El presidente de Boca Daniel Angelici ya en Madrid, para continuar el reclamo del club por la Libertadores

Alejandro Casar González SEGUIR

De un lado, Daniel Angelici, presidente de Boca. Del otro, Rodolfo D'Onofrio, máximo dirigente de River. En el medio, abogados de uno y otro club. Letrados argentinos y también extranjeros. Y tres árbitros: uno designado por Boca, el demandante (Juan Pablo Arriagada, chileno) y otro por River y la Conmebol, que son los demandados (Andras Gurovits). El tercero es el presidente del tribunal, elegido por el propio TAS: se trata del italiano Massimo Coccia.

Dirigentes, abogados y árbitros podrían estar hasta tres días en la capital española. Desde hoy y, quizás, hasta el jueves, habrá un desfile de testigos convocados por las partes en pugna, quienes hablarán en la sede de la Liga Española de Fútbol, donde se realizará la audiencia. Allí se repasarán los motivos del reclamo iniciado por Boca luego de los incidentes del 24 de noviembre del año pasado, y ampliado a principios de diciembre. El club xeneize busca que lo declaren ganador de la Copa Libertadores 2018, y un resarcimiento económico (la diferencia entre el premio económico del campeón con el subcampeón más el dinero que se privó de embolsar por no haber ido al Mundial de Clubes, competencia que sí jugó River).

Antes de las audiencias en Madrid, el doctor Gustavo Abreu, argentino y miembro del tribunal, avisó que es difícil que el pedido de Boca progrese:

"Si bien el Tribunal le puede dar la Libertadores a Boca, porque está dentro de las posibilidades, veo difícil que le den la razón. Siempre se le ofrece a las partes llegar a un acuerdo antes de la audiencia, pero este tema es muy difícil porque está la copa en el medio", destacó en diálogo con radio Mitre.

Después de los dos o tres días de la audiencia, los integrantes del tribunal definirán cuál es el plazo máximo que se tomarán para emitir el fallo. Por lo general, los veredictos del TAS suelen definirse entre dos y tres meses después de la audiencia, por lo que tanto River como Boca lo esperan para septiembre-octubre de este año. Es decir, casi 10 meses después de la Superfinal.

Si bien dentro de las atribuciones del TAS figura la de poder rectificar un resultado deportivo, el tribunal arbitral, máxima instancia de apelación, nunca lo ha hecho en el fútbol. Sí ha firmado multas económicas, pero no una modificación de resultado. Hasta ahora.

El reclamo ante el máximo tribunal de alzada forma parte de lo que Angelici llamó "ir hasta las últimas consecuencias" luego de que el micro que trasladaba a los futbolistas de Boca al Monumental fuera agredido a pedradas por hinchas de River. Uno de ellos fue condenado en un juicio exprés. El escándalo provocó la renuncia de Martín Ocampo, ministro de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, una decisión política que en River interpretan como una aceptación de responsabilidad por parte de las autoridades. Por los hechos, el Monumental fue castigado con dos partidos a puertas cerradas. River debió pagar US$400 mil.

Por: Alejandro Casar GonzálezFuente de la noticia (La Nacion)