LA NACION | El Mundo | "Asesino silencioso": 130 millones de personas en alerta por la ola de calor en EE.UU.

Las temperaturas en Estados Unidos alcanzaron un máximo de 46°C en los últimos días Fuente: AFP – Crédito: Dominique Faget

19 de julio de 2019 • 12:23

WASHINGTON.- El centro y buena parte de la costa este de Estados Unidos se enfrentan a una peligrosa ola de calor que puso en alerta a más de 130 millones de personas. Los meteorólogos esperan que las elevadas temperaturas -en algunos lugares del país el termómetro ya alcanzó los 46°C- continúen en alza este fin de semana.

En un esfuerzo por mantener a las personas seguras, el Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de calor excesivo que abarca 12 estados. Ciudades como Nueva York también están bajo vigilancia térmica.

Algunos estados ya comenzaron a tomar medidas para combatir las altas temperaturas que se esperan para este fin de semana. La ciudad de Nueva York canceló su famoso triatlón, programado para el domingo, bajo la recomendación de las autoridades y el propio alcalde, Bill de Blasio, y extendió los horarios de las piletas para que la gente pueda refrescarse. En Wisconsin varias escuelas han cancelado las clases hoy y en las zonas más afectadas del país se habilitaron edificios como "centros de enfriamiento", desde iglesias hasta estaciones de policía.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que la ola de calor será "opresiva y peligrosa". "Calor excesivo, un 'asesino silencioso'", señaló en un comunicado la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. "El calor extremo es peligroso", tuiteó, por su parte, el Departamento de Manejo de Emergencias de la ciudad de Nueva York.

La ola de calor de esta semana es la primera en extenderse en el país este año. Sin embargo, según dijo al The New York Times el especialista Kevin Darmofal, del Servicio Nacional de Meteorología en Wichita, Kansas, la ola podría durar pocos días. Allí termómetro llegará a los 38°C el domingo.

"Para principios de la semana que viene se espera que llegue un frente frío que devuelva las condiciones de un clima de verano normal y agradable, pero aún quedan por superar los peores días", dijo Darmofal.

El año pasado, 108 personas murieron en Estados Unidos por causas relacionadas al calor extremo, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. Eso cuadruplica el número de personas que murieron de frío.

Las altas temperaturas, combinadas con la humedad, también exacerban el smog y la mala calidad del aire, lo que puede traer dificultades a la hora de respirar para muchas personas, especialmente los chicos, los ancianos y las personas con asma u otras patologías respiratorias.

Aunque las horas del día con mayor exposición al sol son las más peligrosas y los meteorólogos recomiendan no exponerse al calor exterior, la preocupación de algunos son las temperaturas nocturnas.

"Las temperaturas entre los 35 y casi 38°C suenan mal, pero el aspecto más significativo de la ola de calor será la temperatura nocturna", señaló el meteorólogo de CNN, Taylor Ward.

"Las bajas temperaturas desde el Medio Oeste hasta el Nordeste estarán entre los 23 y los 26°C", añadió. "Las olas de calor tienden a causar los impactos más severos cuando los mínimos de la noche están muy por encima de lo normal porque no hay alivio para que los cuerpos o los hogares de las personas se enfríen".

En el sudoeste, las temperaturas alcanzaron los 46°C en Phoenix el martes pasado, tres grados menos que el récord establecido en 1925. La temperatura normal allí para esta época del año es de 41°.

Agencias ANSA y AP

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios

Temas: |

| SEGUIR Estados Unidos Nueva York Ver comentarios

MÁS leídas ahora


  1. Boca ya lo decidió: rompe con Nike y firma un contrato millonario con Adidas


  2. Virginia Gallardo incomodó a Kicillof con una pregunta sobre emisión monetaria


  3. Triángulo mortal: el psicólogo, la paciente y el tercero en discordia

Fuente de la noticia (La Nacion)