El actor habló con Verónica Lozano de sus hijos, de la muy buena relación con su ex y de los diez años de su obra, La cátedra del macho

"Mi terapeuta me diría que elegí vivir mi vida muy ajetreadamente y tiene mucha razón", le aseguró Coco Sily a Verónica Lozano en el programa que conduce por Telefe, Cortá por Lozano. "Podría sacar la pata del acelerador pero tengo una cosa muy peronista y no puedo decirle que no al trabajo. Tengo cuatro hijos y necesité laburar mucho siempre. Muchos años trabajé con Susana, diciendo cuáles eran las respuestas correctas de un juego. Ni me la cruzaba a Susana. No puedo tomarme vacaciones si no trabajo", contó el actor, histriónico y divertido, como de costumbre.

"Juego al poker casi profesionalmente y hace cinco años que, en el invierno, voy a divertirme en torneos por el mundo. Pero no sé tomarme un mes de vacaciones. Hace tres veranos que voy a Punta del Este, pero laburo. No tengo el ocio muy instalado en el cuerpo", se sinceró Coco, que actualmente conduce un programa en la primera tarde de Radio Pop, y en América es parte de Polémica en el bar, donde la semana que viene estrenará "La peluquería de Don Mateo".

Papá de Dana, Sasha y los gemelos Bono y Baltahar, Coco dijo: "chapeo mucho con mis hijos. Primero soy padre, después padre y recién después soy actor". Y confesó que se lleva muy bien con la madre de los chicos. "Me separé con los gemelos muy chicos y tengo una relación muy familiar con mi ex. Somos amigos. Nuestra separación fue muy charlada. En el divorcio, a ella la representó una amiga y a mi, su novio. De verdad, le firmé mi divorcio al novio de mi ex y sin leer nada. No teníamos demasiado para dividir. Festejamos todos los cumpleaños juntos, viene a todos mis estrenos. Creo que los chicos crecieron bien, en ese sentido".

Enamoradizo, Coco contó que está en pareja. "Pero no convivimos. Ya no quiero. Soy sobreprotector y me hago muy cargo de todo. También de mis amigos, que me presentan como si fuera su madre. No quiero tener más una pareja tradicional".

Además, Coco contó que el 8 de noviembre estará en el teatro Opera festejando los diez años de su obra La cátedra del macho. "Empezó como algo muy chiquito en la radio, con la Negra Vernacci. Mi espectáculo nunca fue machista porque hablo del costumbrismo y desde el chiste. Mi hija es militante feminista muy fuerte. Ella y Fiorela Lombardo, una actriz amiga y feminista, me ayudaron a entender el por qué de la lucha femenina. Me deconstruí".

ADEMÁS

Mora Godoy: sus ganas de dejar el Bailando y sus diferencias con Laura Fidalgo

La historia de vida de Melina Lezcano: "Encontré a mi papá biológico después de 29 años"

Griselda Siciliani: su relación con Adrián Suar, un nuevo amor y su voto en las PASO

Guerra mediática: Nacha Guevara vs. Graciela Alfano y Yanina Latorre

Fuente de la noticia (La Nacion)