Una falla en el motor obligó a un avión de Delta Air Lines con destino a Shanghai a hacer un regreso de emergencia al aeropuerto de Los Ángeles Crédito: AP

Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 15 de enero de 2020 • 11:27

LOS ANGELES.- Una falla en el motor obligó a un avión de Delta Air Lines con destino a Shanghai a hacer un regreso de emergencia al aeropuerto de Los Ángeles. Pero a raíz de esta situación, el combustible de la aeronave cayó sobre varias escuelas y causó la irritación en la piel y pulmones de 56 menores y adultos.

El vuelo 89 de Delta, que cubría la ruta Los Ángeles-Shanghai y llevaba 149 pasajeros, debió arrojar el combustible que llevaba. "La aeronave aterrizó sin problemas tras una liberación de combustible para reducir el peso de aterrizaje", dijeron en la aerolínea

El vapor del combustible afectó cinco escuelas primarias, pero todas las lesiones fueron menores y nadie fue trasladado a hospitales, según informó el inspector del Departamento de Bomberos del condado Los Ángeles. Además, señaló que todo el combustible se evaporó muy rápido y ningún residuo inflamable quedó en el aire o el suelo. En tanto, las personas afectadas fueron atendidas con agua y jabón.

This is a Delta flight appearing to dump fuel over a primary school before landing in LA this morning. 70 firefighters and paramedics are on the scene assessing those affected. @9NewsAUS pic.twitter.com/XzWCuS4hPc&- Charles Croucher (@ccroucher9) January 14, 2020

Poco después del despegue, el vuelo 89 de Delta Air Lines "experimentó un problema en un motor y el avión tuvo que regresar rápidamente a LAX (el aeropuerto internacional de Los Ángeles). La aeronave aterrizó a salvo después de arrojar combustible, " un procedimiento obligatorio ordinario a fin de alcanzar un peso seguro para el descenso", indicó la compañía en un comunicado. Sin embargo, la aerolínea no dio detalles del problema en el motor.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) emprendió una investigación sobre el incidente. " Hay procedimientos especiales para que una aeronave tire combustible cuando se dirige hacia un aeropuerto importante de Estados Unidos o cuando sale'', dijo la FAA en un comunicado. Y agregó: " Estos procedimientos prevén que el combustible sea arrojado sobre zonas despobladas ya designadas, típicamente desde grandes alturas para que el combustible se atomice y disperse antes de llegar al suelo".

El vuelo 89 Delta, que cubría la ruta Los Ángeles-Shanghái y llevaba 149 pasajeros, debió arrojar el combustible que llevaba para liberar peso.
El vuelo 89 Delta, que cubría la ruta Los Ángeles-Shanghái y llevaba 149 pasajeros, debió arrojar el combustible que llevaba para liberar peso. Crédito: Reuters

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles dijo que la escuela primaria Park Avenue en Cudahy y la escuela primaria 93rd Street recibieron el "impacto directo del combustible''. En total, 31 niños y adultos fueron afectados en Park Avenue, y 12 en la 93rd Street. Los demás afectados corresponden a otras escuelas.

El alumno de sexto grado Diego Martinez, en Park Avenue, dijo que él y sus compañeros participaban en una clase de educación física al aire libre cuando vieron que un avión pasó volando muy bajo. " Pasó muy cerca'', contó. Poco después, el aire quedó invadido de un penetrante olor a combustible. " El olor estaba muy fuerte'', señaló el niño de 12 años. Después de eso, algunos de los menores se quejaron por comezón en la piel.

Algo similar relató Josue Burgos, de 11 años, que estaba en clase de educación física cuando ocurrió el incidente. " Pensamos que era lluvia, pero después supimos que estaban lanzando gasolina y todo el mundo comenzó a correr", dijo. Y añadió, mientras se miraba la ropa: " Olía mal, no era agua"

Agencia AP y AFP

Fuente de la noticia (La Nacion)