Conducía el vehículo que colisionó frontalmente y ocasionó la muerte de Valeria Moravito, embarazada de Inés, y su hija Clara Martínez, hace tres años en la Ruta 65.

El Tribunal compuesto por los magistrados Esteban Melilli, Karina Piegari y Jorge Luna condenó a diez años de prisión a Abel Lucero, conductor del vehículo que impactó frontalmente contra otro, y por el que perdieron la vida Valeria Moravito (embarazada de Inés) y su hija Clara Martínez.

Los jueces resolvieron un veredicto condenatorio para Lucero, por este hecho ocurrido el 2 de septiembre de 2016, por Ruta Provincial 65.

En esta dura pena hacia el hombre, que al momento del hecho tenía 1,60 de alcohol en sangre, los jueces evaluaron el conocimiento y la experiencia ferroviaria de Lucero respecto a la actividad de conducir vehículos.

Pero no obstante haber consumido alcohol, lejos de adoptar resguardos de seguridad, condujo el vehículo bajo efectos de una alta ingesta alcohólica. En este marco, se recordó especialmente que protagonizó un episodio con otro automovilista que le advirtió sobre las maniobras que estaba realizando, pero Lucero continúo su conducción hasta chocar contra el rodado de las víctimas.

“Sabía lo que hacía y la posibilidad de un resultado luctuoso. Y sin embargo, creó voluntariamente esta situación de riesgo”, consideró el Tribunal.

Con estas explicaciones, se consideró a Lucero autor de la pena de homicidio simple reiterado en tres oportunidades, en concurso ideal, por lo cual se lo condenó a diez años de prisión e inhabilitación absoluta.

En la misma sala de Tribunales y acompañado por su abogado Darío De Ciervo, Abel Lucero fue detenido y de inmediato trasladado a la Unidad Penitenciaria Nº 13.

Fuente de la noticia (La Verdad Junin)