos , como también niveles de confianza y cooperación de los ciudadanos . Hay chances de frenar el virus porque el contagio tiene un punto débil .

Aunque hay casos de propagación vertiginosa, como ocurrió en el crucero Diamond Princess , el coronavirus suele infectar cadenas de familiares, amigos y compañeros de trabajo , dice David L. Heymann, que encabeza el panel de expertos que asesora a la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante las emergencias sanitarias.

Nadie sabe bien por qué el virus viaja de esa manera, pero esa es la brecha que ven los expertos. " Hay que contener esas cadenas de persona ", indica Heymann. "Es necesario detectar y frenar los pequeños brotes , y a continuación hacer un riguroso rastreo de los contactos previos ".

Singapore's size is an asset in times like these. Not to mention its efficiency. pic.twitter.com/D6dUcpT1cp &- ian bremmer (@ianbremmer) March 10, 2020

En entrevistas con una docena de expertos mundiales en lucha contra las epidemias hay amplio consenso sobre los pasos que hay que dar de inmediato. Entre esos expertos se cuentan funcionarios de salud pública internacional, científicos, epidemiólogos, y actuales y exfuncionarios de gobierno de Estados Unidos de distinto signo político.

Y todos concuerdan en que hay que convencer a la ciudadanía de quedarse en su casa , y poner en funcionamiento un sistema para aislar a los infectados y tratarlos fuera de sus casas . También recomiendan endurecer las restricciones a viajes y desplazamientos, acelerar la producción de máscaras y respiradores, y facilitar los testeos de la población.

Estas son las recomendaciones de los expertos entrevistados por The New York Times:

Hay que escuchar a los científicos

La Casa Blanca mantiene informados a los medios de los avances del gobierno contra la pandemia, con partes informativos encabezadas generalmente por el presidente Trump o el vicepresidente Mike Pence, flanqueados por un elenco de funcionarios que va rotando. Muchos expertos prefirieron hablar en off por temor a ofender al presidente, pero todos coincidieron en que los políticos deben dar un paso al costado y dejar que los científicos lideren tanto los esfuerzos por contener el virus como la campaña de concientización orientada a la ciudadanía.

Por sobre todas las cosas, dicen los expertos, los partes de noticias deberían enforcarse en salvar vidas y asegurarse de que los trabajadores con ingresos promedio sobrevivan los difíciles tiempos por venir, en vez de abundar en las fluctuaciones de la Bolsa, el destino de la industria del turismo o la salud del presidente. No hay tiempo para dedos acusadores y repartos de culpas.

The US is likely to fail in its efforts to contain the Pandemic for the time beingWatch this interview with Donald G. McNeil Jr. He is a science and health reporter with The New York Times https://t.co/AaeTqougBI &- Douglas Kitt (@DougKitt) March 23, 2020

"A esta altura de la emergencia, no tiene sentido perder tiempo discutiendo lo que pudo hacerse o quién tiene la culpa ", analiza el almirante Tim Ziemer, quien lideró la unidad de respuesta ante la pandemia en el Consejo de Seguridad Nacional, antes de su desarticulación. "Hay que enfocarse en el enemigo, y el enemigo es el virus."

Cortar el contagio entre ciudades

La siguiente prioridad, sostienen los expertos, es el " distanciamiento social extremo ". Si tuviésemos una varita mágica que nos permitiera congelar a todos a dos metros de distancia durante 14 días , la epidemia se cortaría de un saque, según los epidemiólogos. La varita mágica, obviamente, no existe. Pero el objetivo de la cuarentena y del distanciamiento social es acercarse lo más posible a esa parálisis, y para lograrlo hay que reducir al mínimo los desplazamientos y las interacciones entre las personas .

Cortar el contagio dentro de las ciudades

Dentro de cada ciudad también hay peligrosos focos de contagio: ese restaurante, ese gimnasio, esa clínica o incluso ese taxi pueden estar más contaminados que muchos otros idénticos y cercanos, por el simple hecho de que alguien haya estornudado en su interior.

