El hambre en América Latina y el Caribe afecta a 42,5 millones de personas Fuente: Reuters – Crédito: Iván Alvarado

Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 15 de julio de 2019 • 18:52

NUEVA YORK.- Parece que América Latina y el Caribe están cada vez más lejos de la meta "hambre cero" que el mundo se propuso para el año 2030, ya que por tercer año consecutivo creció la subalimentación en la región hasta afectar a 42,5 millones de personas, según un informe conjunto de la ONU. La crisis de Venezuela y la desaceleración económica son las principales causas del aumento.

El documento "El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo" -SOFI por sus siglas en inglés- muestra que tras decenios de descenso constante, la tendencia del hambre en el mundo -cuantificada mediante la prevalencia de la subalimentación- se revirtió en 2015, permaneciendo prácticamente sin cambios en los últimos tres años; situándose a un nivel ligeramente por debajo del 11%. Mientras tanto, el número de personas que padecen hambre se ha incrementado lentamente hasta afectar a 820 millones de personas en 2018 en todo el mundo, lo cual destaca el inmenso desafío que supone lograr el objetivo del hambre cero para 2030.

El informe destaca que el hambre está aumentando en casi todas las subregiones africanas, lo que hace a África la región con la prevalencia de la subalimentación más elevada, situada en casi el 20%. El hambre también está aumentando lentamente en América Latina y el Caribe, aunque su prevalencia todavía se sitúa por debajo del 7%. El porcentaje de hambrientos en la región aumentó del 6,2 % de la población en 2015 al 6,5 % en 2017, nivel que se mantuvo al año siguiente.

América del Sur alberga la mayor cantidad (55%) de hambrientos de la región, y el aumento observado en los últimos años se debe sobre todo al deterioro de la seguridad alimentaria en Venezuela, donde la prevalencia de la subalimentación aumentó casi cuatro veces, de 6,4% en 2012-2014 a 21,2% en 2016-2018.

El aumento significativo del hambre en Venezuela en los últimos años coincide con el período de recesión del país, cuando la inflación alcanzó aproximadamente un 10 millón por ciento y el crecimiento del PBI real empeoró al pasar de -3,9% en 2014 a un estimado de -25% en 2018.

En contraste, el porcentaje de subalimentación en América Central (6,1%) y el Caribe (18,4%), ha estado disminuyendo desde 2013, a pesar de ser más alto que en América del Sur (5,5%).

"Durante los primeros 15 años de este siglo, América Latina y el Caribe redujeron la subalimentación a la mitad. Pero desde 2014 el hambre ha ido aumentando", precisó el representante regional de la FAO, Julio Berdegué.

"Tenemos que rescatar, en promedio, a más de 3,5 millones de personas del hambre cada año desde ahora hasta 2030 si queremos alcanzar la meta de hambre cero del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2", agregó el funcionario.

Según el informe, el aumento del hambre está estrechamente relacionado con la desaceleración económica de la región. Las caídas en los precios de los productos básicos desde 2011 llevaron a un deterioro en las finanzas públicas de muchos países dependientes de la exportación de productos básicos.

Además, la disminución del PBI y el aumento del desempleo devinieron en ingresos más bajos para los hogares. Después de varios años de marcadas reducciones en la pobreza, los pobres pasaron de 166 millones a 175 millones entre 2013 y 2015, aumentando de 28,1% al 29,2% de la población.

El informe de este año, elaborado por FAO, FIDA, UNICEF, PMA y OMS, reveló además que 4 millones de niños menores de 5 años sufren sobrepeso (7,5% del total), 700.000 sufren desnutrición aguda (1,3%) y 4,8 millones sufren retraso en el crecimiento o desnutrición crónica (9%).

Para los adultos la situación es aún más grave. "Hoy, por cada persona que sufre hambre, más de seis personas sufren sobrepeso", dijo Berdegué, llamando a un gran impulso regional contra todas las formas de malnutrición

El estudio proporciona por primera vez estimaciones sobre el número de personas con inseguridad alimentaria moderada. Considerando a todas las personas del mundo afectadas por este nivel, junto con las que padecen hambre, se estima que más de 2000 millones de personas no tienen acceso regular a alimentos inocuos, nutritivos y suficientes. Este problema afecta principalmente a países de ingresos bajos y medios pero también a los de ingresos altos.

Lejos del hambre cero

  • 42,5 millones de personas: Están subalimentadas en América Latina y el Caribe, según un informe conjunto de la ONU. La crisis de Venezuela y la desaceleración son las principales causas del aumento.
  • Aumentó el 21,2%: La subalimentación en Venezuela en 2016-2018. En 2012-2014 era del 6,4%
  • 820 millones de personas: De personas padecen hambre en todo el mundo. Según el informe, África es la región con la prevalencia de la subalimentación más elevada, situada en casi el 20%.

Agencias ANSA y Reuters

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0

Temas: | El Mundo

| América Latina SEGUIR Venezuela Crisis en Venezuela África CaribeFuente de la noticia (La Nacion)