Los dirigentes, en una reunión del comité ejecutivo de la Superliga Fuente: LA NACION

Alejandro Casar González SEGUIR

La Superliga convocó a su Comité Ejecutivo a una reunión trascendental para este miércoles a las 13.30 en Puerto Madero. Allí se votará una iniciativa generada por consenso: bajar la cantidad de descensos anuales de tres a cuatro (todos por promedios) desde ahora y hasta 2023. Ese año quedarán 20 equipos, en lugar de los 22 que consagraba el estatuto actual. Así, habrá más dinero para cada uno de los clubes del máximo campeonato del fútbol argentino. Fue una negociación contra reloj para aprobar el reglamento (en el que están incluidos descensos y ascensos) que se cristalizará apenas 48 horas antes del comienzo del torneo y luego de transcurridos ¡52! días del último partido: la final de la Copa de la Superliga, disputada el 2 de junio en Córdoba por Tigre y Boca.

La semana pasada, un grupo de 11 clubes se habían declarado en rebeldía: disconformes con la negativa de la Superliga a tratar su proyecto de dos descensos por promedios y otros dos por puntos, se unieron para no dar quórum (se necesitan 13 de 24 representantes y Aldosivi estuvo ausente). En este grupo están los más complicados con el promedio, entre los que se encuentran los dos equipos de Rosario y los dos de La Plata.

Después del papelón se sucedieron las reuniones para llegar a una solución intermedia. El interlocutor entre las partes, según pudo reconstruir LA NACION, volvió a ser Daniel Angelici, presidente de Boca. El máximo directivo de la Superliga, Mariano Elizondo, fue quien le propuso esta salida. El grupo de los rebeldes también la aceptó: su peor pesadilla es bajar de categoría.

Si el comité aprueba el nuevo mecanismo de descenso, los clubes más apremiados tendrán un 25% más de chances de permanecer en la elite. Además, muchas de las actuales comisiones directivas de esos clubes con problemas de promedio ya no estarán en 2023, por lo que la disminución de dos en el número de clubes en primera no es una prioridad. Su intención era alivianar la situación actual, y lo lograron. La iniciativa de la Superliga era desarmar ese elefante blanco llamado "torneo de 30 equipos". También lo logrará: en lugar de 22 equipos, al final habrá 20.

Se descuenta que, luego de tantas reuniones, el Comité Ejecutivo aprobará la iniciativa ad-referéndum de la Asamblea de la AFA, que se reunirá en octubre. En los primeros días de agosto todas las categorías del ascenso elegirán a sus asambleístas, mientras que los de primera saldrán de la tabla de promedios: los 22 mejores equipos de ese escalafón tendrán representantes.

Por: Alejandro Casar González ADEMÁS

A Licha López, la eliminación de Racing de la Copa Argentina le pegó como "un palazo"

Superliga: la primera fecha tendrá hinchas visitantes en la provincia de Buenos Aires

Estudiantes y Gimnasia, comprometidos y renovados para hacerle frente al descenso en la próxima Superliga

Verdades y mentiras de los volantes mixtos, las figuritas más buscadas del mercado

Mariano ElizondoFuente de la noticia (La Nacion)