Cada día que se demora la interrupción del contacto entre personas genera nuevos focos de contagio , que a su vez no pueden ser detectados hasta una semana más tarde, cuando los que se contagiaron ahí empiezan a caer enfermos.

"The Virus Can Be Stopped, but Only With Harsh Steps, Experts Say" by Donald G. McNeil Jr. https://t.co/udwBTqnkoW pic.twitter.com/Lh4uEq94E8 &- HealthTechForum DFW (@HTFDFW) March 23, 2020

Para frenar la explosión de contagios, hay que frenar el funcionamiento municipal . Sin embargo, hay personas que tienen que seguir trabajando: médicos, personal de enfermería, ambulancieros, policías y bomberos, técnicos de mantenimiento de la red eléctrica o de gas. El despacho de comida y remedios a domicilio también debe seguir. Pero cuanto más flexible sea la cuarentena, más gente morirá en hospitales desbordados, y más tardará la economía en volver a arrancar .

Arreglar el lio de los testeos

Los expertos dicen que los tests deben realizarse de manera coordinada y segura. Los enfermos más graves primero y el personal que realiza el tst debe tener elementos de protección . En Estados Unidos, quienes quieren hacerse el test llaman a su médico, que tal vez no lo tenga, o hacen largas colas para comprarlo en algún negocio. El viernes, la Ciudad de Nueva York informó que su sistema de salud estaba colapsado y limitó los tests únicamente a los pacientes que requerían hospitalización inmediata .

Aislar a los infectados

Los expertos dicen que Estados Unidos debe pensar rápidamente una alternativa que no sea aislar a los enfermos en sus casas, ya que eso pone en riesgo al resto de la familia del paciente. En China, entre un 75 y un 85% de los contagios fueron intrafamiliares .

En vez de la política que recomienda a los infectados permanecer en sus casas, como hacen actualmente los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, los expertos consideran que las ciudades deberían abrir instalaciones donde puedan convalecer los enfermos leves o moderados hasta recuperarse . La ciudad de Wuhan creó varios de esos centros, llamado " hospitales temporarios ", que son como una cruza de barracas con clínica de primeros auxilios, con catres y tanques de oxígeno, pero sin los sofisticados equipos de las unidades de terapia intensiva.

Detectar a las personas con fiebre

Como China, Taiwán y Vietnam fueron golpeados por el SARS en 2003 y Corea del Sur tuvo que enfrentar el MERS, los chequeos de temperatura corporal en esos países ya son rutinarios. En la mayoría de los países asiáticos afectados son moneda corriente los controles de temperatura antes de subirse a un colectivo, a un vagón de tren o subte, o de ingresar a un edificio público, un teatro o incluso a un restaurante . También suele exigirse el lavado de manos con agua clorada.

Rastrear los contactos

Es fundamental individualizar y testear a todos los contactos que haya tenido cada caso positivo . En el pico de la epidemia, Wuhan tenía a 18.000 personas abocadas a rastrear a los individuos que habían entrado en contacto con los infectados.

En ese momento, los departamentos de salud de algunos distritos de Estados Unidos no tenían siquiera personal suficiente para rastrear la sífilis y la tuberculosis, menos aún para rastrear a la infinidad de contactos casuales de los infectados con coronavirus. Luciana Borio, directora de preparación médica y de biodefensa del Consejo de Seguridad Nacional hasta su desarticulación, en 2018, sugiere que los más jóvenes podrían usar sus redes sociales "para hacer el rastreo de sus propios contactos"

Barbijos en todas partes

Hay poca evidencia científica que demuestre que los simples barbijos de cirugía puedan proteger del contagio a las personas sanas. Sin embargo, en los países asiáticos su uso suele ser obligatorio. Según los expertos, ese enfoque asiático tiene menos que ver con la efectividad de la medida que con la psicología de masas.

