Sebastián Espósito SEGUIR

A bath full of ecstasy: Melody of Love, Spell, Bath Full of Ecstasy, Echo, Hungry Child, Positive, Why Does my Mind, Clear Blue Skies y No God (Domino) / Nuestra opinión: buena

Los Hot Chip vuelven a estar listos para la pista de baile. Como allá lejos y hace tiempo, en "Ready for the Floor", su gran hit de 2008, los ingleses, los mejores alumnos de Pet Shop Boys están de vuelta en gran forma con un álbum que ya está dando que hablar. O mejor dicho, que bailar.

El viejo y querido synth-pop encuentra un nuevo y fresco capítulo en el séptimo álbum de estudio, que se ofrece como una invitación a los placeres prohibidos de la cultura electrónica: "Tengo la cura, el remedio… ven a bañarte en nuestro éxtasis", cantan en la canción que da nombre al disco.

Las nueve canciones tienen destino de dancefloor, más allá de las preferencias de los oyentes. "Melody of Love" es una balada noventosa que huele a after hour; "Spell" es un extenso mantra, un cuelgue que remite a Daft Punk y la electrónica francesa. Y no es casual: la producción del disco fue uno de los últimos trabajos de Philippe Zdar, el recientemente fallecido músico de Cassius.

La juguetona "Echo" y la nostálgica "Positive" son otras de las piezas que se distinguen del todo. Pero es en la enigmática "Why Does My Mind" y, especialmente, en "Clear Blue Sky", donde el cuerpo encuentra la calma y la mente asume el protagonismo: "¿Qué hacés cuando todo lo que creías saber se disuelve en el aire?".

Por: Sebastián Espósito ADEMÁS

Hermano hormiga: la celebración de las canciones

Mark Ronson: más promesas que realidad

The Raconteurs vuelve con su rock valvular y retro-alimentado

Fuente de la noticia (La Nacion)