La larga fila de quienes esperan ser convocados, ayer en un espacio gastronómico de Playa Grande Crédito: Mauro V. Rizzi

mar del plata. Un parador de playa busca cubrir entre 70 y 80 puestos para el verano; testimonios de la ciudad con más desempleo

MAR DEL PLATA.- Hay sol y más de 20 grados, ideales en esta primavera para estar unos metros más abajo, tirados sobre la arena o con tabla de surf, corriendo alguna ola. Pero allí están, a lo largo de la Escollera Norte. Unos detrás de otros, en fila india, con los últimos a la espera de avanzar los 250 metros que los separan de la entrevista que les puede abrir paso a un empleo de temporada.

La cita fue en un espacio gastronómico de Playa Grande y se repartió en dos jornadas, una por la mañana y la segunda de tarde. En ambos casos se dispusieron tres horas para recibir currículums y escuchar a los interesados en trabajar en un parador de playa, al sur del faro. Se estima que 700 jóvenes se fueron de allí ilusionados con una pronta respuesta positiva.

"No es fácil conseguir laburo de temporada y cada vez hay más gente para menos puestos", dice Lucas Menéndez, de 19 años, que por un rato y con mucha confianza acepta ser el último de una fila que vista desde el final parece interminable. "El verano pasado trabajé en un local de comidas rápidas, pero no rinde nada", contó a LA NACION.

La situación es un buen reflejo del escenario que ofrece la ciudad: es el destino del país con mayor desempleo. Tiene un 13,4% de desocupados sobre una población económicamente activa de 314.000 personas, según el Indec. Más de la mitad de los que no tienen empleo son jóvenes.

Mar del Plata suele estar entre los primeros puestos de ese ranking. Con un repunte lógico en el primer trimestre, que es cuando la actividad turística abre puertas a nuevos empleos, aunque por períodos cortos.

Matías Iriarte, uno de los responsables del parador Mute, dio detalles sobre esta convocatoria que circuló en redes sociales. "Estamos en busca de cubrir algunos puestos fijos para el balneario y también para nuestros eventos", detalló sobre un total de 70 a 80 lugares por cubrir. La mayoría solo para las fechas que tienen programadas fiestas y shows que amplían la actividad cotidiana del balneario.

La propuesta quedó abierta para jóvenes de 18 a 35 años. No se les exige experiencia, aunque sí disponibilidad horaria. Además de lo que conste en el currículum que cada uno entrega impreso, pesa la entrevista cara a cara con un representante del potencial empleador.

"La idea es conseguir algo fijo, de corrido, que pueda completar dos meses aunque sea para ahorrar", señala Mariela Luna, que hace la fila con dos amigas más. Todas son del interior, y están aquí por estudio, pero interesadas en quedarse en la ciudad si consiguen empleo. "Sería un golazo", reconocen.

La oferta laboral en esta época crece, pero asoma acotada con respecto a otras temporadas anteriores. Playas, gastronomía y hotelería son los rubros que más activan la apertura de puestos durante el verano. En menor medida el comercio. La expectativa es grande. Las vacantes, demasiado pocas para tanta demanda.

Por: Darío Palavecino ADEMÁS

De un mail anónimo a Patricia Bullrich al secuestro de 115 kilos de cocaína

Atacó a martillazos en la cabeza a su novia embarazada, huyó y lo atraparon

Murió atropellada por delincuentes que escapaban después de robar una camioneta

La Justicia envía a una universidad marihuana incautada para evaluar la producción de aceite medicinal

Fuente de la noticia (La Nacion)