Un hombre perdió su trabajo cuando le envió por accidente a su jefe un audio en el que se burlaba de él Crédito: Shutterstock

Una de las peores pesadillas del asalariado tuvo lugar en Córdoba donde un hombre perdió su trabajo cuando le envió por accidente a su jefe un audio en el que se burlaba de él.

Gustavo Monjes, un panadero del barrio Poeta Lugones, quiso mandarle un audio a su superior directo, pero el dispositivo siguió grabando y registró una charla donde revelaba entre risas a sus colegas que lo tenía agendado bajo las siglas "hdp".

"Le estaba por mandar un audio pidiéndole que mi compañero viniera un poco más temprano. El mensaje no se mandó porque no apreté bien el botón y siguió grabando", relató Monjes en diálogo con Cadena 3.

"Ahí les comento a mis compañeros en el trabajo: 'Miren cómo lo tengo agendado a este hdp'. En ese momento, me entra una llamada y veo que seguía grabando el audio y se manda completo", añadió.

Según él, la relación entre ambos tenía "inconvenientes": "Las cosas no venían bien entre nosotros y por eso lo había guardado así. Lo hice porque estaba enojado con él porque no me facilitaba un dinero que yo quería y venía tensa la cosa porque habíamos discutido y estaba enojado".

Monjes, que vive solo con sus tres hijos y califica su situación económica como "muy complicada", decidió recurrir a la justicia. Asegura que fue despedido "sin causa justa" y que "estaba trabajando en negro".

ADEMÁS

Investigan un caso de sarampión en un jardín de infantes en el predio del Hospital Piñero

Maschwitz: se desmoronó una excavación y murieron dos operarios

Dos producciones de LA NACION, nominadas a los Premios Gabo

Enigma de la suma de tres cubos: matemáticos encuentran la solución final después de 65 años

Fuente de la noticia (La Nacion)