La necesidad de trigo, en medio de la pandemia de coronavirus, generó importantes mejoras en las últimas ruedas en las Bolsas de Chicago y de Kansas Fuente: Archivo

El temor de los países importadores por el abastecimiento en medio de la pandemia mundial de coronavirus y la especulación de los grandes fondos de inversión fueron los dos principales fundamentos alcistas que le posibilitaron al trigo acumular subas superiores al 7% en el mercado estadounidense en lo que va de la semana.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, hoy las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron alzas de US$6,79 y de 4,59 sobre los contratos mayo y julio del trigo, cuyos valores fueron de 213,11 y de 208,61 dólares por tonelada. En lo que va de la semana estas posiciones ganaron un 7,56 y un 5,97% frente a los precios vigentes el viernes, de 198,14 y de 196,85 dólares.

En la Bolsa de Kansas, los contratos mayo y julio del trigo sumaron US$3,77 y 3,49, en tanto que sus ajustes resultaron de 184,09 y de 185,46 dólares por tonelada. En las tres primeras ruedas de la semana estas posiciones aumentaron un 6,82 y un 6,83% frente a los valores del viernes pasado, de 172,33 y de 173,61 dólares.

Cabe tener en cuenta que la semana pasada el trigo terminó con alzas de hasta el 6,6% en Chicago y de hasta el 8,7% en Kansas.

Las nuevas mejoras fueron alentadas por los rumores sobre posibles demoras en las salidas de embarques rusos de trigo, entre otras mercaderías, a partir de mayores controles que la autoridad fitosanitaria rusa estaría imponiendo para habilitar los despachos. En el mercado estadounidense algunos operadores vincularon esta situación con la intención de limitar las exportaciones que semanas atrás manejaron algunos funcionarios, pero que finalmente no prosperó.

También sumó a la tónica alcista la noticia de que el Ministerio de Comercio de Irak, en el marco de la crisis global por la pandemia de coronavirus, consideró que para asegurar las necesidades domésticas de trigo de los próximos meses necesitará importar un millón de toneladas, cuando poco tiempo atrás el mismo organismo calculaba compras por 750.000 toneladas.

Los operadores no descartan que en los próximos días se sucedan nuevas noticias sobre países exportadores que opten por moderar sus ventas para garantizar el abasto doméstico -a través de disposiciones o por controles fitosanitarios- ante un eventual agravamiento de la crisis sanitaria y compradores que eleven su demanda para procurar acumular reservas estratégicas de trigo.

La tónica alcista del grano fino favoreció también al maíz, que durante la semana pasada acumuló pérdidas próximas al 6% por el derrumbe del petróleo. En efecto, las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron subas de US$0,49 y de 0,59 sobre los contratos mayo y julio, cuyos ajustes fueron de 137,20 y de 139,17 dólares por tonelada. En lo que va de la semana estas posiciones repuntaron un 1,38 y un 1,15%, frente a los valores vigentes el viernes, de 135,33 y de 137,59 dólares.

Respecto de la soja, hoy las posiciones mayo y julio en Chicago perdieron US$1,92 y 1,01, al cerrar con ajustes de 323,90 y de 325,09 dólares por tonelada. Sin embargo, en lo que va de la semana estos contratos acumulan ganancias del 2,21 y del 2,31% frente a los 316,91 y a los 317,74 dólares vigentes el viernes pasado.

Mercado local

En la plaza doméstica hoy las ofertas de las fábricas subieron de 215 a 220 dólares por tonelada de soja con entrega inmediata sobre el Gran Rosario. De igual modo, mejoró de 205 a 215 dólares la propuesta por la mercadería con entrega en mayo.

En sintonía con las mejoras acumuladas en la semana en Chicago, las posiciones mayo y julio de la soja en el Matba Rofex subieron hoy US$5,80 y 5, al cerrar con ajustes de 226,60 y de 230,70 dólares por tonelada.

Acerca del maíz, la necesidad de los exportadores los hizo elevar sus propuestas por el grano disponible de 136 a 145 dólares para el Gran Rosario; de 155 a 160 dólares para Bahía Blanca, y de 150 a 155 dólares para Necochea.

Por el maíz con entrega durante el mes próximo las ofertas subieron de 140 a 145 dólares por tonelada para el Gran Rosario, donde el valor pudo ser mayor según el volumen comprometido por el vendedor, y de 150 a 155 dólares para Bahía Blanca.

En el Matba Rofex las posiciones abril y julio del maíz subieron US$7,70 y 4,50, mientras que sus ajustes resultaron de 148,20 y de 135 dólares por tonelada.

Por último, el mercado físico de trigo mostró cambios ceñidos a las necesidades de quienes deben completar envíos, con volúmenes operados mínimos, pero no al cierre alcista en Estados Unidos. Así, hubo subas de 190 a 195 dólares por tonelada para el Gran Rosario y de 180 a 185 dólares para Necochea, pero una baja de 205 a 200 dólares para Bahía Blanca.

En el Matba Rofex, las posiciones julio y diciembre del trigo aumentaron US$5,50 y 2, mientras que sus ajustes fueron de 206,50 y de 164,50 dólares por tonelada.

Por: Dante Rofi ADEMÁS

Miguel Cané: "Veremos hasta dónde el productor va a sembrar trigo"

Alivio por el repunte del precio de los granos en la Bolsa de Chicago

El valor de los granos tuvo un repunte parcial en la Bolsa de Chicago

El precio del maíz cayó otro 2,6% en Chicago y ya está en el peor nivel en 19 meses

Fuente de la noticia (La Nacion)