La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) organizó este miércoles una jornada de debate sobre políticas agropecuarias con los candidatos a gobernador de la provincia bonaerense. En ese contexto, Axel Kicillof presentó su plan económico y expresó que busca “incluir a todos los sectores”.

Hace ya un tiempo que Axel Kicillof ha ensayado una importante autocrítica y viene tendiendo puentes con un sector reacio al kirchnerismo, en especial después de la fallida resolución 125 diseñada por el actual candidato a senador por Cambiemos, Martín Lousteau, quien entonces oficiaba como Ministro de Economía durante el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

“Vamos camino a una política productiva que tenga en cuenta a todos los sectores. Destinada a la producción, pero que atienda cuestiones diferenciales para cada sector”, manifestó Kicillof, quien en sus recorridas insiste en la necesidad de una política de segmentación para el agro.

Por otra parte, el candidato del Frente de Todos se refirió a la necesidad de encontrar “un camino de comunicación recíproca y permanente para llegar a consensos necesarios y a la mayor cantidad de acuerdos posibles”.

El candidato a gobernador más votado en las PASO también se refirió a la necesidad de mejorar la situación de la seguridad y la conectividad rural. En ese sentido expresó:

“La seguridad en la provincia de Buenos Aires hoy está sumamente desfinanciada. La Patrulla Rural es una buena política, pero necesita financiación”.

“El problema de los caminos rurales es que tienen tránsito muy bajo, pero que son muy importantes a la vez. La Provincia puede intervenir y sugerir, pero también los municipios se deben hacer cargo”.

Por otra parte,  también se refirió a la cuestión de la herencia y al impuesto inmobiliario rural, en un claro llamado al diálogo:

“A todos los lugares a los que voy escucho quejas sobre el impuesto inmobiliario rural. Hay que modificarlo. El valor, las cotizaciones, y el modo de implementación”

“Un impuesto tiene que ser razonable. En particular con las herencias, que tiene problemas de implementación. Propongo hacer una mesa tributaria para poder discutir estos asuntos”.

Fuente de la noticia ( elagora.digital Juan Ignacio Guarino)