Marcelo Gallardo da instrucciones a Ignacio Scocco, antes de la reaparición del goleador luego de meses de inactividad. Fuente: FotoBAIRES

Ariel Ruya SEGUIR

Sonreía Eduardo Coudet durante un buen tramo del primer capítulo. Se sentía pleno, al fin, frente a su bestia negra: el River de Gallardo. En realidad, el equipo millonario, en los últimos tiempos, impone el sello de autoridad frente a todos los poderosos, pero en el caso de este Racing, el último campeón de la Superliga, el juego de opuestos es abrumador, más allá de la historia. Sonreía Chacho, porque ganaba la Academia desde los 3 minutos, con un tanto de Augusto Solari -el primer gol del equipo de Coudet a Franco Armani, el arquero que suele aparecer en sus pesadillas- y contenía los embates millonarios.

Para volver a ver: los goles del 6-1 de River a Racing

Gallardo era un fastidio. Se enojaba con todos los jugadores que pasaban a su lado, sobre todo, el elegido de sus críticas era Exequiel Palacios, una joya, todavía sin explotar. Hasta arrojó el vaso de café que contenía el frío de la noche de Avellaneda. No le encontraba la vuelta al partido. El juego detrás de la línea del rectángulo marcaba la voz del DT local.

Saltear la presión de Racing con pases adelante fue fundamental. El equipo estaba lúcido. Se mantiene este rendimiento porque tenemos la misma humildad de trabajar y el deseo de los jugadores Marcelo Gallardo

Sin embargo, todo cambió demasiado rápido: en tres minutos reales. De los 35 a los 38 del primer tiempo, con tantos de Santos Borré (2) y Suárez, con un show del contraataque y Palacios disfrazado de enganche. "Tenés que disfrutar de esos pases como si fueran un gol", le grita el Muñeco a Palacios, que firma la asistencia del primero y es fundamental en el segundo. De pronto, el DT millonario se alegra, festeja, aplaude. No lo puede creer, el mismo sentimiento que le ocurre a Coudet, con la mirada en el piso, con la bufanda de siempre, aturdido por la expulsión de Sigali -tremenda patada a Suárez- y con un cambio llamativo, el del Pulpo González por Reniero.

Es la primera vez en la historia que River la hace 6 goles como visitante a otro equipo grande. INOLVIDABLE. pic.twitter.com/uhAJg4NLVr&- SportsCenter (@SC_ESPN) 18 de agosto de 2019

Cuando Coudet arrancó su carrera como DT en enero de 2015, Marcelo Gallardo ya llevaba seis meses sentado en el banco de River. Compartieron una temporada y media en River y consiguieron un título, el Clausura 2004, con Leo Astrada como técnico. Se quieren, se respetan. En el frente a frente, por ahora, no hay equivalencias. En la parte final, llovieron goles de todos los colores. Coudet no le ganó a River en los cinco partidos que disputó como DT de Racing, su equipo recibió 13 goles y solo marcó un gol. El que abrió el espectáculo, cuando Coudet sonreía y Gallardo arrojaba el café…

Eduardo Coudet y Marcelo Gallardo se saludan antes del clásico.
Eduardo Coudet y Marcelo Gallardo se saludan antes del clásico. Fuente: FotoBAIRES

Las declaraciones de Marcelo Gallardo

  • "Más allá de la diferencia en el marcador, estoy contento por el juego y la eficacia. Nos repusimos a la piña que nos dieron en el comienzo, volvimos con facilidad, como si nada. La diferencia entre un equipo y otro fue clara".
  • "Hicimos tres goles en dos minutos y medio, eso habla de la eficacia. Tenemos una forma y una idea que respetamos, es valioso eso. Es un buen inicio de semestre, estamos tomando vuelo, pero esta victoria, tan abultada, no nos va a confundir, la liga recién comienza. Ahora tenemos que pensar en el jueves, en el partido con Cerro Porteño".
  • "Nacho Scocco, después de tanto tiempo y tanta incertidumbre, entró y convirtió un gol, que lo va a llenar de confianza. Sus compañeros tenían la necesidad de verlo en la cancha, con salud, es un reconocimiento del grupo, que también lo disfruta".
  • "Es difícil convertir seis goles, la eficacia fue muy buena y también el juego fue muy bueno. Las formas nos llevan a convertir esos goles. Este equipo nos representa".

Las declaraciones de Eduardo Coudet

  • "Un resultado así es la primera vez que me pasa, no es fácil. En lo personal, es muy difícil. Parece una película repetida. No logramos jugar ante este rival de la manera en que tenemos que hacerlo para sacarlo adelante. Hablamos mucho, lo preparamos mucho y después lo ejecutamos muy mal".
  • "No encuentro el equipo para que juegue de la manera que acostumbraba a jugar este Racing del minuto 1 al 90. Hemos sido superiores en todos los partidos que nos tocó jugar antes, pero algo nos falta para ganarlos. Hoy, ni hablar; nos preparamos de una manera y ejecutamos todo al revés".
  • "Es difícil darle un mensaje a la gente. Asumo la responsabilidad que me toca. Que la gente gritara como lo hizo me hacía sentirme peor, porque sentía la vergüenza de no poder retribuir".

Por: Ariel Ruya ADEMÁS

Agenda de TV: Boca-Aldosivi, la Superliga y el mejor fútbol internacional

Lanús-Velez, por la Superliga: horario, TV y formaciones

Franco Soldano, a la medida de Alfaro: un Nº 9 distinto para un Boca distinto

Boca-Aldosivi, por la Superliga: horario, TV y formaciones

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: | Deportes | Fútbol

| Superliga SEGUIR Marcelo Gallardo Eduardo Coudet River PlateFuente de la noticia (La Nacion)