Hubo precios en baja Fuente: Reuters – Crédito: Agustin Marcarian

Las transacciones con hacienda vacuna destinada a faena que se efectúan en el Mercado de Liniers evidenciaron un recorte de precios para las diversas categorías y clasificaciones expuestas, consecuencia directa de la baja del consumo de carne en los puntos de venta minoristas de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires.

Los numerosos operadores del abasto local y de la industria reflejaron esa menor demanda al participar en las subastas, donde la calma y la selectividad al momento de fijar valores fueron las características salientes. El balance de las operaciones mostró desventajas estimadas entre 1,50 a 2 pesos por kilo para los novillos, las haciendas livianas de consumo y para las vacas.

El precio promedio de toda la hacienda comercializada fue de 61,005 pesos, un 1,77 por ciento inferior a los 62,103 pesos de la semana previa, pero un 45,88% mayor que los 41,819 pesos de igual momento de 2018. El peso medio, de 412,67 kilos, resultó un 0,23% superior a los 411,74 kilos anteriores.

Los ingresos acreditaron guarismos calificados normales para el actual momento del mercado concentrador, con 159, 9020 y con 7755 cabezas ingresadas de lunes a miércoles, respectivamente. El acumulado de 17.159 animales superó en un 11,87% los 15.339 vacunos del segmento anterior.

En el caso particular de los novillos, con 1997 cabezas que dieron un peso promedio de 472,57 kilos, tuvieron una participación del 11,69 por ciento en el total general negociado, de 17.084 cabezas.

Los precios corrientes para las distintas categorías de novillos fueron los siguientes: $66/69 por los livianos de 431/460 kilos; $67/70 por los de 461/490 kg; $65/69 con 491/520 kg, y $65/67 por los que pesaron más de 520 kilos.

El Índice Novillo Liniers, de 65,038 pesos, resultó inferior en un 3,45% al anterior, de $67,359, pero superior en un 43,02% al de igual segmento del año pasado, de $45,475. Los cierres diarios fueron de 65,693 y de 64,399 pesos para el martes y el miércoles, mientras que el máximo registro para la categoría fue de $70 por kilo para 10 lotes con un peso promedio que oscilo entre los 439 y los 510 kilos.

Haciendas de consumo

Las categorías chicas de consumo sumaron 8820 animales, equivalentes al 51,63% del total vendido. La fluctuación de los precios corrientes fue la siguiente: en novillitos, con 4714 animales comercializados, $69/72 por livianos de hasta 350 kg; $69/72 por medianos de 351 a 390 kg, y $66/70 por los pesados de 391/430 kg, en vaquillonas, con 4106 cabezas negociadas, $68/71 por livianas; $65/68 por las medianas, y $64/66 por las pesadas.

Quedaron como máximos, $73,50 por novillitos con 327 kilos; $72 con 364 y con 383 kg, y $71 con 415 kg, y en vaquillonas, $72,70 con 332 kg; $68 con 357 y con 359 kg, y $67 con 391 kg.

La venta de las vacas de buena clase y conformación, adecuadas para cortes y carnicería, se concretó con 3923 cabezas, equivalentes al 22,96 por ciento del total comercializado. Con una tónica de plaza definidamente tranquila, se pagaron entre 57 y 63 pesos por kilo por las mejores, hasta un tope que llegó a los $64 para cuatro lotes de 439 a 487 kg, mientras que para las regulares la fluctuación fue de 52 a 60 pesos.

En la venta de las vacas para manufactura y conserva se pagaron $48/54 por las buenas y $44/48 por las inferiores.

Las hembras sumaron 9692 cabezas, con una participación del 56,73% en el total vendido y con un crecimiento del 11,59% respecto de las 8685 de igual período anterior.

Por: Eugenia D'ApiceFuente de la noticia (La Nacion)