Pirucha, el personaje de Andrea Rincón, llega a ATAV para conquistar a Córdoba Crédito: Prensa Eltrece

En el capítulo del miércoles de Argentina, tierra de amor y venganza, los protagonistas vivieron inesperados encuentros, algunas verdades salieron a la luz y una misteriosa mujer hizo su entrada en escena.

Libertad (Virginia Innocenti) vuelve a encontrarse con Bruno (Albert Baró) en su casa. Se sorprende y le recrimina que se haya presentado sin anunciarse. Sin embargo, con el correr del encuentro, le confiesa que con el tiempo le llegó a caer bien y que hubiese preferido que Lucía (Delfina Chaves) se casase con él. La mujer le cuenta además cosas sobre Pedro, su nieto. "Todos los días le rezo a Dios para que no se convierta en un simio sin modales, como ya sabemos quien", le dice, y lo habilita para que él le pregunte más sobre el pequeño.

Además, Libertad se atreve a contarle sobre Margot (Alejandra Radano), aquella amiga del liceo que se transformó en su secreto y oscuro gran amor. "Usted es el Margot de Lucía", le confiesa. "Era deslumbrante y buena gente, como ella", le dice, y le pregunta si él es real, porque hay días en los que mantiene conversaciones con gente que no está. Por último, le revela que su hija sufre mucho por él y que siempre lo tiene en su mente.

En su nuevo rol de estudiante de enfermería Raquel (China Suárez) llega a la clínica en la que está internada Lidia (Minerva Casero). Allí se encuentra con con Lucía, que le dice que desde hace un tiempo quiere contactarla para proponerle escribir su historia. "Me encantaría ser yo quien cuente su historia", intenta convencerla, pero la Polaca le explica que su historia es igual a la de cientos de mujeres. De todos modos, se compromete a pensar en su propuesta. "Si quieres contar mi historia y quieres hacerlo con la verdad, debes hablar sobre tu marido", le dice.

Alicia (Mercedes Funes) sigue intentando recomponer su relación con Aldo (Gonzalo Heredia), pero su esposo no quiere saber nada con ella. "Lo único que quiero es que me digas la verdad", le dice, refiriéndose a la paternidad de la pequeña Milagros. Ella le miente y le jura que es hija de él

Más tarde, Alicia se comunica con Mecha (Soledad Fandiño) para preguntarle si está con Aldo. "Siento que se nos está escurriendo. Si no está con vos, está con esa polaca que volvió", le dice a la amante de su marido. Por la noche, la corista se presenta en la casa de Moretti e intenta hacerlo caer de nuevo en sus redes.

La banda, ya con la incorporación de la Polaca, sigue con la estrategia de propiciar la candidatura de Iturbide (Ernesto Larrese) como candidato, en la lista opuesta a la de Torcuato (Benjamín Vicuña).

Los dos candidatos, a su vez, se encuentran en un bar y mantienen una tirante conversación. El juez le asegura que se cansó de ser extorsionado y que le perdió el miedo. "En esos encuentros furtivos que tuvimos en tu casa, en el auto, no estaba yo solo. Eramos dos. Y te vi vibrar de placer. Si la gente se entera de mi doble vida, se va a enterar de quién era el amante de este maricón", lo amenaza.

Cuando Raquel llega a su casa se encuentra con Salaberry (Luciano Cáceres), su marido, en un estado de tensa violencia. El excomisario le mostró fotografías de mujeres asesinadas en "crímenes pasionales" y terminó tomándola del cuello y amenazándola de muerte.

Ivonne (Andrea Frigerio) le informa a Trauman (Fernán Mirás) que el médico le dijo que tiene que operarse ya, pero que ella no quiere saber nada. En ese momento, llega David (Gastón Cocchiarale) al Varsovia con un arma. Desesperado, le pregunta al mafioso si su hijo adoptivo es en realidad el hijo de Anna (Candela Vetrano). Trauman intenta marearlo con sus palabras, pero el hombre insiste con su cuestionario y lo amenaza con matarlo si no le cuenta la verdad. Entonces, inesperadamente, el proxeneta confiesa.

Cuando David está por contarle a Anna y a los demás la verdad, es interrumpido por Sara (Florencia Dyszel), quien lo obliga a guardar silencio bajo la amenaza de huir con el niño.

Alí (Ariel Pérez de María) le entrega a Lucía una carta que llegó para ella. Por supuesto que es un texto de Bruno, respondiendo a la esquela que ella le dejó en la cárcel. Allí, él le dice que se alegra de que se esté preguntando, dos años después, algo que debió pensar en su momento: "¿Por qué él iba a hacerle daño a Lidia?"

Francesca (Malena Sánchez) sigue a su novio y ve cómo le entrega una nota a Alí y cómo se quedó esperando que Lucía la leyera. Al llegar él al conventillo, le dice a su enamorado que para ella lo que lo hacía distinto al resto es que no mentía. Y por eso, le anuncia que la relación entre ellos terminó. Él termina convenciéndola de que sigan juntos, le asegura que la ama y termina pidiéndole matrimonio.

Luego de una discusión de pareja entre Córdoba (Diego Domínguez) y Anna llega una misteriosa mujer que es recibida de manera muy galante por el muchacho español: Pirucha (Andrea Rincón), la prima de los Moretti que hasta ese momento vivía en Mar del Plata. Todo pareciera indicar que luego de ese primer encuentro cargado de tensión, la recién llegada se convertirá en la tercera en discordia del flamante matrimonio.

ADEMÁS

Quién quiere ser millonario: nacieron con parálisis cerebral y hoy ayudan a gente con su misma condición

Por el mundo: los mejores momentos de Mirko en el último programa de la temporada

La tristeza de Carmen Barbieri: profanaron la tumba de su abuelo, el músico Guillermo Barbieri

Murió el actor de Juana y sus hermanas Osvaldo González

Fuente de la noticia (La Nacion)