"Román estará a cargo de todo lo vinculado con el fútbol", reconoció Ameal

Franco Tossi SEGUIR

Las negociaciones no cesan, puede pasar cualquier cosa. Hay que esperar hasta el último día, que va a ser intenso y puede traer alguna bomba", repetían tanto desde el oficialismo como de los diferentes frentes opositores. Ese último día fue ayer, en el cierre de las listas que serán opciones para los socios en las elecciones del 8 de diciembre. Y el que detonó todo fue Juan Román Riquelme.

En otra aparición televisiva en el programa 90 Minutos, por Fox Sports, confirmó su decisión de ser el vicepresidente 2do. de la fórmula compuesta por Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, un duro revés para el oficialismo y el macrismo, y un favoritismo aún más alto para la dupla opositora que venía imponiéndose en las encuestas.

A la tarde, después de su anuncio, Riquelme visitó a Federer en el Parque Roca
A la tarde, después de su anuncio, Riquelme visitó a Federer en el Parque Roca Crédito: @Sebiriquelme

Quizás el ídolo queda preso de sus palabras. Hace exactamente dos semanas había agarrado el mismo micrófono, en medio de las tantas versiones que lo vinculaban políticamente con uno y otro lado, para pedir la unidad de todas las agrupaciones. "¿Cómo que no pueden? ¿No es que todos quieren al club? Es momento de que todos ayudemos a Boca. Si eso se produce, puedo pensar, incluso, en ser presidente", había declara-do entonces. No obstante, ayer mostró otra cara y reconoció que pidió algo demasiado utópico: "Es lo que tenía que hacer, lo normal. Quería que estén todos juntos. Sabía que era un imposible y finalmente no se pudo".

"Mi postura es ayudar al club. El día que perdimos en Madrid, mi hijo me pidió que volviera. Después de ese día que salí a hablar, se comunicaron conmigo Ameal y el oficialismo, a quienes les agradezco por intentar convencerme. Pero tomé la decisión de formar parte de la lista en la que están Ameal y Pergolini. Creo que así tengo posibilidades de volver a mi casa"

Paradójicamente, Riquelme terminó inclinando la balanza para el más opositor de todos. El que no solo desistió de unirse a la lista encabezada por Christian Gribaudo, sino también con José Beraldi, eliminando toda posibilidad de fusión. Pero es su decisión, la cual reflexionó demasiado, mientras los rumores lo ubicaban en los diferentes frentes según se producían las reuniones: "Mi postura es ayudar al club. El día que perdimos en Madrid, mi hijo me pidió que volviera. Después de ese día que salí a hablar, se comunicaron conmigo Ameal y el oficialismo, a quienes les agradezco por intentar convencerme. Pero tomé la decisión de formar parte de la lista en la que están Ameal y Pergolini. Creo que así tengo posibilidades de volver a mi casa", sentenció el ídolo, provocando una revolución.

La declaración rompió todo. Aquella exigencia de unión había activado muchas acciones, especialmente desde el oficialismo. Automáticamente, Daniel Angelici convocó a todos los candidatos, con sus agrupaciones, a una reunión en el club a la que no asistieron ni Ameal ni Beraldi, que explicaron mediante comunicados separados el por qué de sus ausencias. Aunque, más allá de las razones que escribieron en sus redes socia-les, había algo más: la intención de producir una alianza entre ellos. ¿Por qué? Porque esas urgencias que mostró Angelici les hizo sacar la conclusión de que desde ese lado ostentaban un fuerte debilitamiento y un gran oportunidad. Entonces, empezaron a acelerar las charlas para armar juntos una sola lista y terminar de reducir las posibilidades de la fórmula Gribaudo-Crespi.

Riquelme y Angelici, en una imagen de archivo
Riquelme y Angelici, en una imagen de archivo Fuente: LA NACION

¿Por qué no se produjo? Todo parecía encaminado, y hasta en algún momento estuvo prácticamente cerrado. Pero si la negociación no llegó a completar el 100% fue porque los egos e intereses pudieron más. "José (Beraldi) pidió ser presidente y el 60 por ciento de la lista. También, el departamento de interior (por tener a su lado a Royco Ferrari, hombre fuerte en las provincias), el de fútbol, compras y otra gerencia. Nunca bajó las pretensiones y su ego hizo que no se cierre. Vive en otra realidad", le comentaron a LA NACIÓN desde el frente que ayer subió muchos puntos con la jugada del eterno N°10. Y, a propósito, una vez que Ameal recibió el sí de Román, entendió que ese era un jaque mate suficiente.

La cuestión es que Riquelme anunció que ocupará el cargo de vicepresidente segundo y se refirió a que también tendrá una fuerte influencia en un puesto que conoce de sobra: "Voy a hacerme cargo del Departamento de fútbol, que creo es en lo que más puedo ayudar. Esperemos poder encontrarnos con un club económicamente muy fuerte para ver si podemos armar buenos equipos y pelear todas las competiciones hasta el final. Ya en mi cabeza hay muchas cosas, nombres, ideas", expresó sobre su rol. También trascendió que lo acompañarán Sebastián Battaglia, Raúl Cascini y el colombiano Jorge Bermúdez, entre otros ídolos de la época dorada.

"Hay que esperar que baje la efervescencia de estas primeras horas post anuncio y luego será otro el escenario. Hay muchísimas cosas para destacar de la actual gestión", dijeron desde el oficialismo

¿Cómo quedó parado el oficialismo? Sin dudas que es un golpe duro de asimilar, pero según pudo averiguar LA NACIÓN, no lo consideran un nocaut. "Hay que esperar que baje la efervescencia de estas primeras horas post anuncio y luego será otro el escenario. Hay muchísimas cosas para destacar de la actual gestión", dijeron. Incluso, no descartaron que en el corto plazo Angelici cuente detalles de las negociaciones que tuvo con Riquelme. "Va a morir matando", graficaron. No fue el único, el binomio Beraldi-Ferrari criticó con dureza al ídolo a través de un comunicado, dando a entender que hubo intereses económicos que inclinaron la balanza. En tanto, César Martucci y Víctor Santa María bajaron sus candidaturas y se pronunciaron a favor de apoyar a Ameal.

Por lo pronto, y a pesar de los rumores que trascendieron durante la tarde, finalmente serán tres las opciones para los socios, algo que en 2015 favoreció al oficialismo. Christian Gribaudo y Juan Carlos Crespi es la fórmula oficialista. Beraldi y Ferrari, una segunda alternativa y Ameal-Pergolini, con el agregado de tener detrás el peso de Juan Román Riquelme, serán las fórmulas para las elecciones presidenciales rumbo el 8 de diciembre. Para el resultado habrá que esperar, aunque la bomba de ayer marcó una tendencia que parece difícil de dar vuelta.

Por: Franco Tossi ADEMÁS

Riquelme contra Macri y Angelici: una historia de veredas enfrentadas

Riquelme acompañará a la oposición en las elecciones en Boca: será vicepresidente en la lista de Ameal y Pergolini

Elecciones en Boca: rechazaron la convocatoria de Angelici por "desesperada y oportunista"

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: | Deportes | Fútbol

| Elecciones en Boca SEGUIR Juan Román Riquelme Mundo Boca Jorge Ameal Christian Gribaudo Boca JuniorsFuente de la noticia (La Nacion)