Todos los expertos coinciden en que los enfermos deben usar barbijo para contener la tos y los estornudos. Pero si usar máscara es sinónimo de estar enfermo, muchos se negarán a usarla. Por lo tanto, si es obligatorio para todos, los enfermos se pondrán automáticamente la suya sin temor a la estigma
Todos los expertos coinciden en que los enfermos deben usar barbijo para contener la tos y los estornudos. Pero si usar máscara es sinónimo de estar enfermo, muchos se negarán a usarla. Por lo tanto, si es obligatorio para todos, los enfermos se pondrán automáticamente la suya sin temor a la estigma

Todos los expertos coinciden en que los enfermos deben usar barbijo para contener la tos y los estornudos . Pero si usar máscara es sinónimo de estar enfermo, muchos se negarán a usarla. Por lo tanto, si es obligatorio para todos, los enfermos se pondrán automáticamente la suya sin temor a la estigmatización social .

Los expertos también recalcan que a los occidentales hay que advertirlos seriamente para que dejan de abrazarse y darse la mano. El "choque de codos" puede parecer gracioso, pero es un método efectivo para prevenir los contagios .

Cuidar los servicios vitales

Para algunos aspectos cruciales de la vida durante una pandemia, la intervención a nivel nacional se vuelve imprescindible. Solo el gobierno nacional puede obligar a los gobiernos locales a garantizar el comercio entre las provincias para que no se corte el flujo de alimentos, agua, electricidad, gas, y otras necesidades básicas.

Trump dijo estar facultado para obligar a las empresas a priorizar la fabricación de respiradores, barbijos y otros insumos, y algunas de esas empresas se han ofrecido a hacerlo. El mandatario norteamericano también puede recurrir a las Fuerzas Armadas. De hecho, l a Armada de Estados Unidos ya afectó dos barcos hospitales a la lucha contra la enfermedad. Llegado el caso, Trump también puede convocar a la Guardia Nacional .

Los expertos dicen que ese tipo de decisiones de alto nivel deben tomarse rápidamente. "Muchos líderes políticos occidentales están haciendo equilibrio como si caminaran por la cuerda floja, pero tienen que entender que no tienen alternativa", dice el doctor David Nabarro, enviado especial de la OMS a Estados Unidos por el Covid-19. "Para luchar contra esto, tienen que usar sin titubear todo el poder que tienen a su alcance ".

Fabricar respiradores y producir oxígeno

Los alrededor de 175.000 respiradores que hay en total en los hospitales y almacenados en Estados Unidos son muchos menos de los que harán falta para lidiar con el auge de enfermos que se espera para las próximas semanas. Los fabricantes, una docena de ellos en Estados Unidos, dicen que no hay forma de aumentar demasiado la producción en lo inmediato . Pero es posible que fabricantes de otros sectores, como empresas de la industria aeroespacial o automotriz, puedan hacerlo.

Los proveedores, mientras tanto, se devanan en busca de alternativas. Las enfermeras canadienses están haciendo circular un estudio de 2006 que explica como un respirador puede ser modificado para tratar a cuatro pacientes simultáneamente . También es necesario aumentar la producción de oxígeno en tanques.

Acondicionar los hospitales

Los hospitales de Estados Unidos tomaron algunas medidas para enfrentar el aluvión de pacientes, como posponer las cirugías programadas y preparar salas de aislamiento . Los militares tienen almacenados algunos hospitales de campaña que pueden desplegarse, pero no alcanzarían ni remotamente para enfrentar un aumento exponencial de casos.

En Wuhan, el gobierno chino construyó dos hospitales nuevos en apenas dos semanas, tal como pudo verse en todos los medios de comunicación del mundo. El resto de los hospitales de Wuhan fueron divididos: 48 fueron designados para manejar 10.000 casos graves o críticos, mientras que el resto se ocuparon exclusivamente de las emergencias comunes , como los infartos y los nacimientos.

