Julieta fue asesinada hace tres años en medio de la montaña mendocina. Por el crimen fue condenado el hijo de un empresario del transporte. Andrés Di Césare recibió 18 años de cárcel por homicidio simple. El tribunal no tuvo en cuenta la perspectiva de género.

Pablo Mannino SEGUIR

La polémica y las heridas siguen abiertas en Mendoza. Los colectivos feministas están en pie de guerra contra la Justicia provincial que evitó una condena por femicidio en el resonante crimen de Julieta González (21), cometido por Andrés Di Césare (26), hijo de un empresario de transporte. Para los magistrados, se trató de un homicidio simple, ya que no se pudo comprobar la relación de pareja. Así lo dejaron en claro en los fundamentos de un controversial fallo, al que accedió LA NACION, donde hacen hincapié en las relaciones sexuales que mantenían pero lejos de un vínculo consolidado.

"Para que se configure la relación de pareja debe existir cierta singularidad, notoriedad y estabilidad entre los miembros de la misma, aún cuando se base en una relación fundamentalmente de contenido sexual. Esta referencia a lo sexual indefectiblemente debe llevar un cierto compromiso emocional puesto que de otro modo caemos en la mera genitalidad, lo que por cierto no permite por sí configurar el concepto de pareja", indica en los argumentos de la sentencia el juez Jorge Coussirat, quien compartió la decisión con sus pares Mauricio Juan y María Alejandra Ratto, y evitó así condenar a prisión perpetua.

Andrés Di Césare, condenado por el crimen de Julieta González. Para la Justicia no se trató de un femicidio. Foto: gentileza El Sol
Andrés Di Césare, condenado por el crimen de Julieta González. Para la Justicia no se trató de un femicidio. Foto: gentileza El Sol Crédito: Gentileza El Sol

"Las recomendaciones internacionales no son sugerencias, son de carácter obligatorio, por encima de normas o códigos nacionales. Vamos a apelar la decisión del tribunal. Lo positivo es que estamos haciendo cada vez más visible la problemática y puede ser un proceso lento comprender los alcances de la violencia de género, pero es necesario que se analice con la perspectiva correspondiente. Aquí la justicia resolvió el caso teniendo en cuenta los lineamientos patriarcales con los cuales fue concebido el derecho penal", expresó la abogada Carolina Jacky, quien puso además de relieve la Ley Micaela, que obliga capacitar a los funcionarios en perspectiva de género.

Vamos a apelar la decisión del tribunal; lo positivo es que estamos haciendo cada vez más visible la problemática y puede ser un proceso lento Carolina Jacky, abogada

Así, los alcances de los fundamentos del tribunal que dictó sentencia dejan en claro la postura contraria a las actuales recomendaciones. "El acusado ha afirmado que sólo salían a tener sexo y que tanto él como ella habían dejado en claro que tenían novia y novio respectivamente", insiste el magistrado en sus explicaciones para demostrar las "mentiras y engaños" que provocaba la víctima, quien llegó a decirle a Di Césare que estaba embaraza de él cuando no era cierto. Esto sería también uno de los motivos que llevaron al hombre a asesinarla. Para los jueces, Julieta era una mujer "decidida" por lo que pusieron en duda su "vulnerabilidad" en cuanto al género, a pesar del poder físico que ejerció Di Césare.

La mamá de Julieta, durante una reciente marcha de Ni Una Menos en repudio al fallo judicial.
La mamá de Julieta, durante una reciente marcha de Ni Una Menos en repudio al fallo judicial. Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Aguilar

El crimen

Este 21 de setiembre se cumplen tres años del brutal crimen de Julieta, quien fue asesinada a golpes y piedrazos en medio de la montaña mendocina. Por el hecho, fue sentenciado Di Césare a 18 años de cárcel por homicidio simple y quedó al margen el agravante de violencia de género que había solicitado la Fiscalía. Claro está, que esta decisión puso en alerta a los familiares y allegados de la joven. Asimismo, se generó una fuerte polémica que se volcó a las calles con el movimiento Ni Una Menos. Es más, en las últimas horas crecieron los pedidos de distintos sectores sociales y políticos para que el Senado provincial no apruebe el pliego del juez Juan.En tanto, se esperará ahora lo que decida la Suprema Corte tras la apelación que presentará la querella.

Por: Pablo Mannino ADEMÁS

El drama de la violencia de género, en cifras: en 2019 hubo casi un femicidio por día

Violencia de género: cómo detectar las señales de alerta

Para la fiscal, el jardinero abusaba sexualmente de la adolescente asesinada

Fuente de la noticia (La Nacion)