Ayer, hubo nuevas manifestaciones en el país; cientos de estudiantes criticaron al régimen y a la Guardia Revolucionaria en Teherán Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 15 de enero de 2020

TEHERÁN.- En medio de otra jornada de protestas callejeras contra el régimen, Irán anunció ayer el arresto de varias personas relacionadas con el derribo involuntario de un avión ucraniano de pasajeros y propuso la creación de un tribunal especial para analizar el hecho, que terminó con la vida de 176 personas, el miércoles pasado.

Con esta iniciativa, el régimen de Teherán pretendía mostrar una nueva cara en medio de la crisis internacional e interna que protagoniza tras el incidente.

Sin embargo, la noticia no logró mitigar las manifestaciones que se producen desde el sábado pasado, en rechazo a la gestión gubernamental de la tragedia.

Luego de que Teherán negara durante los primeros días que siguieron a la caída del Boeing 737 la hipótesis de que el avión que se dirigía a Kiev hubiese sido derribado por un misil, las fuerzas armadas reconocieron el sábado su responsabilidad en la catástrofe.

El anuncio tardío del error provocó una ola de indignación en el país contra las autoridades. Videos difundidos por redes sociales mostraron a manifestantes corear consignas contra las autoridades de la república islámica, incluido el clero chiita y el líder supremo, el ayatollah Ali Khamenei.

En un hecho sumamente inusual, la agencia Fars, cercana al régimen, informó que los manifestantes del domingo habían gritado "¡Muerte al dictador!" y clamado eslóganes contra la Guardia Revolucionaria, el cuerpo de élite que responde a Khamenei, que disparó sobre la aeronave al creer que se trataba de un caza estadounidense.

Durante la mañana de ayer, se produjeron varias protestas, al grito de "los estudiantes iraníes en duelo" o "ustedes no tienen moral", delante de las universidades de la capital.

En la Universidad de Teherán, unos 200 estudiantes, la mayoría con el rostro cubierto, mantuvieron un tenso cara a cara con jóvenes miembros de Basij, un movimiento paramilitar de voluntarios.

Las fuerzas de seguridad mantuvieron distancia de los grupos, que luego se dispersaron.

Presión internacional

Irán está sometido a una intensa presión internacional para que se lleve a cabo una investigación detallada sobre la tragedia aérea.

Muchas de las víctimas eran ciudadanos canadienses. Por este motivo, el gobierno de Canadá creó un grupo de coordinación de los países de los que eran oriundos los fallecidos, que mañana se reunirá en Londres para organizar la repatriación de los restos y pedir una investigación transparente.

Ayer el Ministerio de Justicia iraní anunció varios arrestos en el marco de una "exhaustiva investigación" para determinar las responsabilidades en el incidente, pero no precisó el número de personas detenidas ni sus identidades.

Poco antes, el presidente iraní, Hassan Rohani, había declarado que era necesario "castigar" a todos los responsables.

"Para nuestro pueblo es muy importante que cualquier persona que haya tenido culpa o haya sido negligente en este asunto" sea llevado ante la Justicia, dijo Rohani en un discurso retransmitido por la televisión. "Todos los que deban ser castigados lo serán", insistió.

"No puede ser solamente la persona que apretó un botón la que cometió la falta", precisó Rohani.

Asimismo, el presidente expresó su deseo de formar un tribunal especial "con magistrados de alto rango y decenas de expertos" para llegar a la verdad.

Mehdi Rahmanian, director del diario reformista Shargh, entrevé un nueva "mirada de la sociedad iraní" de las autoridades, que toleran cada vez menos el "disimulo" de las autoridades del régimen.

Rahmanian estimó que "los responsables estarán obligados a hablar a la gente de forma más honesta".

Por otro lado, Rahmanian reconoció que la actitud de las fuerzas de seguridad en los últimos días "mejoró respecto del pasado".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó en reiteradas oportunidades las represiones contra opositores, que en el último mes se saldaron con al menos 300 muertos, según Amnistía Internacional, que protestaban por la situación social del país.

ADEMÁS

Un argentino quedó detenido por los daños en Machu Picchu y podría pasar hasta ocho años en prisión

Toneladas de arena nueva: el plan de Miami contra la erosión de las playas

Pepe Mujica: "En vez de traer 100 mil cagadores argentinos, preocupémonos de que los nuestros inviertan acá"

Con dos misiles: el nuevo video que muestra cómo Irán atacó el avión ucraniano

Fuente de la noticia (La Nacion)