Los militares considerados "presos políticos" por la oposición que permanecen detenidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), en Caracas, iniciaron anoche una revuelta para exigir atención internacional a su situación, se informó hoy.
El motín es para exigir la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, reveló hoy la abogada Tamara Sujú, citada por la agencia ANSA y la prensa local.
"Están desde ayer atrincherados. Quitaron cámaras y puertas que los separaban. Exigen se excarcele a quienes tienen boleta, se traslade a quienes tienen orden, y atención médica por posible brote de hepatitis", expresó Sujú. Fuente de la noticia (Telam)