Alberto Fernández esta semana, al salir del Instituto Patria tras reunirse con Cristina Kirchner Fuente: Archivo – Crédito: Fernando Massobrio

En un intento por aliviar tensiones con el presidente Bolsonaro, defendió el Mercosur y dijo que la relación con Brasil es estratégica; anticipó que evalúa un sistema de flotación monetaria administrada Gabriel Sued SEGUIR Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 19 de agosto de 2019 • 09:49

Decidido a aliviar las tensiones con el gobierno de Brasil, país que considera central para la estrategia de desarrollo de la Argentina, Alberto Fernández puso un freno al enfrentamiento con el presidente Jair Bolsonaro y envió un mensaje de estabilidad a toda la región. "Que no se preocupen, porque no pienso cerrar la economía", dijo, en una charla con LA NACION.

La frase es una respuesta a la amenaza planteada por el mandatario brasileño y por su ministro de Economía, Paulo Guedes, acerca de que su país dejaría el Mercosur en caso de que el próximo gobierno argentino -un gobierno de Cristina Kirchner, dijeron- decidiera cerrar la economía.

"Para mí, el Mercosur es un lugar central. Y Brasil es nuestro principal socio y lo va a seguir siendo. Si Bolsonaro piensa que yo voy a cerrar la economía y que entonces Brasil se va a ir del Mercosur, que se quede tranquilo, porque no pienso cerrar la economía. Es una discusión tonta", afirmó el candidato del Frente de Todos.

En la misma línea, manifestó incluso que no se opone a que el Mercosur entable acuerdos comerciales con otros bloques. Pero advirtió que debe hacerse protegiendo los intereses nacionales.

"Mi problema no es que la economía se abra. Mi problema es que esa apertura dañe a los argentinos. Si se abre preservando a los argentinos, bienvenido sea", sostuvo, en el diálogo con LA NACION.

La cuestión laboral

Después del triunfo que lo dejó a las puertas de la Casa Rosada y que lo erigió como un virtual presidente electo, Fernández se mostró dispuesto a aceptar la flexibilización de los convenios laborales, cuando exista acuerdo de los sindicatos.

"Lo que sea por vía convencional es una decisión de las empresas y los trabajadores. Lo que no quiero es poner reglas generales de flexibilización. No todo es lo mismo", dijo, al reiterar algunos de los temas que conversó el jueves con el dueño de Mercado Libre, Marcos Galperin, adalid de la reforma laboral.

Con un ojo puesto en las elecciones del 27 de octubre y otro en el traspaso de mando, el 10 de diciembre, el candidato del Frente de Todos insistió en que el Presidente debe renegociar con el FMI para lograr una postergación de los vencimientos previstos para los próximos años.

"El Gobierno firmó un acuerdo imposible de cumplir y no lo cumplió en nada. Incumplió las metas de inflación, de crecimiento y las metas fiscales. Lo que tiene que hacer Macri es volver a juntarse con el Fondo y explicarle por qué no cumplió nada. Porque, si no, se tiene que hacer cargo el que viene de todos sus incumplimientos", sostuvo.

Explicó que espera que la próxima misión del FMI le pida opinión sobre las condiciones del próximo desembolso, de 5400 millones de dólares, y reiteró que "es imposible" que se cumplan las fechas de pago. "La única solución que aparece es postergar las fechas", puntualizó, en un anticipo de la posición que tendrá en esa negociación, que le recuerda al rol que tuvo durante el gobierno de Néstor Kirchner.

En otro punto de encuentro con aquella gestión, el exjefe de Gabinete anticipó que, de llegar a la presidencia, aplicará una política de "flotación administrada" del dólar, y repitió que el nivel actual de la divisa estadounidense, que el viernes cerró en torno de los $58, es adecuado. Pero tomó distancia de la devaluación del lunes. "Cuando dije que a $60 el dólar estaba bien, lo dije cuando el dólar iba camino a los $67 o $68. Dije que un dólar a $60 estaba receptando la caída que la divisa había tenido respecto de la inflación. En esos términos, $60 el dólar suena razonable. Un dólar a $60 es un dólar que vuelve competitiva la producción y que hace posibles las exportaciones", manifestó.

Un puesto clave

¿Quién podría ser el hombre que, desde el Ministerio de Economía, se encargara de llevar adelante estas políticas? El candidato se reserva el nombre. No quiere someter a ese eventual funcionario a un desgaste de cuatro meses. ¿Es descabellado pensar que le puede ofrecer un cargo a Roberto Lavagna? "No es descabellado, siempre me lamenté de que se haya ido del gobierno de Kirchner. Pero lo que no sé es qué quiere hacer Lavagna", respondió a LA NACION.

En el diálogo, Fernández reiteró su preocupación por los efectos que pueden tener los anuncios del Presidente en el índice de inflación y en las cuentas fiscales de las provincias. "Esas medidas, aun cuando esté de acuerdo con el objetivo, hay que consultarlas con las provincias, porque el desbarajuste que se les genera es enorme. Mi planteo es por qué hacen esto sin discutirlo con las provincias", dijo, sobre la eliminación del IVA en los alimentos esenciales y la reducción de Ganancias.

Tampoco se comprometió a sostener el congelamiento del precio de los combustibles sin un acuerdo con los sectores involucrados. "Las medidas que anunció Macri no se pueden tomar así, sin hablarlo con nadie", planteó.

Explicó que, si gana las elecciones de octubre, intentará aplicar una devolución del IVA en alimentos de la canasta básica a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), pensiones por discapacidad y jubilaciones mínimas, pero solo después de alcanzar un acuerdo con los gobernadores.

"No es un problema que pueda resolver solo. Ahí hay mucho de coparticipación. Es dinero de coparticipación que se pierde. Es un tema delicado, porque hay provincias con una situación fiscal muy débil. Por ejemplo, Catamarca deja de cobrar $1100 millones por esta medida. Eso es un mes de sueldos en Catamarca", argumentó.

Por: Gabriel Sued ADEMÁS

Fernández Meijide, sobre la imagen moderada de Cristina: "Es una gran actriz"

Macri delega en Frigerio y Pichetto el diálogo con el kirchnerismo

Jorge Lanata tildó de "patéticas" y "cínicas" las medidas económicas del gobierno

Las sugerencias de Lavagna a Macri para salir de la crisis

Fuente de la noticia (La Nacion)