Alberto Fernández estuvo en Tucumán el mes pasado Crédito: Fernando Font

Gabriel Sued SEGUIR Comentar (0) Me gusta Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 20 de julio de 2019 • 11:55

Alberto Fernández definió el esquema que marcará sus pasos en las tres semanas que restan para las elecciones primarias. Ochenta-veinte será la clave numérica del precandidato del Frente de Todos: 80 por ciento de sus actividades tendrán lugar en el interior y el 20 por ciento en el conurbano bonaerense.

"La idea es salir a buscar el voto que no tenemos, el voto difícil, no perder el tiempo en los distritos donde estamos fuertes", explicaron en el comando de México 337, en el barrio de San Telmo, sede de las oficinas del precandidato a presidente. Después de pasar dos días en Córdoba, Alberto Fernández tiene previsto visitar Santa Fe, el fin de semana que viene, y regresar a Mendoza, donde estuvo a principios de mes.

Esos tres distritos, ubicados en el centro del país, suman más del 21 por ciento del padrón nacional y fueron escenario de derrotas del peronismo tanto en 2015 como en 2017. En la primera vuelta de 2015, el peronismo también perdió en San Luis y Entre Ríos, otros dos distritos que Alberto Fernández pretende visitar. La agenda también tiene confirmada una provincia peronista: la Rioja, donde el precandidato estará el martes.

Alberto Fernández, de campaña en Mendoza
Alberto Fernández, de campaña en Mendoza Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Aguilar

"Eso no quiere decir que no vaya a ir al conurbano, pero el mayor esfuerzo estará puesto en los viajes a las provincias", señalaron en el Frente de Todos, y destacaron que en lo que va del año el oficialismo perdió cuatro de las capitales provinciales que gobernaba: Santa Rosa, Santa Fe, Paraná y Córdoba.

En Córdoba, el precandidato a presidente llevó como refuerzo a Sergio Massa, que por primera vez hizo campaña fuera de la provincia de Buenos Aires. Postulante en territorio bonaerense, el jefe del Frente Renovador cumple un papel importante en la búsqueda del voto no polarizado, explican en el comando de la calle México. Es el electorado que lo apoyó en 2015, cuando obtuvo el 21,4 por ciento de los votos y quedó tercero en los comicios presidenciales. Por eso mismo, Massa estuvo ayer en Jujuy, el único distrito donde salió primero hace cuatro años.

En el conurbano

La búsqueda del "voto difícil" también marcará los pasos de Alberto Fernández en el conurbano. Allí privilegiará los distritos donde el Frente de Todos juega de visitante. El precandidato a presidente aprovechará ese itinerario para mostrarse con los "sin tierra", como le dicen a los postulantes de su espacio en los municipios donde gobierna Juntos por el Cambio.

Fernández estuvo esta semana con el precandidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la cabeza de lista de Diputados, Sergio Massa, e intendentes peronistas
Fernández estuvo esta semana con el precandidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la cabeza de lista de Diputados, Sergio Massa, e intendentes peronistas Fuente: Télam

La incursión en territorio enemigo tiene una lógica. Después de varias cumbres destinadas a ordenar el frente interno, Alberto Fernández entiende que le basta con montarse sobre la intención de voto que tienen en los distritos propios gobernadores e intendentes. El precandidato a presidente les dio un lugar de privilegio desde el inicio de la campaña y les propuso ser "socios" en un futuro gobierno peronista. Ahora confía en que le cuiden la boleta, como dijo el miércoles pasado, a la salida del encuentro que mantuvo con los jefes comunales de la provincia de Buenos Aires.

Otro punto en común de las recorridas en el interior y en el conurbano serán las visitas a fábricas y parques industriales. En el comando de la calle México entienden que es una forma de instalar la crisis económica en el centro de la discusión electoral. "El debate está entre los que quieren abrir las puertas de las fábricas y los que no", marcó la cancha Alberto Fernández anteayer, durante su visita a Córdoba.

Por: Gabriel Sued ADEMÁS

Dos países en pugna, en un final dramático

Macri y Fernández se disputan el voto de los dirigentes oscilantes

Segmentos e historias de vida, los secretos de la campaña Pro

Fuente de la noticia (La Nacion)