Hay casi 3 millones de hectáreas en alerta Crédito: Inta

Casi tres millones de hectáreas en la región centro del país están en riesgo de cara a la temporada de incendios que suele registrase entre noviembre y marzo próximo.

Así lo informó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria ( INTA), que precisa que están en esa condición 2 millones de hectáreas en La Pampa y más de 500.000 en el sudoeste bonaerense y en Río Negro.

Según el organismo, "las altas temperaturas, baja humedad y gran acumulación de material vegetal en zonas inaccesibles y con poca disponibilidad de agua generan un escenario propenso a la ocurrencia de focos durante el período estival".

Pablo Vázquez, especialista en gestión ambiental y recursos naturales del INTA Anguil, señaló que "los sectores identificados con producción de materia seca de pastizales naturales son 1,2 veces por encima de la media histórica durante el período de emergencia agropecuaria decretado en febrero de 2019 por sequía".

Se aproxima la temporada de incendios que se extiende desde noviembre hasta marzo de 2020.
Se aproxima la temporada de incendios que se extiende desde noviembre hasta marzo de 2020. Crédito: Inta

El INTA puso a disposición de los productores y autoridades un índice de peligrosidad de incendio disponible en el sitio web SEPA. Se calcula a partir del análisis temporal del índice de vegetación normalizado asociado a la cantidad y estado de la biomasa vegetal acumulada en superficie.

Patricio Oricchio, especialista en procesamiento de imágenes satelitales del Instituto de Clima y Agua del INTA, indicó que para calcular este índice se utilizan imágenes del sensor VIIRS del satélite Suomi-NPP con una resolución espacial de 375 metros. "Así, por ejemplo, es posible asociar valores altos de índice de vegetación normalizado (IVN) seguidos de valores bajos a etapas de acumulación y posterior pérdida de humedad del combustible vegetal, aumentando el índice de peligro en la región", explicó.

Para prevenir incendios se deben mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones
Para prevenir incendios se deben mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones Crédito: Inta

En este contexto, desde el INTA Hilario Ascasubi recomiendan:

  • Poner el foco en las tareas de prevención que consisten en mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.
  • Hacer un adecuado manejo del pastoreo y rotación de cultivos en zonas susceptibles de incendio, como así también realizar quemas preventivas controladas en los momentos adecuados durante el año.
  • Además de mantener alambrados, cortafuegos, picadas e instalaciones libres de vegetación con arado o rastra de discos en una franja de ocho metros a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte.
  • No dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas como leña, papel, pintura y/o combustibles, como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua.
  • Resulta imprescindible realizar corta fuegos de 20 metros, en los potreros linderos a las rutas o líneas férreas, ubicados entre el alambrado y la vía de comunicación.
  • Coordinar con municipios y vialidad provincial-nacional el mantenimiento de las banquinas de rutas.
  • Para el interior del establecimiento, los técnicos del INTA recomiendan mantener los márgenes de alambrados libre de vegetación. Y, cuando se realicen quemas de potreros, avisar con 72 horas de antelación a los cuarteles de bomberos más cercanos para una buena planificación.

Fuente de la noticia (La Nacion)