La consola portátil fue lanzada hace más de 30 años, y la compañía japonesa le entregó una unidad en sus depósitos para reemplazar el equipo dañado de una abuela de 95 años

Los videojuegos eran uno de los pasatiempos favoritos de la madre de Kuniko Tsusaka, que disfrutaba de las partidas de Tetris en la primera versión del Game Boy, una consola portátil lanzada por Nintendo hace 30 años. Con 95 años, la madre se enfermó, el tercer dispositivo que tenía para jugar se rompió y Tsusaka no encontró una manera de reparar o reemplazar el equipo.

Ante esta situación, el hijo de Tsusaka le comenta que Nintendo se caracteriza por un excelente servicio de atención al cliente, o kami taiou en japonés. Por una confusión, Tsusaka interpreta la palabra kami como papel y decide ponerse en contacto con Nintendo con una correspondencia tradicional y envía una carta acompañada por el equipo dañado. Y la respuesta no se hizo esperar: la compañía japonesa dijo que no tenía forma de reparar la consola, pero le ofrecían en reemplazo un Game Boy nuevo que tenían en el depósito.

La historia de la abuela fan del Tetris y el Game Boy se hizo pública en una carta publicada en el diario Asahi Shimbun el 21 de febrero y saltó a las redes sociales por la publicación del artículo en la cuenta de Twitter del usuario @SITM_K. Allí Tsusaka reconoce la confusión que tuvo al interpretar el término kami taiou que le dijo su hijo y agradece la buena predisposición que tuvo Nintendo al reponer la consola portátil.

"Mi madre era una persona muy alegre y creo que, desde el cielo, debe estar muy agradecida de la respuesta que tuvo", dijo Tsusaka, citada por el sitio Sora News 24.

ADEMÁS

Los nuevos videojuegos quieren que te levantes del sofá

Deadpool llega al Fortnite con desafíos secretos para la nueva temporada

Lenovo Ideapad L340: una notebook que sirve para trabajar y también para jugar

FIFA 20: Boca y River vuelven con un parche gratuito por la Copa Libertadores

Fuente de la noticia (La Nacion)