Elaborada por un film de silicona, electrodos y sensores, la funda con piel artificial reacciona ante el tacto y gestos para activar las funciones de un teléfono móvil

Para proteger la pantalla del celular, para ampliar la autonomía de la batería o para darle un toque personal, las fundas de los smartphones ahora suman un nuevo modelo con un diseño perturbador: con una piel artificial que reacciona al tacto como los humanos.

Skin-On Interfaces es un sistema creado por Marc Teyssier a imagen y semejanza de la piel humana para poder controlar y gestionar un dispositivo electrónico. Una capa de silicona, sensores y electrodos fueron parte de este prototipo que terminaron por crear este accesorio antropomorfo.

La piel artificial reacciona de la misma forma que los humanos ante un pellizco o un leve toque que genera unas cosquillas para activar diversos comandos y funciones de un dispositivo electrónico

02:34 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

"Nuestra relación con el teléfono o computadora se da con un sistema frío y poco natural, ya que de forma forma cotidiana los humanos interactuan con la piel", dijo Teyssier sobre los motivos que lo llevaron a crear este curioso prototipo.

El prototipo fue desarrollado por Marc Teyssier y está disponible para que cualquiera pueda desarrollar el sistema
El prototipo fue desarrollado por Marc Teyssier y está disponible para que cualquiera pueda desarrollar el sistema

La piel artificial de Skin-On Interfaces puede reaccionar a un toque, un pellizco o un leve toque, similar al que produce unas cosquillas en un humano. Estas reacciones se podrían adaptar para activar las diversas funciones de un smartphone o una tableta.

La interfaz con piel artificial Skin-On Interfaces busca mejorar los sistemas de control de los dispositivos electrónicos, que son fríos y poco naturales según Teyssier
La interfaz con piel artificial Skin-On Interfaces busca mejorar los sistemas de control de los dispositivos electrónicos, que son fríos y poco naturales según Teyssier

Teyssier no tiene planeado crear una versión comercial de la funda con piel artificial, pero los detalles del prototipo están disponibles para que cualquiera pueda aprovechar el sistema, que también fue utilizado en un reloj inteligente, un robot de compañía y un touchpad de una notebook.

ADEMÁS

Litio: la fiebre del oro blanco, ¿bendición o infortunio para Argentina?

Así es Gradient, la app que te dice a qué famoso se parece tu rostro

Nooddle, la app que te ofrece recetas con los ingredientes que tenés en tu heladera

Motorola le pone fecha a la vuelta del Razr, esta vez en versión plegable

Fuente de la noticia (La Nacion)