Luis Scola confirmó su presencia en Tokio 2020 Fuente: AFP

Si bien se preocupó por no dejar ninguna puerta abierta tras el Mundial de básquet de China 2019, el capitán de la selección de la Argentina, tampoco puso en duda su plan original. Luis Scola cuidó cada detalle y esperó el momento indicado para ponerle luz a una idea que siempre estuvo caliente. Primero acordó un contrato con un equipo fuerte, en una liga competitiva, con un entrenador como Ettore Messina, con un torneo como la Euroliga en su calendario y después entendió que ya era el momento de confirmar su presencia para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Siempre, pero siempre estuvo en su horizonte.

En el programa De acá en Más, de Radio Metro, se tomó el tiempo de contar como estaba trazado su plan de vuelo. "La idea en los últimos tres o cuatro años era ver si podía llegar a Japón. Ese fue el plan siempre. Y para llegar había que clasificarse, y eso se hacía en el Mundial. No tenía un plan post Mundial si no clasificábamos. Si lo hacíamos, en cambio, tenía que buscar un buen lugar y así llegué a Milán. Mi objetivo es Japón, después veremos. Ese era el plan original". Cada día en su campo en Castelli, junto a su preparador físico Marcelo López así lo pensó.

No quería adelantarse en ningún paso. Incluso, en la elección del equipo para estar en competencia durante este tiempo, también puso especial atención. Está físicamente impecable porque trabajó para ello. Pero no se puede permitir tener una exigencia que le lastime su deseo de estar en su quinto Juego Olímpico.

Luis Scola confirmó su presencia en Tokio 2020
Luis Scola confirmó su presencia en Tokio 2020 Fuente: Reuters

Su mujer, Pamela, tras la clasificación de la Argentina a la final de la Copa del Mundo, en medio de la alegría en el hotel Shangri-La, fue clara al contar que iba a acompañar a Scola en la determinación que tome. Lo que a la familia del capitán más lo inquietaba no era que pudiese estar en Tokio 2020, sino qué destino elegiría para continuar su carrera y la elección de Olimpia Milano resultó ideal para ellos. "A no ser que pase nada raro… Pero, ¿qué puede pasar? A la que habría que preguntarle es a mi mujer, a Pamela, si ella dice que sí…", agregó.

Fiel a su estilo, Scola no se va a permitir grandes palabras ni elogios desmedidos. Nada cambia para él en este tiempo, ni el subcampeonato del mundo en China, ni los elogios por su vigencia y tampoco el saber que estará en Japón el año próximo. Lo único que sí se permite es valorar es estar en la elite y con casi 40 años. "En mi mejor momento jugaba en la NBA, con 35 minutos en cancha y 18 puntos de promedio, cosa que hoy no puedo hacer. Con los años uno pierde cosas. Es raro ver jugadores que jueguen con 45 años y yo tengo el mérito de haber envejecido bien y estar bien, mejor de lo que podrían pensar. ¿Qué me mueve?. Nada en especial, soy un jugador de básquet, es mi trabajo, me sale naturalmente. Sí me voy poniendo objetivos y metas a llegar, como ahora el Juego Olímpico".

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: | Deportes | Basquetbol

| Juegos Olímpicos Tokio 2020 SEGUIR Luis Scola Selección de básquet Mundial de Básquet China 2019Fuente de la noticia (La Nacion)