Adolfo C. Martínez SEGUIR

Ferias, romerías y verbenas

Nuestra opinión: muy buena

Libro, diseño coreográfico integral y dirección general: Jorge Mazzini. Elenco: Cintia Reina, Yasmín Ventura, Gabriel Espósito, Paco Ortega Ramos, Mari Cruz Utrera, Miguel Habud y el Ballet Clásico Español con el primer bailarín Alexis Frank. Asistencia coreográfica: Alexis Frank y Mónica Luque. Diseño de vestuario: Pablo Bonet y Mario Pera Ochoa. Iluminación: Paco Urdiales. Asistentes de dirección: Ana Peralta y María Emilia Cornier. Música original: Gabriel Espósito. Duración: 95 minutos. Sala: Teatro Astral. Funciones: sábados y domingos, a las 17.

El mapa ibérico, esa piel de toro recordada por el escritor Clemente Cimorra en un libro inolvidable, posee la virtud de lograr, con su música y sus bailes, armar una gran diversidad de facetas que la convierten en su mejor espejo. Y este espectáculo es una cálida y romántica muestra de todo ese aire hispano que recorre un camino que lo inicia la excelente cantante Cintia Reina, acompañada por Miguel Habud, Gabriel Espósito, Paco Ortega Ramos, Yasmín Ventura y el Ballet Clásico Español, quienes entonan una melancólica copla. Mari Cruz Utrera recuerda luego con gracia y emotividad a esos cantantes que pasearon su arte por todos los escenarios del mundo y son Cintia Reina, Gabriel Espósito y Paco Ortega Ramos quienes se encargan, con las mejores canciones de sus repertorios, a revivir el arte de Pedrito Rico, de Carmen Sevilla, de Camilo Sesto, de Lola Flores, de Luis Aguilé y de tantos nombres que pasearon sus voces por todos los escenarios del mundo.

El clima de la Feria de Abril, el de la Semana Santa de Sevilla con una saeta y un rezo a la Virgen de la Macarena más el ambiente festivo de las verbenas, algún pasacalle de humor, coplas y pasodobles van entretejiendo este homenaje a esa España que surge nítida de las voces, de las castañuelas, de los mantones de Manila, de los abanicos y de las batas de cola. El excelente bailarín Alexis Frank es el encargado de retrotraer el flamenco y la jota mientras que el gran despliegue coreográfico, el muy buen vestuario y la perfecta iluminación hacen de este cálido homenaje a España un espectáculo que, con la dirección de Jorge Mazzini, se encarga de evocar las raíces del folclore de una tierra plena de sonidos musicales y de voces que cantan al amor y a la nostalgia.

Por: Adolfo C. MartínezFuente de la noticia (La Nacion)