El sticker en el parabrisas es la clave para usar el servicio Crédito: Ricardo Pristupluk

Una app permite reservar plazas en hoteles y empresas en zonas con mayor demanda de espacio; otras plataformas ayudan a encontrar lugares Mauricio Giambartolomei SEGUIR

Aplicaciones para pedir comida o lo que se necesite en el hogar, encontrar hospedaje en departamentos familiares, alquilar monopatines, pedir un taxi -o un Uber-, conocer la hora de llegada de un tren o colectivo, y programar un viaje en auto por la ciudad según el estado del tránsito, entre otras utilidades. Este tipo de apps se arraigaron en la vida cotidiana y generaron un cambio de hábito que se va ampliando con la aparición de nuevas herramientas digitales. En ese escenario no dejan de aparecer aquellas que prometen aportar soluciones para resolver el problema del estacionamiento en las ciudades y el de la movilidad vehicular.

El concepto es sencillo: compartir cocheras para maximizar la utilidad del espacio, minimizar el tiempo ocioso y generar nuevos ingresos económicos con el mismo estacionamiento. ¿De qué forma? Ofrecer a los automovilistas las cocheras de hoteles, empresas, consorcios inmobiliarios, casinos y supermercados que estén libres en determinados momentos del día, con la ventaja de poder reservar los lugares con anticipación y que el pago fraccionado sea por minuto, no por hora como en cualquier estacionamiento convencional.

Esta novedad llegó a Buenos Aires de la mano de WeSmartPark (WSP), que se promociona como el primer servicio de estacionamiento colaborativo del país. Originada en España en 2013, la plataforma ya cuenta con unos 200 estacionamientos asociados, 2000 plazas disponibles y 250.000 usuarios en Barcelona, Madrid y Santiago de Chile.

WSP propone una interacción fluida entre el que ofrece el espacio y el usuario que necesita estacionar en lugares con mucha demanda. Pero no es la única app que colabora para encontrar lugares donde dejar el vehículo en la vía pública o en garajes privados. Se suma a otro concepto de movilidad compartida, el car sharing o auto compartido, que también va ganando terreno en la ciudad.

"Es interesante la posibilidad de reservar la cochera antes de salir de tu casa. Es un caos estar en la calle buscando lugar, te ahorrás un montón de tiempo. Lo bueno es que podés usar lugares de hoteles o cocheras privadas y eso te abre mucho más el abanico de opciones", describe Matías Moreno, usuario de primera hora de la app.

Por razones laborales, él debe moverse por el microcentro, Puerto Madero o San Nicolás, zonas donde está en vigor la restricción vehicular por la prioridad del peatón o, simplemente, donde el tránsito es un verdadero problema en determinados momentos del día. Además de esos barrios, las plazas disponibles en WSP se encuentran en San Telmo, Monserrat, Palermo, Constitución, Retiro, Núñez y Recoleta, aunque el objetivo de los próximos meses es llegar a ofrecer un espacio cada cuatro cuadras.

"En lo que más me ayuda es que 20 minutos antes de llegar a la ciudad puedo reservar un lugar, voy viendo los estacionamientos habilitados y ahí lo tomo. Es sencillo hacer la reserva; en el caso de que no tenga espacio en el parking me deriva a uno cercano o me avisa cuál está disponible", resumen Ricardo Gutiérrez, que vive en Lanús y dos o tres veces por semana debe llegar al microcentro con una camioneta de gran porte. Tanto él como los 600 usuarios de la aplicación pueden hallar lugares en los hoteles Gran Brisso y Recoleta Grand, el edificio Vanguardia y el parking Alberti, entre otros sitios.

En el inicio de la operación, la app ofrece 80 plazas que no parecen ser significativas respecto del volumen que maneja el mercado, pero que son una alternativa. Según la Secretaría de Transporte y Tránsito porteña hay 226.159 espacios en garajes comerciales y otros 384.534 en edificios de viviendas. Se suman a los 386.460 lugares donde se permite estacionar durante el día en la vía pública, cifra que se eleva a 468.864 por la noche.

Todas las aplicaciones de este tipo funcionan de manera similar. Se debe bajar la app, crear un perfil y cargar los datos personales, adherir una tarjeta de crédito o débito para sumar crédito y activar la geolocalización para que el teléfono detecte los lugares disponibles. Así funciona, por ejemplo, Werpi (para Android), que ofrece la opción de planificar y reservar un espacio donde dejar el auto, también con presencia en La Plata, Córdoba, Tucumán, Neuquén y Mar del Plata.

Otras opciones son Movypark (Android), usada en Córdoba, que con el soporte de un mapa muestra los lugares donde es posible estacionar y los sitios para cargar crédito en la cuenta. En Rosario Movil RT se suma como un sistema prepago al que es necesario adherirse y cargar crédito antes de comenzar a usarlo. Estaciona.com es una aplicación que muestra toda la información sobre la disponibilidad en estacionamientos privados o vía pública para dejar el vehículo. Buenos Aires y Mar de Plata son dos de las ciudades en las que se puede usar.

En WSP el usuario se debe registrar en la app y solicitar un sticker para pegar en el parabrisas de su vehículo. La calcomanía, que se envía al domicilio personal y cuenta con una carga de regalo de $250, permite que el lector ubicado en los estacionamientos pueda leer la hora de entrada y salida, y luego descontar la tarifa. La recarga de saldo también se realiza en la plataforma digital.

"Es un contrato colaborativo entre el usuario, para que no pierda tiempo en buscar estacionamiento, y los propietarios de las cocheras que pueden aprovechar el tiempo ocioso y ganar un dinero extra", explica José Luis Valderrama Soriano, CEO de WeSmartPark.

La gran ventaja, agrega el directivo, es que la tarifa se cobra por minuto ($1,33 cada 60 segundos), a diferencia de las cocheras convencionales que fraccionan cada media hora o 15 minutos, en algunos casos. Como otros usuarios, Santiago Saint-Romain considera que el cambio de hábito seguirá acentuándose. "Reservás, entrás, salís y no interactuás con nadie. La gran diferencia es que no te fraccionan por hora", sostiene.

Cómo funciona la aplicación

El paso a paso de la herramienta digital

  • Los interesados en probar la aplicación deben bajar WeSmartPark en sus teléfonos celulares. La app está disponible para los sistemas operativos Android e iOS. Una vez creado el perfil se deben cargar los datos y seguir los pasos que aparecen en pantalla.
  • Como requisito indispensable, una vez activada la aplicación, se debe solicitar el envío del sticker para colocar en el parabrisas del vehículo. Los lectores ubicados en los estacionamientos detectan el dispositivo al entrar y salir del lugar.
  • El sticker tiene un saldo de $250 de regalo del que se van descontando los minutos de uso en las cocheras compartidas. Cuando se agota, se pueden cargar con tarjeta de crédito o débito.

Por: Mauricio Giambartolomei ADEMÁS

Video: un camión se quedó sin frenos y aplastó a un auto en un peaje

Viaducto Belgrano Sur: en octubre se inaugurará la primera etapa de obras

Acceso Oeste: un choque y vuelco entre dos camiones provocó una fila de autos de 4 kilómetros

Suspendieron el paro de subte de mañana y abren una mesa de negociación

Fuente de la noticia (La Nacion)