Es creciente el enojo del campo por la mayor carga tributaria Crédito: Shutterstock

Mucho enojo, malestar reflejado en los tractorazos y asambleas de estas últimas como la que hoy se hará en la Sociedad Rural de Pergamino con la convocatoria de Carbap, e incertidumbre por el futuro inmediato para el negocio de la producción. Ese es el cuadro general del ánimo de los productores hoy tras la suba de las retenciones aplicada por el gobierno nacional y la mayor presión impositiva en general, como la que logró imponer con subas del 15 al 75% el gobernador Axel Kicillof en Buenos Aires para el impuesto Inmobiliario Rural.

Del otro lado, desde el Gobierno, por ahora no hay respuestas a los planteos de la Mesa de Enlace, como no subir otro 3% los derechos de exportación. Parece lenta la definición en torno de la implementación de la segmentación prometida por el mismo presidente Alberto Fernández, e incluso los productores del Norte que estuvieron con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, se fueron con las manos vacías cuando vinieron a hablarle tres horas, números de por medio, del impacto en esa región de la mayor carga tributaria.

Entre esas dos realidades, el descontento a flor de piel de los productores y las posturas esquivas del Gobierno, viene transcurriendo 2020 para el campo.

Para el consultor Teo Zorraquín, el mensaje que hoy se quiere instalar es que hay sectores que deben "pagar la fiesta" que supuestamente hubo en el gobierno anterior con un presunto "derroche en las cuentas públicas orientado a favorecer a unos pocos a costa de someter a otros a la pobreza".

Zorraquín cree justamente que el campo está entre los elegidos para pagar más. "A nivel nacional con un fuerte aumento de las retenciones, con más del 100% en algunos granos, y con un desdoblamiento cambiario que aumentará los costos, a nivel provincial con un aumento de impuestos inmobiliario rural y de ingresos brutos, y a nivel municipal con tasas viales o similares que crecen más que la inflación", precisó.

Según el consultor, con la suba de las retenciones se aguardaba una fuerte caída en los precios de los granos, algo que no se produjo por el alza de los precios internacionales. "El trigo aumentó su precio para el productor argentino y la soja y el maíz se mantuvieron en valores similares o levemente superiores. Eso ha hecho que los márgenes de rentabilidad teóricos no hayan tenido tanto deterioro como el esperado", dijo, y agregó: "Lo que no se ve es lo que se deja de ganar y el enorme daño que genera en el mediano plazo a los niveles de inversión y aplicación de tecnología".

La asamblea hace 10 días en Pergamino. Hoy se hará otra en la Rural local
La asamblea hace 10 días en Pergamino. Hoy se hará otra en la Rural local

Lo que las medidas han generado es poner contra las cuerdas a las zonas más alejadas de los puertos. Eso se lo dijeron los productores de la Mesa de Enlace NOA NEA a Basterra. En una región que produce poco más de 10 millones de toneladas, solo considerando soja, poroto, maíz, trigo, girasol y sorgo, los productores del NOA enfrentan una disparidad respecto de la región pampeana. En soja tienen un 15% menos de rindes promedio que la zona núcleo y un 26% menos de ingresos brutos. En tanto, a 1200 kilómetros de los puertos, poseen un 181% más de flete por camión.

De acuerdo a los datos que presentaron en base a la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, en Tucumán el rinde promedio en soja es de 2,45 toneladas por hectárea (promedio de los últimos diez años), pero deben sacar 2,77 toneladas para salir hecho en campo alquilado. Por el lado del maíz, por el menor peso de las retenciones, los números quedan casi empatados. El rinde promedio en esa provincia es de 6,2 toneladas por hectárea y hay que obtener 6,17 para salir hecho. Todos estos números son antes del pago de impuestos.

En su presentación, los productores también mostraron qué pasa tras el pago de impuestos. Al respecto, con datos de FADA, tras el pago de impuestos en Tucumán la soja arroja un resultado negativo de 78 dólares por hectárea en campo alquilado. En maíz queda un positivo de 3,6 dólares por hectárea que no permite hacer ninguna inversión.

Por el lado del NEA, los números de los productores en campo alquilado muestran que, con un promedio de 2,5 toneladas, en soja esta campaña se perderán 65,15 dólares por hectárea. En maíz, con 5,5 toneladas, la pérdida será de 139,35 dólares por hectárea.

El contexto impone ajustar la estrategia como empresarios. ¿Qué hacer entonces? Para Zorraquín, entre otros puntos se pueden "revisar los planes productivos, priorizar las inversiones a realizar, hacer un manejo lo más profesional posible de las finanzas, reforzar la agricultura por ambientes, ajustar costos improductivos o de bajo retorno y revisar criterios de competitividad".

Entre otras cosas, Sebastián Gavaldá, de Globaltecnos, alertó que de cara a la próxima campaña quizá pueda verse, con el congelamiento del tipo de cambio, que la devaluación esperada sea menor a la tasa de financiación.

Lo que venía ocurriendo era que la devaluación licuaba una deuda tomada en pesos. Gavaldá ahora advirtió: "Hay que tener mucho cuidado en las tasas en financiación en pesos porque por ahí van a estar arriba de la devaluación". Por otra parte, con un tipo de cambio oficial atrasado, se podría dar una actualización de costos en pesos como tarifas de siembra y cosecha y fletes. "Otro de los problemas del atraso cambiario es la inflación en dólares y creo que también se puede ver en la próxima campaña", indicó.

Como dato positivo, Gavaldá señaló que, en línea con lo que se está observando en el mercado internacional, debería darse una baja del fósforo para la próxima campaña en la plaza local. Detalló que un camión puesto en puerto para la importación está abajo de los US$400 la tonelada. "Si se mantiene el mercado internacional, probablemente tengamos precios de fósforo en la Argentina de los menores de los últimos diez años", opinó.

Por: Fernando Bertello ADEMÁS

"Caza esporas": así es un novedoso sistema para prevenir enfermedades en las frutas

En primera persona: el abecé para un trigo de 10.000 kilos en el norte de la Patagonia

Carnes: piden eliminar las retenciones para ingresar divisas por US$10.000 millones

Más de 700 productores pidieron ir a un paro del agro

Fuente de la noticia (La Nacion)