Decidir cuándo conviene cerrar las escuelas

Hasta el sábado, se encontraban cerradas las escuelas de 45 estados norteamericanos, pero esa es una división que divide a los expertos. " Cerrar todas las escuelas pude no tener sentido a menos que se haya comprobado una generalizada transmisión comunitaria en la zona , algo que no está pasando en la mayor parte del país", dice el doctor Thomas R. Frieden, exdirector de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades durante el gobierno de Barack Obama.

#Covid19 Grupos de amigos, familiares y colegas de trabajo, son blanco de la infección del virus, sostiene David L. Heymann, que asesora a la OMS. "Y es posible contener estos grupos. Hay identificar y frenar estos contagios y seguir su senda" señala al New York Times.&- Ernesto Ekaizer (@ErnestoEkaizer) March 23, 2020

No se sabe hasta qué punto los niños propagan el coronavirus. Rara vez se enferman tanto como para ser hospitalizados. El nivel de testeos actual no permite decir si la mayoría de ellos se contagian o no. Pero cerrar distritos escolares completos puede generar una disrupción grave en la capacidad de una ciudad para enfrentar el brote: con los chicos en casa, los trabajadores de la salud y otros servicios esenciales no pueden ir a trabajar.

Reclutar voluntarios

Parte del éxito de las medidas que tomó China se debe a los cientos de miles de voluntarios que reclutó. El gobierno declaro una "guerra del pueblo", y lanzó la campaña "¡Luchar por Wuhan, luchar por China!". Muchas personas que quedaron ociosas por la cuarentena y cierre de las empresas se ofrecieron para controlar la temperatura de sus conciudadanos, rastrear contactos, hacer reparaciones en hospitales, entregar comida a domicilio y hasta para cuidar a los hijos de los profesionales de la salud que se encontraban en la primera línea de batalla. Con capacitación, los voluntarios fueron capaces de realizar tareas básicas pero cruciales para el funcionamiento médico.

Priorizar los tratamientos

Los médicos de China, Italia y Francia probaron prácticamente todo lo que tenían en las farmacias de los hospitales para luchar contra la enfermedad y de esos intentos surgieron al menos dos opciones que podrían salvar pacientes: los drogas contra la malaria, como la cloroquina y la hidroxicloroquina, y el antiviral remdesivir, que no está aprobado .

Todavía no hay pruebas de que estos u otros fármacos sean efectivos contra el virus. Ya hay ensayos clínicos en marcha en Italia y Francia, y los hospitales de Nueva York están redactando sus propios protocolos de prueba .

La vacuna

La esperanza definitiva es encontrar una vacuna que nos proteja a todos, y muchas empresas y gobiernos ya están apurando las investigaciones con mejores posibilidades de éxito. Aunque nada salga mal, ese proceso llevará al menos un año . Según los expertos en vacunas, las trabas no son burocráticas, sino que el sistema inmunitario de los humanos tarda semanas en generar anticuerpos , y algunos de los efectos colaterales indeseados también tardan semanas en aparecer.

Tras muchos ensayos en animales, las vacunas suelen ser administradas a unos 50 voluntarios humanos sanos para ver si causan efectos colaterales inesperados y para calcular la dosis exacta necesaria para producir los anticuerpos. Si eso sale bien, el ensayo pasa a incluir a cientos o miles de voluntarios de la zona de circulación del virus. A la mitad de ellos se le administra la vacuna, y al resto no. Finalmente, si la mitad vacunada no contrae la enfermedad, se da luz verde para la producción en masa de la vacuna .

Traducción de Jaime Arrambide

ADEMÁS

Mendoza recorta los salarios de los funcionarios para enfrentar la pandemia

Dólar blue hoy: a cuanto cotiza el lunes 23 de marzo

Coronavirus hoy en Argentina: cuántos casos se registran al 23 de Marzo

Coronavirus hoy en Venezuela: cuántos casos se registran al 23 de Marzo

Fuente de la noticia (La Nacion)