La actriz Araceli González difundió por Instagram detalles de su internación Crédito: Instagram

"Muchos días! De fiebre, dolores, Incertidumbre, miedo, bajaron mis defensas, desolación, mi cuerpo estaba batallando con una bacteria. Una bacteria que invadió hasta mi sangre!", escribió hoy Araceli González a través de la red social Instagram.

La fotografía la muestra en la cama de la clínica donde lleva 10 días internada. Se recupera de una infección urinaria que se complicó gravemente cuando, según relata la actriz, el microorganismo habría pasado al torrente sanguíneo y esto fue lo que provocó la bacteriemia. Ante la gravedad del cuadro, la paciente necesitó cuidados de terapia intensiva.

La actriz no mencionó cuál fue la bacteria que causó la infección.

De acuerdo con los manuales de medicina, la bacteriemia ocurre cuando bacterias contaminan la sangre. Puede aparecer de manera espontánea, junto con otra infección de tejidos o por el uso de dispositivos como catéteres o sondas. También puede aumentar el riesgo después de un procedimiento odontológico o gastrointestinal, además de la curación de heridas.

Una infección de la sangre avanza rápido y puede causar la muerte. De ahí, también, la complejidad de los cuidados que debe recibir el paciente para evitar que se infecten otros órganos.

En este caso, González no mencionó qué bacteria causó la infección urinaria y sanguínea.

"Cualquier infección de cualquier órgano puede pasar a la sangre. Los riñones, como encargados de limpiar la sangre a través de la orina, están muy irrigados y cualquier bacteria puede pasar de la orina al torrente sanguíneo y provocar bacteriemia", comenta Horacio Sanguinetti, jefe de la Sección Litiasis y Endourología del Hospital de Clínicas.

Sin embargo, el profesional aclara que no todas las infecciones urinarias pasan a la sangre o requieren cuidados intensivos. Es con las denominadas pielonefritis, o infecciones urinarias altas, cuando el riesgo aumenta. "En general, son graves y alteran el estado general del paciente", precisa Sanguinetti.

Y agrega: "Las infecciones urinarias son las infecciones más comunes y existe preocupación porque las bacterias son cada vez más resistentes por el uso indebido de los antibióticos de parte de pacientes, que se automedican, y, también, de los médicos, que muchas veces los indican mal de acuerdo con el tipo y la duración del tratamiento. Y esto es parte de una preocupación global: un informe internacional reciente indica que si no se modifican la tendencia actual de uso de los antibióticos, en 20 años, la mortalidad por bacterias resistentes superará a la de cáncer y volveremos a etapa preantibiótica".

ADEMÁS

Guido Kaczka fue seducido en vivo por una participante: “Cuando te vuelvas a divorciar me llamás"

Guillermo Andino lloró en la despedida de Mónica Gutiérrez de la TV

Editando tele: el nuevo programa de José María Muscari apuesta a la ironía y el sarcasmo

¿De qué la acusan a Mónica Farro?

Fuente de la noticia (La Nacion)