Un médico controla la saturación de oxígeno de un paciente en Wuhan Fuente: EFE – Crédito: Yuan Zheng

Las principales bolsas del mundo cerraron en baja tras conocerse un repentino salto de 15.000 nuevos contagios en China por un cambio en la manera de diagnosticar y contabilizar infecciones Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 14 de febrero de 2020

PEKÍN.- Los efectos del coronavirus en la economía mundial no se hacen esperar y ayer pusieron en apuros a los principales mercados de valores después de que las autoridades chinas revelaron un desmesurado salto en la cifra de nuevos casos y muertes, tras cambiar el sistema de conteo de las personas infectadas.

Las bolsas asiáticas cerraron en baja. El Nikkei de Japón perdió 0,1%, el Shanghai Composite bajó 0,6% y el Hang Seng de Hong Kong cedió 0,3%. Lo mismo pasó en Europa, donde solo sobrevivió Milán. Londres cayó 1,09%; París, 0,19%, y Fráncfort, 0,03%. Nueva York siguió el mismo camino: el Dow Jones bajó 0,54%.

La Unión Europea (UE), donde se registraron 35 casos de coronavirus, expresó su preocupación por el impacto de la epidemia en su economía y alertó sobre eventuales riesgos en el abastecimiento de medicamentos.

"El brote del coronavirus Covid-19, con sus implicaciones para la salud pública, la actividad económica y el comercio, sobre todo en China, es un nuevo riesgo", advirtió la Comisión Europea en un comunicado, tras una reunión de alto nivel para coordinar las acciones entre todos los miembros del bloque.

El temblor de los mercados se dio luego de dos días de optimismo bursátil por el anuncio de Pekín de que se desaceleraba el ritmo de nuevos casos, lo que alimentó la ilusión de que la epidemia se encaminaba a su fin en abril. Pero eso fue superado por la repentina inclusión, ayer, de más casos de los estimados.

La caótica danza de cifras, que se mueve de manera imprecisa e irregular y produce sensaciones encontradas entre los expertos en salud, los líderes políticos, la población y los mercados, tuvo uno de sus días más sombríos desde el comienzo del brote.

Las autoridades registraron otras 254 víctimas y elevaron el total de muertos a 1369. Además, agregaron otros 15.152 infectados y ahora el total de contagios supera los 60.000.

El salto en la cifra de contagios se debe a que las autoridades comenzaron a incluir en el balance a todos los pacientes cuya radiografía pulmonar muestre señales de neumonía, sin esperar a las pruebas de laboratorio que antes eran indispensables para confirmar el diagnóstico. Según la Comisión de Salud de la provincia de Hubei, el nuevo método permitirá que los pacientes sean atendidos "lo antes posible".

"En realidad, no ha habido cambios importantes en la propagación de la epidemia", dijo el jefe del Departamento de Salud de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, al comentar sobre los números récord que provienen de China debido al cambio en los parámetros.

Pragmatismo

Kentaro Iwata, profesor de la Universidad de Kobe (Japón) y experto en enfermedades infecciosas, calificó de "comprensible" el cambio de metodología. Yun Jiang, especialista de la Universidad Nacional de Australia, dijo a su vez que era una "medida pragmática" ante la carencia o el retraso de métodos más precisos.

Los nuevos números elevaron sin embargo los temores entre las autoridades del Partido Comunista de China. La ciudad de Huanggang, por ejemplo, pondrá en vigor desde hoy nuevas medidas draconianas para evitar sumar un nuevo brote: complejos residenciales sellados y circulación autorizada solo para algunos vehículos.

El presidente chino, Xi Jinping, cuyo ánimo se mueve a la par de los números, descargó su furia sobre los líderes del partido de Hubei y de la ciudad de Wuhan, los funcionarios de más alto nivel que fueron desacreditados hasta ahora.

Jiang Chaoliang fue removido de la cabeza del partido de Hubei y reemplazado por el alcalde de Shanghai, Ying Yong, hombre de confianza del presidente. "En la actualidad, la situación epidémica sigue siendo muy grave y la tarea es muy difícil", señaló Ying.

Wang Zhonglin será el encargado del partido en Wuhan, en lugar de Ma Guoqiang, que a fines de enero, en una entrevista con la televisión estatal CCTV, admitió los retrasos en informar sobre el coronavirus.

El descontento popular se transformó en clamor tras la muerte, el 7 de febrero, del médico de Wuhan, Li Wenliang, de 34 años, que murió debido al virus y fue uno de los primeros médicos en alertar del peligro que representaba la enfermedad. Sin embargo, sufrió una reprimenda oficial por divulgar "rumores".

Fuera de China continúan aumentando de manera dramática los casos en el crucero Diamond Princess, con 3700 personas a bordo, que vive un auténtico calvario por la cuarentena a la que está sometido en el puerto de Yokohama. Ayer se reportaron otros 44 casos, lo que elevó los confirmados a 219, desde una cifra inicial de 20, cuando recién entraba en aguas japonesas, la semana pasada.

Vietnam, por otro lado, decidió poner en cuarentena a una comunidad completa de 10.000 personas cerca de Hanoi durante 20 días. Y en Gran Bretaña los casos confirmados aumentaron a nueve, mientras que un segundo estadounidense evacuado de Wuhan dio positivo, lo que eleva el total en los Estados Unidos a 14.

Agencias ANSA, AFP, AP y Reuters

ADEMÁS

Sin horas extras. El coronavirus impacta en los frigoríficos que exportan a China

¿Por qué hasta ahora no hay ningún caso de coronavirus en América Latina?

Los argentinos aislados en China piden ser repatriados ante el avance del coronavirus

Médicos en peligro: seis trabajadores de salud muertos y 1716 contagiados de coronavirus en China

Fuente de la noticia (La Nacion)