El mercado da una oportunidad de vender a un valor razonable Fuente: Archivo

El cierre de la posición disponible del trigo en el Matba Rofex a mitad de semana mostraba un precio de US$225 y $12.600 por tonelada para Buenos Aires y de US$212 y $11.980 para Rosario. Y si analizamos el mercado de la nueva cosecha, la posición diciembre se cotiza a US$160 para los puertos de up river. La baja del mercado entre el disponible y la nueva cosecha es de US$52. Sucede que estamos cada vez más cerca del ingreso de trigo nuevo y este es el mensaje que nos esta dando el mercado.

Aquellos productores que tienen hoy trigo disponible deben considerar que el mercado les da la oportunidad de poder vender a un precio muy razonable a la hora de ajustar el margen bruto final del ciclo 2018/2019. La baja que se registra en el precio del trigo para diciembre respecto del valor disponible nos está mostrando que la firmeza actual es producto de una coyuntura local sustentada en la necesidad de los molinos para llegar al empalme de la nueva cosecha con suficiente nivel de stock.

En terminos ruteros, estamos frente a un túnel y de frente viene un camión sin luces. Lo interesante es que el productor esta advertido del riesgo que corre si mantiene su posición de retener y no vender. Las restricciones que ha impuesto el Gobierno al limitar el acceso a los dólares no es razón ni motivo suficiente para no vender.

En estos momentos son los molinos los que presionan el precio del trigo disponible. Con compras declaradas por parte de la industria por un total acumulado de 4,3 millones de toneladas, las necesidades de compras adicionales se pueden estimar en 700.000 toneladas como mínimo para poder empalmar el ingreso de la nueva cosecha.

Con un volumen de oferta semanal de trigo disponible que no llega a las 70.000 toneladas, podemos ver que la situación es realmente muy ajustada y es por este motivo que el mercado se mantiene firme. La firmeza actual que registra el mercado disponible se va a mantener hasta el momento en que ingresen los primeros lotes cosechados en el norte, a mediados de octubre. Y este puede ser el momento de quiebre en el mercado.

Más temprano que tarde, el precio del trigo disponible va a ir en busca del valor del trigo nuevo, dicho en criollo, no nos salvamos de la baja, salvo algún acontecimiento inesperado climático en nuestro país o en el mundo.

El autor es fundador de GuruMarket

Por: Pablo AdreaniFuente de la noticia (La Nacion)