En una biografía coral del director Mike Nichols, Melanie Griffith relata una poco feliz anécdota del rodaje de la película que la catapultó a la fama, Secretaria ejecutiva Fuente: Archivo

Melanie Griffith recordó uno de los momentos más vergonzosos y humillantes de su vida, ocurrido hace más de 20 años. La actriz confesó que cuando estaba grabando Secretaria ejecutiva, en 1988, un día llegó alcoholizada al set. Por ese incidente debió pagar una multa de 80 mil dólares en compensación por el tiempo de producción perdido.

La exesposa de Antonio Banderas confesó que el director del film, Mike Nichols , se molestó muchísimo por su irresponsabilidad. Tras la muerte del director, ocurrida en 2014, se puso en marcha la producción de un libro: La vida no es todo: Mike Nichols, cómo lo recuerdan 150 de sus amigos más cercanos. En esa publicación Griffith comenta detalles de la filmación de la icónica película de fines de los 80.

"Hubo muchas cosas que hice en ese film que no estuvieron bien", anticipa la actriz en el libro, y agrega: "Había muchas fiestas en Nueva York, mucha cocaína, muchas tentaciones, y yo no estaba bien. Vivía diariamente en un mundo de excesos; y hubo un día en que llegué al set realmente fuera de mí".

La actriz también contó que se perdió todo un día de grabación porque a ella le resultaba imposible filmar en las condiciones en las que se encontraba. "A la mañana siguiente el productor Douglas Wick me llevó a desayunar y me dijo: 'Vas a pagar la última noche del alquiler del estudio de tu bolsillo, que nos costó 80 mil dólares. Querían llamar mi atención y realmente lo hicieron. Fue una experiencia muy humillante y vergonzosa, pero aprendí mucho de ella", narró la actriz.

Griffith aseguró que aquél episodio marcó un antes y un después en su vida, ya que comenzó a tratar su adicción dos semanas después de ese incidente y se comprometió por primera vez con la rehabilitación. A su vez, la actriz explicó que sus dos exparejas, Don Johnson y Antonio Banderas, la ayudaron mucho en el "turbulento viaje hacia la sobriedad".

La actriz de La hoguera de las vanidades volvió a entrar en rehabilitación en otras dos ocasiones, en 2000 y en 2009. Actualmente se declara orgullosamente sobria. En el mismo libro, el productor de Secretaria ejecutiva recuerda: "Desde la primera lectura, todos nos enamoramos del talento de Melanie, pero fue un desafío porque siempre estábamos preocupados por ella. Afortunadamente pudo cambiar y mejorar su vida".

ADEMÁS

Melanie Griffith posó en ropa interior a los 62 años como en Secretaria Ejecutiva

El reencuentro de Melanie Griffith y Antonio Banderas

Fuente de la noticia (La Nacion)