Crédito: Pixabay

El signo de Cáncer representa la puerta de entrada al mundo de los sentimientos Susy Forte SEGUIR

Cada 21 de marzo, cuando se produce el equinoccio de otoño, el Sol ingresa en Aries -el primer signo del Zodíaco- y los días se acortan hasta el 21 de junio, que es la noche más larga del año. Luego, los rayos del Sol comienzan a avanzar sobre la sombra, hasta volver a alcanzar el equilibrio entre el día y la noche, en el equinoccio de primavera.

Cada inicio de estación representa el ingreso a una nueva etapa y se produce cuando el Sol ingresa a un signo Cardinal (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio). En el signo de Cáncer, representa la puerta de entrada al mundo de los sentimientos, dado que es el signo Cardinal de Agua, elemento relacionado al mundo de las emociones, sentimientos y percepciones. Luego de pasar por el signo de Géminis, aéreo y pensante, esta etapa del Sol transitando Cáncer nos invita a bucear en nuestras emociones, a sentir y fluir.

Características de Cáncer

  • Cáncer, cuarto signo del Zodíaco, cardinal, y primero del elemento Agua, representa lo femenino, lo fecundo y está regido por las emociones de la Luna. Es el signo del hogar, de las raíces, la madre.
  • Sus nativos poseen una gran sensibilidad emocional y una profunda fe. Guiados por su poderosa intuición, saben cuándo jugarse y cuándo retirarse a tiempo en momentos de riesgo. Su símbolo es el cangrejo y su movimiento ha sido interpretado como fuente de renacimiento permanente.
  • La sensible imaginación y el predominio del mundo emocional son los rasgos más característicos del signo, pero, según se canalicen, pueden ser una fuerza positiva o un punto de debilidad y vulnerabilidad.
  • Leales, emotivos, constantes, protectores, tradicionalistas, sensuales, intuitivos, y golosos, a este signo de Agua se lo asocia con la necesidad de seguridad. En el cangrejo que lo identifica, esa dura caparazón, representa una naturaleza introvertida con una armadura difícil de penetrar ya que presentan una necesidad de autoprotección.
  • Es el signo que más seguridad necesita de todos y estará a la espera siempre de un abrazo o demostración de cariño, que ellos no dudan en manifestar.
  • Reflexivos y espirituales, quienes nacen con el Sol en Cáncer poseen una prodigiosa imaginación que nutren en sus momentos de soledad. Adoran abrir cajones con viejas fotos y rememorar la nostalgia del pasado. Generosos y familieros, se suelen amoldar a todo y a todos aunque la emoción y el nerviosismo que les aporta la Luna los convierte en seres bastante ciclotímicos.
  • Discutir con un Cáncer hace al debate un tanto predecible, podrán estallar de nervios si se sienten heridos o cuestionados y al rato pedirán perdón o intentar remediar la situación porque no toleran la idea de ver mal al otro y a ellos mismos.
  • Emocional y susceptible, el cangrejo no concibe vivir sin la compañía de otro. El afecto es su alimento anímico y es difícil que se sienta realizado hasta no encontrar al compañero/a ideal. Aman la tranquilidad del hogar por encima de todas las cosas y por eso construyen su porvenir sin prisa.
  • El trabajo lento y constante es lo suyo ya que no confía en los resultados rápidos y fáciles. Puede desarrollar su inteligencia hasta límites insospechados. Nobles por naturaleza, a su profundo sentido espiritual se le une una profética intuición que los guía.

Por: Susy Forte ADEMÁS

Día de la madre: decime de qué signo sos y te diré cómo sos como mamá

Fuente de la noticia (La Nacion)