El líder de El Otro Yo fue condenado a 22 años de prisión en el juicio por abuso sexual y corrupción de menores Fuente: RollingStone – Crédito: Javier Heinzmann

En el mediodía del viernes, en el inicio de la audiencia en la que Cristian Aldana fue condenado a 22 años de prisión en el juicio por abuso sexual y corrupción de menores, el líder de El Otro Yo dijo sus últimas palabras antes de la lectura del veredicto del Tribunal Oral en lo Criminal N°25.

"No soy culpable, no soy un violador, ni un abusador ni un violento", dijo el músico que hoy volvió a mostrar a la prensa el cartel que dice "Sin defensa no hay juicio", como en audiencias pasadas. "Soy un trofeo de guerra, ser un músico del rock independiente con una clara solidaridad política con la música y las bandas me convierte en un trofeo de guerra", agregó.

En sus palabras antes del veredicto también leyó un fragmento de la Biblia, agradeció a los jueces y pidió perdón si causó dolor de cabeza a los involucrados en el juicio: "Yo me considero una persona de bien y quiero dormir en paz, yo estoy defendiendo mi verdad. Si no hago todo esto ya tendría que estar ahorcado en mi celda".

Aldana había pasado la noche en los tribunales de la calle Paraguay 1536. El juicio había comenzado hace más de un año y el músico estaba en prisión preventiva desde el 22 de diciembre de 2016 en Marcos Paz.

Informe: Romina Zanellato

ADEMÁS

Cristian Aldana fue condenado a 22 años de prisión por corrupción de menores

Fuente de la noticia (La Nacion)