Fotografía de Laura Albiac seleccionada por el WildLife Photographer of the Year 2017. Crédito: Laura Albiac.

El lince ibérico es una especie que se encuentra en peligro de extinción y cuya población se ve cada vez más reducida. Por eso, en la zona de Castilla-La Mancha, en España, se empezaron a implementar programas para repoblar los montes en los que habita.

"Nenúfar", una hembra que había sido criada con esta finalidad y liberada en febrero de 2017, apareció muerta con un disparo de escopeta en el cuerpo, en un coto de caza ubicado en Menasalbas, Toledo.

Según informó el diario La Vanguardia, la hembra de lince había sido madre y tenía cuatro cachorros, uno de los cuales apareció muerto pocos días después. Se presume que los otros tres corrieron la misma suerte.

Se llamaba Nenúfar y costó 400.000?, que es lo que invertimos en cada lince criado en cautividad para repoblar zonas donde fueron exterminados. Aquí aparece con sus cachorros, en los Montes de Toledo. Un furtivo se ha encargado de que todos estén muertos. pic.twitter.com/Jaya6TOvNu&- José Antonio Gavira (@Jose_Gavira) 7 de octubre de 2019

El cazador fue identificado en el marco de la investigación por el delito contra la protección de la flora y fauna, que cayó en uno de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Toledo. El hombre le dijo a la Guardia Civil que confundió al animal con un zorro.

La crianza de cada lince en cautividad le cuesta al Estado español unos 400 mil euros, según informó el periodista español José Antonio Gavira.

ADEMÁS

Se enamoró, lo ayudó económica y emocionalmente y se llevó una sorpresa

Alfajores: tres opciones de la golosina preferida de los argentinos

Entre copas. Los músicos y un recital para celebrar al vino

Dulce de Leche, frutas, chocolate y sin cocción: recetas de tortas para adelantarse a las fiestas

Fuente de la noticia (La Nacion)