Un grupo de investigadores de la Universidad nacional del Sur (UNS) colocó la estación meteorológica más alta de la provincia de Buenos Aires entre el cerro Napostá y el Ventana, en una transecta que corre entre la estancia Rodolfo Funke y Villa Ventana, partido de Tornquist.

Su finalidad es brindar información que permita analizar y manejar el riesgo de inundaciones en la zona serrana, a la que califican como “vulnerable”, informó la casa de altos estudios. Antes se había instalado una en la ladera oeste, y resta instalar una más en la ladera este.

Las estaciones suman su aporte a la Red de Estaciones Meteorológicas de la Bolsa de Productos y Cereales de Bahía Blanca (BCPBB), que brinda el desarrollo tecnológico para el procesamiento de los datos. A la vez, la red se ve enriquecida con la información que generan estos aparatos, fabricados en la propia UNS por personal del Departamento de Ingenieria Eléctrica y Computadoras.

Los equipos brindan datos con alta frecuencia –cada 5 minutos- que permiten tener registro de temperatura, humedad, presión, radiación, precipitación y viento. Se comunican mediante señal de celular y la información se almacena en los servidores de la Bolsa, con los que están permanentemente en línea, precisaron.

El proyecto surgió en 2016 para estudiar la variación de las precipitaciones con la altura y si efectivamente las sierras afectan a la distribución y los montos de las lluvias. “El estudio integrado de los eventos hidrometeorológicos y de las características contribuye a mejorar la gestión del riesgo de inundación y manejo de las cuencas hidrográficas”, explicó la doctora Verónica Gil, docente e investigadora del Departamento de Geografía y Turismo de la UNS, e investigadora adjunta del CONICET.

Fuente de la noticia(InfoGEI)