A lo largo de la cadena hay ineficiencias en sus distintos puntos

Roberto Bisang, quien se desempeña como profesor titular de Economía Agropecuaria e investigador del Instituto Interdisciplinario de Economía Política del Conicet, explicó en un evento organizado la semana pasada por ADBlick Agro que la suma de "pequeñas ineficiencias" es lo que impide a los productores de ganado vacuno percibir una renta mayor por su trabajo.

"¿De qué depende el precio del novillo? Uno muchas veces tiene la idea de que depende de lo que se hace tranquera adentro, pero de nada me sirve ganar eficiencia y productividad allí si no está bien armado el resto de la cadena", dijo.

Repasó algunas ineficiencias que se acumulan en distintos puntos de la cadena de comercialización y van achicando los márgenes, lo cual condiciona de manera significativa el precio que recibe el productor, más allá de todos los esfuerzos que haga en su campo por ofrecer un producto más valioso.

Partiendo desde el otro extremo de la cadena, las carnicerías, Bisang identificó algunos de los inconvenientes que se producen allí, que manejan aproximadamente el 65% de las ventas al público contra el 35% de los supermercados.

Después desarrolló el problema que se da en los frigoríficos. Existen alrededor de 460 frigoríficos habilitados en todo el país, de los cuales 25 faenan más de 15.000 cabezas por mes, otros 30 hasta 5000 cabezas y el resto por debajo de esa cantidad.

Consideró que hay que constituir un sistema que permita aprovechar lo que se denomina "quinto cuarto" (pelo, sangre, sebo, pezuña, por ejemplo) que, según precisó, provee entre el 10% y el 12% del total de lo que se obtiene por cada animal, y que aproximadamente en el 50% de los casos se está desperdiciando porque esa gran mayoría de frigoríficos que faena la mitad de las cabezas no tiene los medios para procesarlo.

En este contexto, dijo que hay que "superar estas ineficiencias para que se puedan capturar mejor los subproductos y se pueda pagar más. Porque si no hay excedente, no hay posibilidad de pelear un precio mejor. Ahí está la oportunidad de mejorar el negocio y la rentabilidad".

En tanto, Alejandro Fara, managing director Fondos Cerrados y Negocios de ADBlick, describió a la ganadería como "un sector en el que se requiere cada vez más innovar no solo en la tecnología sino también en los procesos, saber muy bien con quién se está trabajando en la cadena, hacer negocios con gente confiable". Agregó que esto traerá buenos resultados en el corto, mediano y largo plazo.

Presentó el plan de negocios del proyecto de ganadería de ADBlick para los inversores que participaron del evento . Destacó que el campo está viviendo una gran revolución, "mucho de esto se ha visto especialmente en el sector agrícola y la ganadería la corre de atrás".

No obstante, remarcó que el actual estado de situación "no es un problema, sino una gran oportunidad" para la actividad.

ADEMÁS

Jeff Rowe, de Syngenta: "Necesitamos el reconocimiento de la propiedad intelectual"

Cuota Hilton: una solución ante nuevas condiciones y diferencias con otros países

Por el coronavirus, cayeron los precios de los granos en la Bolsa de Chicago

Retenciones: preparan más asambleas, tractorazos y un "casillazo" del campo

Fuente de la noticia (La Nacion)