Tenía 30 años cuando presenció el atentado: desde entonces vive en Mendoza y considera a los argentinos "los mejores del mundo"

No era una jornada cualquiera. A las 10 de la mañana del 11 de septiembre de 2001, David English se dirigía a firmar un contrato laboral que iba a cambiar su vida profesional. Él no sabía que, sin embargo, sería su existencia toda la que se transformaría por completo. Tenía 30 años cuando, mientras se encontraba en el City Bank de Manhattan, fue sorprendido por el impacto del vuelo 175 de United Airlines contra una de las Torres Gemelas. "Esa mañana perdí mi trabajo, mi carrera, y mi vida explotó junto a las torres", contó.

En una entrevista en el programa Noticia y Media (que conduce Julián Weich en La Nación+), el estadounidense relató cómo, después de sufrir el impacto psicológico del atentado, decidió mudarse a la Argentina. Mi padre siempre me decía que tengo una vida bendecida, tuve suerte de no salir herido pero el atentado me desvió de mi camino, quería irme lo más lejos posible", detalló David que ya había viajado a nuestro país y se había "enamorado de esta nación y su gente".

Sobre todo de las costumbres y valores, la calidez y de la posibilidad infinita de "tomar mate, juntarse a comer un asado o salir a bailar hasta la madrugada" con los amigos y seres queridos. "Son cosas pequeñas pero que suman como las filas especiales para embarazadas o discapacitados: cosas que en mi país no existen", agregó. Por eso, la opción de vivir en Mendoza no le pareció extrema después de ver cómo sus prioridades cambiaban por completo.

Entrevista a David English en Noticia y Media

13:50 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Allí, en la provincia de Cuyo, trabaja para universidades estadounidenses trayendo estudiantes al país para que conozcan nuestra forma de vida. "Estoy acá hace 20 años y sigo eligiendo vivir en la Argentina, y me gusta hacerle notar a la gente las cosas lindas que tiene el país, a pesar de que económicamente el futuro pueda ser mejor en otro lugar, no hay que olvidar la riqueza de lo intangible", comentó.

Y sentenció, reflexionando sobre el momento que significó un quiebre en su existencia: "Lo que aprendí del 11 de septiembre, la enseñanza que me dejó haber estado ahí tan cerca es que nadie te quita lo bailado: hay que vivir la vida a full, tratar de aprovechar todos los momentos".

ADEMÁS

11S: por qué la CIA no detectó los ataques contra las Torres Gemelas (pese a las señales que tuvo)

Fuente de la noticia (La Nacion)